El bienestar del orden. Vaciar es Ordenar

VACIAR es BIENESTAR

Muchos de nosotros tenemos cierta tendencia a adquirir objetos, comprar y comprar cosas que no siempre necesitamos, y a la vez con el tiempo vamos desarrollando una incapacidad para descartar aquellos que se van juntando y ya no utilizamos. Nos llenamos de cosas que creemos que vamos a necesitar en algún momento aunque no sabemos cuándo. Incluso, muchas veces ni siquiera sabemos adónde las tenemos guardadas.

En nuestra casa hay ropa que ya no nos entra, zapatos pasados de moda, muebles que no guardan nada, papeles y diarios que “después vamos a leer” y otras cosas que ya no usamos hace tiempo. Nos llenamos de frases como “esto es muy bueno como para tirarlo”, “esta información es importante” o “esto más adelante me va a servir”.

A veces guardar un objeto tiene que ver con alguna “buena historia” de nuestro pasado. La pregunta sería si la observación de ese objeto nos da felicidad hoy o si nos ancla a un pasado en el que fuimos felices, y sólo lo conservamos porque nos recuerda aquellos tiempos y hoy tenemos miedo de no volver a disfrutar de un momento mejor en el futuro.

Descartar lo gastado, lo que perdió el color y el brillo, permite que entre lo nuevo o, simplemente, que nuestra mirada vea más espacio libre. Limpiar los cajones, los estantes, la piecita del fondo, el garage, nos desahoga, nos da amplitud visual.

Es bueno que los bienes circulen. Dar lo que ya no usamos más nos va a producir placer si pensamos que hay otra persona que sí lo necesita y que lo puede disfrutar tanto o más que nosotros, y nuestro objeto así sigue su camino en otras vidas, se transforma y, de alguna manera, nos trasciende.

Muchas veces cuando guardamos cosas, las ocultamos de nuestra vista, a veces las escondemos para que no se vean, y muchas veces las clasificamos, las ordenamos, perdemos mucho tiempo en esta actividad sin siquiera preguntarnos si tiene algún sentido personal conservarlas, si esa conexión con el objeto guardado es positiva para nosotros.

La propuesta, en estos tiempos de llenarnos de cosas, es “des-cargar” que no significa soltar solamente, sino quitar la carga que nos pesa, nos limita y nos detiene. Y entonces es útil preguntarnos cuál es el beneficio que obtenemos al estar cargados de cosas.

Vivir en espacios donde nos sentimos liberados, que nos dan bienestar y alegría es un objetivo fácil de cumplir si nos damos la oportunidad de quedarnos sólo con lo que nos sirve para ser felices.

Pensemos qué es lo que podemos hoy descolgar de nuestras perchas, sacar de nuestros cajones, de nuestra casa, de nuestro presente, para así poner más orden, más espacio, más luz y lograr por fin el bienestar en nuestras vidas.

Acerca de la Asociación Argentina de Counselors
La Asociación Argentina de Counselors (Consultores Psicológicos) nuclea a los profesionales de esta disciplina desde 1991 y obtuvo su Personería Jurídica como entidad civil sin fines de lucro en 1993. Los objetos de la Asociación son: Nuclear a los profesionales Counselors; Generar espacios de capacitación y actualización; Establecer las normas generales y el código de ética y velar por su fiel cumplimiento; Promover la realización de trabajos de investigación y su difusión; Establecer vínculos, suscribir acuerdos y convenios de cooperación con otras instituciones y organizaciones; Proporcionar asesoramiento profesional; Crear espacios para compartir experiencias profesionales y recreativas; y hacer del Counseling una acción preventiva, promotora del desarrollo y bienestar de las personas.

Acerca de la disciplina
La especificidad del Counseling es el desarrollo y el bienestar personal, su tarea de ayuda está dirigida a personas que necesitan un espacio de escucha y acompañamiento para comprender mejor sus problemas, tomar decisiones, o realizar cambios en algunos aspectos de sus vidas. El counseling viene a llenar parte de un vacío socio-cultural, como una oportunidad para el desarrollo de las potencialidades de la persona, para que estos puedan reconocer sus propios recursos internos.

Como abordaje, el Counseling no procura una cura, se corre del paradigma médico terapéutico; es una disciplina que interviene en el área de la promoción del desarrollo humano y el bienestar. Es decir, no actúa en campos donde ya existen otras profesiones que dispensan atención a personas afectadas por trastornos de la conducta o de la personalidad.

Se trata de una profesión que facilita, por medio de un proceso acotado en el tiempo y encuadrado en sus objetivos específicos, áreas y medios de intervención, un proceso de cambio a personas, parejas, familias y grupos. El profesional facilita la resolución de problemas, fomentando el desarrollo, el despliegue del potencial de la persona y el cambio, sin que esto implique una reestructuración de la personalidad.

Contacto:
Asociación Argentina de Counselors.
aac@aacounselors.org.ar
http://www.aacounselors.org.ar/

About Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar
This entry was posted in Moda & Fashion, Noticias. Bookmark the permalink.