Violento ataque de homofobia en el Mc Donalds de Av. Córdoba 3188

En la primera foto estabamos esperando la comida felices luego de una noche muy divertida. En la segunda foto mi mejor amigo después de haber sido atacado por un grupo de 7 heteros envalentonados y con ganas de palear putos.

Ayer atacaron en grupo a Jonathan por ser gay en la puerta de un Mc Donald’s hasta desfigurarlo (Sí, ayer, no en el siglo XIX). Hoy a las 20 nos reunimos para que los violentos sepan que estamos unidos. Qué bronca todos los putos famosos que no tienen tiempo de hacer eco de un acto de homofobia en Palermo pero sí de subir pelotudeces 24/7.

Secretaría DDHH
@SDHArgentina

Repudiamos enérgicamente el violento ataque sufrido por @justin_uriel, jugador del club de rugby de diversidad sexual @CiervosPampas. Nos hemos puesto a disposición de su familia y el club. Esperamos rápida y contundente intervención de la justicia.

Este viernes por la madrugada, esdecir el 1 de Diciembre, en el barrio de Palermo (Comuna 14) un grupo de siete jóvenes amenazó de muerte y agredió a golpes de puño en un ataque homofóbico a Jonathan Uriel Castellari, de 25 años, miembro de Ciervos Pampas, un equipo de rugby por la inclusión. Por las lesiones debió ser internado en el Sanatorio Güemes.

Jonathan estaba con su compañero Sebastián Sierra al momento de ser agredido. Ambos querían desayunar luego de haber ido a bailar en la noche de jueves. El hecho se dio el viernes pasadas las seis la mañana en el estacionamiento del local de comidas rápidas de la avenida Córdoba 3188, casi esquina Medrano.

“Estábamos esperando nuestro pedido, haciéndonos chistes, riéndonos de lo sucedido durante la noche. En ese momento entró un grupo de siete chicos, de contextura grande, y notamos que estaban alcoholizados. Nos miraban, hacían chistes, se reían de nosotros. Fue ahí cuando decidimos salir con Jonathan a fumar un cigarrillo y esperar que se fueran. Él salió primero y vi que uno de estos pibes lo abrazó y se lo llevó. Instantáneamente se metieron los demás a pegarle. Le pegaron mucho. Quise pararlos y no pude. Ligué yo también, pero nada en comparación a lo que sufrió Jonathan. Cuando lo soltaron lo agarré como pude y justo una enfermera del Sanatorio Güemes (está a dos cuadras del local) estaba tomando un café y le dio los primeros auxilios”, dijo a la prensa Sebastián.

“Yo vi desde adentro que algo estaba pasando y cuando salí salió el resto del grupo y le empezaron a pegar y a decir puto y un montón de insultos homofóbicos. Intenté defenderlo pero no pude, después lo soltaron”, dijo Sebastián. “Él está dolido, muy dolido y los dolores no son solo de los golpes. Necesitamos que esto se difunda lo más posible, no puede seguir pasando”.

El club de rugby se expresó a través de un comunicado público: “Queremos comunicarles la desagradable noticia de que a la madrugada de hoy, 1ro de Diciembre, Jonathan Castellari uno de nuestros jugadores y colaborador del área de comunicación, sufrió un violento ataque de homofobia en el Mc Donalds de Av. Córdoba 3188. Jonny se encontraba con su amigo Seba en la fila esperando su pedido, cuando un grupo de siete varones ingresó al local y empezaron a burlarse de ambos por ser homosexuales, para evitar confrontarlos Jonny salió al estacionamiento a fumar un cigarrillo y esperar que a que el grupo de homófobos se retirara, pero en cambio, uno lo fue siguiendo aprovechando que estaba solo, lo abrazo y lo alejó del local, y los otros 7 fueron por atrás y comenzaron a golpearlo al grito de “puto” y demás insultos hasta dejarlo tirado bañado en sangre. Una enfermera que se encontraba en el local le dio los primeros auxilios y junto a Seba, su amigo lo llevaron al sanatorio Güemes donde se encuentra internado y recibiendo atención médica”.

Según se supo durante la tarde, el joven trabaja en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el área del subte. Al enterarse de lo sucedido, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, repudió el hecho: “No podemos hacer la vista a un lado ante la discriminación y el odio”.

Esta semana la Fiscalía General de la Ciudad de Buenos Aires había informado que un cuarto de todas las denuncias por discriminación se concentran en el barrio de Palermo y en Balvanera (Comuna 3).

María Rachid‏
@mariarachid
Ya están todas las denuncias en marcha y pedidas las cámaras de seguridad de la zona.

Bookmark and Share

Palermonline

Palermonline Noticias [email protected]