“Persistencia de lo fatuo” Eduardo Sanguinetti, Filósofo, poeta y artista argentino

En este editorial, me abstengo de buscar un sentido de contrición a la existencia, se trata de un plano meramente humano sin la respuesta de trascendencia y sentido que se podría encontrar en la religión y las deidades a la carte. A través de mi agnosticismo humanista, solo deseo consumar el placer de imprimir en términos de mi propia experiencia, la realidad que me pertenece.
El hecho de preguntarnos día a día si tiene algún sentido simplemente actuar en el mundo nos lleva hacia el ‘absurdo’ y un misticismo bajo presión. Absurdo ante una falta de comprensión cabal del mundo que nos rodea en un punto extremadamente existencial y personal. Manifiesto que el hombre está dotado de una manía irreparable de buscarle un orden, un sentido a las cosas, origen del absurdo y del final de juego, donde comienzan a accionar los que huyen del planteo de preguntarse ¿qué hacemos aquí?… son los que han construido un mundo para pocos, juntando bibelots, son los parásitos colonizadores, que, cual bacterias de infecciones sintomáticas, en la ubicuidad de su ser y estar, lo degradan todo.
Estos infames plutócratas apestaron la vida de millones de personas, que se mueven afanosamente entre la sobrevivencia y el hastío: náufragos, que la miseria aplastante arrastra en la abominable persistencia de ya no reaccionar ante la desolación, cual itinerario de existencia en los bordes.
Con compasión enternecida y sarcasmo ocasional, no puedo dejar de decir que, detrás del espectáculo de una democracia fingida, lo que está instalado en el mundo, en realidad, es un poderoso deseo de control al pueblo. Noam Chomsky avizoró el porvenir, que es hoy, cuando dijo: “Los medios de comunicación son a la democracia lo que la propaganda es a la dictadura”.
La innegable revolución de las comunicaciones, a través de la Web, ha conectado a todas las naciones y a todos los servicios de inteligencia del planeta. Significa que el grupo dominantes multiplican su poder gracias a Internet, una instancia virtual de la que podemos desentrañar todo, pues ha sido una construcción absolutamente humana, devenida en dominar a una humanidad amancebada. Pero por otro lado, este proceso, esta misma revolución de la Web, que ha transformado la historia y la relación, ha permitido a millones de personas intercambiar conocimientos y datos alrededor de la Tierra. Mediante la transferencia lateral de la información y de datos, permitiéndonos informarnos y comprender cómo funciona el mundo, bajo la molienda infame de la manipulación y la adicción.

Insisto, esa transferencia lateral de información ha aumentado el conocimiento y, por lo tanto, el poder de millones de personas que en los últimos años han recibido la mayor educación política que haya habido nunca, permitiéndoles intentar comunicar ¿algo?, cual noticia del segundo, de todos con todos, nivelados en simulada igualdad, muchas veces ignorando que somos nada más que piezas de un ordenador madre, es decir fuego fatuo.

El universo de la Web, sin embargo, consiguió poner fin a la asimetría de la información, desde siempre manipulada por las corporaciones económico mediáticas que nos construyen la realidad y toman como presa al distraído ciudadano que sigue comprando los pasquines que mienten, estafan, roban voluntades. No olvidemos de que todo grupo mediático que tiene influencia total en el devenir de nuestras vidas y que la ha ejercido durante muchos años, no entrega información honesta, sólo notas faranduleras de causas judiciales que jamás sabemos cómo terminan y de jugadores de futbol, campeones construidos en las redacciones de estos medios, como Don Nadie que los elevan a símbolo, tendencia a seguir obligada para comunidades esclavizadas y asfixiadas en el pantanal de sus sobrevidas… sin embargo ¡Todo está bien!, dicen los plutócratas. ¡Todo va muy bien! ¡Todos los indigentes andan muy bien!

Hoy existen medios alternativos de comunicación, que las mayorías no leen ni escuchan, en los que los aparentemente más capacitados e informados escriben, siendo más creíble su información que los que lanzan las grandes empresas mediáticas y el Estado. Muchos de estos periodistas han sido comprados o amedrentados, pues su escritura ya no es la misma, han puesto paños fríos a las denuncias, devenidas en suaves descripciones de realidades fraguadas. La cobardía y el dinero impusieron criterio… no se termina nunca de cavar en la podredumbre humana.
La ambición mediática, al no poder afiliarse a un ideal o una ideología política, sin causas éticas que defender, ni demandas sociales que satisfacer, va por acumular dividendos cuantiosos… mercenarios infiltrados en estas corporaciones económicas, hacen y deshacen la vida de los pueblos, ¿caben dudas?… tantos nombres para dar, tantos… lo dejo para lanzarlos en el momento preciso en que la crisis ya instalada, sea irrefrenable, no falta demasiado.
Infinidad de ciudadanos de las más diversas latitudes, desde las redes sociales, denuncian el espionaje y el control ejercidos por el Estado, pero sin embargo son muy pocos los ciudadanos que critican la vigilancia ejercida por las empresas privadas. Y no dudo que es tan peligrosa esta como la de los estados, pues no cabe duda de que no haya diferencia entre el Estado y las grandes empresas o corporaciones. Están unidos por los mismos intereses de poder y sojuzgamiento de los pueblos… lástima que no caen en la cuenta de que están unidos en un destino fraguado en usinas de inteligencia.

