Medicina alternativa: la miel

Por Tanja Hirschsteiner, autora del libro Remedios Naturales. Secretos de la medicina alternativa de Editorial Albatros

Agotamiento físico y mental
La miel es un excelente tónico y energizante. Fortalece a aquellas personas que se encuentran agotadas, que sufren fatiga crónica o carecen de vigor. Un tratamiento con miel permite recuperar con gran rapidez la energía del paciente luego de una operación quirúrgica o una enfermedad prolongada. Los azúcares simples (monosacáridos) presentes
son una fuente inmediata de energía para el organismo ya que son absorbidos de manera directa por la sangre en su forma original Otros ingredientes activos proporcionan una energía estable luego del primer golpe de energía.
En caso de sentirse débil y agotado, al igual que luego de una operación quirúrgica o una enfermedad prolongada, ingerir cuatro o más cucharaditas de miel en forma diaria hasta sentirse mejor. El eucalipto, el brezo, la menta y la mezcla de mieles florales son los mejores. En casos leves, una cucharadita cada mañana y cada noche es suficiente.

Función cardíaca reducida
La miel también posee un efecto fortificante y curativo sobre el corazón. Aumenta la circulación sanguínea a los vasos coronarios que transportan oxígeno y nutrientes al corazón. Proporciona acetilcolina que, a su vez, mejora el funcionamiento del corazón. Esto la convierte en un alimento en especial beneficioso para aquellas personas cuya
función cardíaca se ve reducida debido al envejecimiento, a una enfermedad prolongada o al tabaquismo. La miel es además un tónico ideal para los ancianos.
Para efectuar el tratamiento, ingerir cuatro o más cucharaditas en forma diaria durante tres semanas. Si es posible, utilizar miel preparada con el néctar de las flores del espino. El eucalipto, el brezo, la menta o una mezcla
de miel floral también son muy buenos. Luego de tres semanas, puede reducirse la dosis a una cucharadita por la mañana y otra por la noche.

Insomnio y falta de concentración
Las personas que con frecuencia se sienten irritadas, agotadas o estresadas y que sufren de insomnio o falta de concentración pueden obtener beneficios de la miel. Proporciona calcio, fósforo, magnesio y las “vitaminas nerviosas” del grupo B al organismo, que poseen un efecto relajante sobre el sistema nervioso.
• Nerviosismo
Beber dos o tres tazas calmantes por día. Agregar una cucharadita de miel por taza. La miel de manzanilla o de naranja son las mejores.
• Insomnio
Preparar una infusión calmante que promueva el sueño y agregar una cucharadita de miel, preferentemente de tilo, melisa o miel de naranja.
Beber una o dos tazas media hora antes de ir a dormir.

Bookmark and Share

Palermonline

Palermonline Noticias [email protected]