Crisis Argentina: Reforma tributaria será enviado este lunes a la Cámara de Diputados

El proyecto de reforma tributaria será enviado este lunes a la Cámara de Diputados, pese a que todavía no se selló un acuerdo con los gobernadores.

Si bien no están cerradas las negociaciones con los mandatarios provinciales, el Gobierno confía en que sólo falta “afinar la letra chica” para que ello se pueda concretar.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó la semana pasada, tras una reunión en la Casa Rosada con los mandatarios provinciales, que la iniciativa ya tiene forma y que la idea es que ingrese este lunes al Congreso para iniciar un proceso de debate a libro abierto.

El secretario de Interior, Sebastián García de Luca, consideró que hay consenso respecto de “los grandes objetivos” y argumentó que “están claros los tres ejes, que son ir hacia un esquema gradual de ordenamiento fiscal, la reducción de la presión fiscal y la discusión del fondo del conurbano”.

La reunión realizada días atrás entre el presidente Mauricio Macri y los gobernadores pasó a un cuarto intermedio para que las provincias pudieran analizar las características de la propuesta oficial.

Según lo estipulado, las partes retomarán el diálogo en encuentro que se llevará a cabo el jueves.

De cara a esa nueva reunión, Macri subrayó: “El jueves de la semana que viene nos vamos a volver a sentar alrededor de una mesa, como lo hicimos desde el inicio de la gestión, para seguir avanzando”.

“Con honestidad y rigor técnico, sin perjudicar a nadie pero convencidos de que hay cosas que se tienen que resolver”, consideró.

Luego del último encuentro en la Casa Rosada, Dujovne explicó que la propuesta que ingresará a la Cámara baja tendrá incorporados algunos cambios a pedido de los mandatarios provinciales, como por ejemplo la marcha atrás en los nuevos gravámenes pautados para el vino, espumantes y la cerveza.

Entre los aspectos principales de la reforma tributaria se encuentra una baja en las contribuciones patronales; la eliminación de impuestos internos a la venta de celulares, televisores, monitores y artículos eléctricos en general, a los autos y motos de gama media.

También prevé una reducción de la alícuota del impuesto a las Ganancias para utilidades no distribuidas de las empresas; cambios en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y a los créditos y débitos bancarios y la aplicación de una alícuota del 15% sobre ganancias de títulos en moneda extranjera o indexados.

En tanto, se eliminará el impuesto a la Transferencia de inmuebles y se incorporará una alícuota del 15% a la venta de la segunda vivienda sobre la diferencia con el precio de compra.


“La reforma tributaria debe hacerse con gradualismo”

Así lo afirmó Daniel Funes de Rioja, titular de COPAL, durante la apertura de la Tercera Jornada Nacional de Alimentos y Bebidas, que tuvo lugar en el marco de Aliment.AR. “Todos tenemos que ceder algo, como dijo el presidente”, agregó.

La última jornada de Aliment.AR arrancó con un encuentro que juntó a los distintos representantes empresariales de la industria alimenticia. La apertura de la Tercera Jornada Anual de Alimentos y Bebidas, organizada por COPAL, estuvo a cargo de su titular, Daniel Funes de Rioja, quien se refirió a la actualidad del sector, los desafíos de cara al futuro y los puntos más calientes de la reforma tributaria impulsada por el Gobierno.

“Creemos que debe hacerse con el mismo gradualismo con el que se han venido tomado muchas medidas en estos dos años”, señaló el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL). Actualmente la presión tributaria en el rubro alimentos ronda el 40%, mientras que para las bebidas crece hasta el 50%, un costo que termina pagando el y que incide directamente en la competitividad. “Si se apunta a una reducción de los impuestos, no puede ser que a la industria alimenticia, y particularmente las economías regionales, les termine saliendo más caro que la que pagaban al inicio”, comenta.

En ese sentido, Funes de Rioja también mostró su desacuerdo en diferenciar alimentos saludables entre otros que no lo son y castigarlos fiscalmente: “No creemos en la tributación para penalizar un consumo”. Sin embargo, también manifestó su coincidencia total con el mensaje que brindó el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante su discurso en el CCK la semana pasada. “Todos tenemos que ceder, como dijo el Presidente. Pero no se trata de ceder para perder competitividad, sino para ganarla. Creemos en el diálogo y en la oportunidad que tiene la Argentina por delante”, aseguró.

Durante su exposición, el titular de Copal se esperanzó con un trabajo conjunto entre los sectores público y privado, que pueda permitir duplicar las ventas al exterior y poder así convertirse en el “supermercado del mundo”. La industria alimenticia argentina exporta en la actualidad a más de 180 destinos, de los cuales apenas 10 mercados se llevan el 50% del total. “En el 2011, llegamos a exportar 30.000 millones de dólares en alimentos procesados. Hoy estamos en 25.000, y esa caida de 4.000 pico le pega muy fuerte fundamentalmente a las economías regionales”, señala el empresario.

Con el objetivo de revertir esa tendencia y realizar un diagnóstico sobre la actualidad del sector se realiza la Jornada Anual de Alimentos y Bebida, que en esta oportunidad tuvo lugar en el domo de Tecnópolis. “Una vez por año motorizamos este espacio de reflexión al interior de la industria, donde se analiza y debate los principales desafios que enfrentamos a mediano y largo plazo”, revela Funes de Rioja. Cómo se integran las cadenas de valor, las dificultades logisticas y de infraestructura, cuáles son los temas laborales más importantes y dónde se encuentran los mejores nichos para la oferta exportable argentina, son algunos de los temas que se trataron durante el encuentro.

“Para un desarrollo sustentable y equitativo, Argentina tiene que estar integrada y lograr un desarrollo armónico. Necesitamos generar mayor competitividad, condiciones para generar trabajo y una apertura de mercados inteligente”, considera el también vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). Allí destacó también la importancia de una exposición como Aliment.AR, que permite contactar a las pequeñas y medianas empresas con el resto del mundo, permitiéndoles competir con los grandes jugadores del mercado.

“Por ser la primera edición ha tenido un arranque fenomenal. Solamente en los primeros dos días hubo operaciones por más de 150 millones de dólares”, afirma Funes de Rioja. “Recorriendo los diversos stands se puede ver el entusiasmo de los productores, particularmente de las Pymes, que es verdaderamenta llamativo. Creo que hay una presencia mayor a la que esperaba para un estreno, que seguramente se irá mejorando cada vez más porque está industria tiene un futuro indiscutible”, finaliza.

Bookmark and Share

Palermonline

Palermonline Noticias [email protected]