Los que sobrevivimos en Argentina, gobernada por incapaces, insensibles, mentirosos, blindados cobardes sin tierra, excluyentes y empleados de las bancas poderosas del denominado primer mundo, somos invencibles, héroes del tercer milenio, ¿cabe alguna duda?

Y me pregunto, en el puntual caso de Argentina, gobernada por Macri “el increíble desfachatado”, superstar de lo fatuo, figura estelar del punto G-20, con primera dama como rutina habitual de hacer turismo, con fines difusos… no dudo, la artista Rihanna hubiera sumado a la presencia de Macri, cual contragolpe constitutivo de discontinuidad, ¿si es neoliberal? porque no promociona el consumo, una práctica usual de esta tendencia criminal… ¿curioso?… ¿será un capricho megalómano de este presidente y no un intento reflexivo del improvisado Durán Barba, asesor ecuatoriano de offshore y sus sombras? Contratiempos previsibles, que no impedirán encontrar algún estímulo maníaco en las palabras de Hegel: ” Si la realidad es inconcebible, será preciso que forjemos conceptos inconcebibles”, estas palabras las aplico e intento legitimarlas, sería trascendente que quienes coincidan con mis ideas e ideales, las apliquen.
No caen en la cuenta que la denominada “clase política” involucionó a una casta de funcionarios neo-plutócratas burgueses, que no tienen idea de donde viene ni adónde van, moviéndose en un magistral juego de deconstrucción, se encierran los sueños de los unos en los otros y se mezcla con pérfida habilidad las pesadillas de un mundo podrido y la cortesía hipócrita de un presente apocalíptico.

Todos los que cumplen los mismos roles en aparentes diferentes espacios, pero que en definitiva son una unidad, donde cada uno protege al otro, se blindan, escondiendo sus pactos de pedófilos, estafadores y proxenetas del tercer milenio matrix, en su totalidad y consecuencias, no responde a ninguna necesidad psicológica, moral, política, sociológica o de otro tipo. No son nada más que peones en un conjunto autónomo, al margen del mundo real, y sus roles se reducen a funciones de escribas fraudulentos, en el relato de la vida de este tiempo… sin tiempo.

Y el relato está constantemente interrumpido, desordenado y dejado en suspenso. La realidad de hoy está compuesta por una sucesión de episodios más o menos autónomos, que no tienen entre ellos otras relaciones que la identidad de grupos corporacionistas que dicen representarnos… y la analogía de la estructura dramática, no puede ni debe hacernos olvidar que, a pesar de los pactos de la ética predicadora con lo social vivido, continúa estando cimentado sobre hipocresías institucionalizadas (ejército, religión, finanzas y todo lo que sigue)… he llegado al núcleo, sin ponderar los “obstáculos epistemológicos”, que planteo todo desarreglo de las rutinas ridículas promovidas a certezas en comportamientos de existencia.

Pues una crítica atenta e informada de las filiaciones y rupturas, de los que nos enfrentamos al núcleo constitutivo del pantanal en que nos han instalado silenciándonos violentamente; al tan mentado “sentido común”, tan publicitado en Argentina por la fauna mediática de los Novaresio, Abraham, Fabbiani, Majul, Hadad, Legrand, Longobardi, Feinmann, Leucos, Darín, Campanella, el simpático Lanata y demás pintorescos personajes, burócratas de lo mediático, que con sus herramientas rudimentarias y magros medios dejan bien justificado su des-hacer… accionando en desmedro de la construcción de quienes desde la verdad y la libertad de saber que todo es una simulación de simulacros, persistimos en develar y llamar a las cosas por su nombre.

Acordando entre bambalinas, vodevilles y camarines los mercenarios de medios, por orden y decisión de funcionarios improvisados, con las chicas siempre bonitas: “bagatelas de ocasión”, que deberán alentar la libido de una comunidad, “celebrities inventadas” que instalarán en portadas de los pasquines Caras, Hola, Papparazzi y Gente, con logística de la corporación Clarín y el profetismo ‘new age’ ‘snob’ de diario La Nación: el anatema situacionista del espectáculo de estos medios, siempre aferrados a sus activos incorpóreos, donde nada trascendente se logra a destiempo, logocracia que prima en el desprestigio de la legítima inteligencia, hoy en exilio involuntario. “Ellos mandan hoy… porque tú obedeces”, Albert Camus.

About Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar
This entry was posted in Noticias, Política and tagged . Bookmark the permalink.