Llegan las vacaciones: ¿Relax o estrés?

En esta época del año empezamos a darle forma a proyectos de vacaciones que comenzaron casi al terminar las pasadas o, a veces, antes. Podríamos pensar que el sólo hecho de imaginar lo que haremos en esos días debería resultar relajante, pero no siempre es así, el ser humano muchas veces tiene comportamientos paradojales.

Lejos de esa situación ideal, planificar el supuesto descanso anual suele venir de la mano de ansiedades, tensiones, conflictos de pareja, familiares y laborales. Requiere un esfuerzo considerable coordinar las fechas posibles con la pareja, colegios, obligaciones, ofertas turísticas y otras cuestiones particulares. Eso sin contar las diferencias en gustos, preferencias y expectativas de cada uno de los involucrados.

En el ámbito laboral
En las organizaciones, el último trimestre del año puede venir sobrecargado con la necesidad de recuperar indicadores atrasados, evaluaciones de desempeño, cierres administrativos anuales, sumado a las fiestas y eventos de fin de año, etc., etc. En la definición de las vacaciones se juegan lealtades, simpatías y antipatías, pases de facturas y demás, que pueden incrementar más aún las tensiones. Como si fuera poco es el momento de planificar el primer trimestre del año siguiente para hacer frente la situación típica de: personal de vacaciones + proveedores de vacaciones = “la tormenta perfecta”.

Para descomprimir de alguna manera este globo de ansiedades la organización puede tener en cuenta algunas cuestiones como:

· Tener una política muy clara y equitativa respecto a las licencias y que ésta sea fácilmente accesible a todos sus miembros.
· Permitir a los empleados organizarse internamente y participar activamente, por ejemplo, de la coordinación de los reemplazos para que no queden tareas pendientes o aparezcan disrupciones en los procesos durante ese período.
· Evaluar la oportunidad de tomar personal temporario para cubrir algunas posiciones, si fuera necesario.
· Y si se considera más en profundidad, para transitar este período sin mayores problemas es conveniente tener trabajados los estilos de liderazgo y la cultura organizacional, componentes claves de un buen clima laboral.

En el plano personal e individual

Volviendo al plano individual, analizar lo que nos proponemos hacer en esos días diferentes nos puede brindar mucha información sobre nosotros mismos y cómo estamos viviendo nuestra vida. Podría ser útil examinar lo que nos pasa y preguntarnos, por ejemplo:

· ¿La decisión sobre las actividades vacacionales las tomo siguiendo lo que hace “todo el mundo”, por lo que “se hace” en vacaciones o busco conocer cosas nuevas, enriquecer y ampliar mi experiencia?
· ¿Aprovechamos estos días para estar más tiempo juntos, encontrarnos y compartir momentos que la rutina no nos permite o cambiamos la rutina del trabajo por la de las vacaciones para seguir desencontrados?

El counseling resulta un aliado muy importante tanto para facilitar espacios de reflexión sobre las cuestiones personales individuales, de pareja y familiares, así como los temas organizacionales, para que todo fluya más naturalmente, con menos estrés y mayor disfrute.

Por Guillermo Martín, Asociación Argentina de Counselors

Acerca de la Asociación Argentina de Counselors

La Asociación Argentina de Counselors (Consultores Psicológicos) nuclea a los profesionales de esta disciplina desde 1991 y obtuvo su Personería Jurídica como entidad civil sin fines de lucro en 1993. Los objetos de la Asociación son: Nuclear a los profesionales Counselors; Generar espacios de capacitación y actualización; Establecer las normas generales y el código de ética y velar por su fiel cumplimiento; Promover la realización de trabajos de investigación y su difusión; Establecer vínculos, suscribir acuerdos y convenios de cooperación con otras instituciones y organizaciones; Proporcionar asesoramiento profesional; Crear espacios para compartir experiencias profesionales y recreativas; y hacer del Counseling una acción preventiva, promotora del desarrollo y bienestar de las personas.

Acerca de la disciplina

La especificidad del Counseling es el desarrollo y el bienestar personal, su tarea de ayuda está dirigida a personas que necesitan un espacio de escucha y acompañamiento para comprender mejor sus problemas, tomar decisiones, o realizar cambios en algunos aspectos de sus vidas. El counseling viene a llenar parte de un vacío socio-cultural, como una oportunidad para el desarrollo de las potencialidades de la persona, para que estos puedan reconocer sus propios recursos internos.

Como abordaje, el Counseling no procura una cura, se corre del paradigma médico terapéutico; es una disciplina que interviene en el área de la promoción del desarrollo humano y el bienestar. Es decir, no actúa en campos donde ya existen otras profesiones que dispensan atención a personas afectadas por trastornos de la conducta o de la personalidad.

Se trata de una profesión que facilita, por medio de un proceso acotado en el tiempo y encuadrado en sus objetivos específicos, áreas y medios de intervención, un proceso de cambio a personas, parejas, familias y grupos. El profesional facilita la resolución de problemas, fomentando el desarrollo, el despliegue del potencial de la persona y el cambio, sin que esto implique una reestructuración de la personalidad.

Contacto:

Asociación Argentina de Counselors.

[email protected]

Bookmark and Share

Palermonline

Palermonline Noticias [email protected]