Semillero Boca Juniors, Histórico Campeón invicto en su categoría inicial 2010

Mientras el primer equipo defiende la punta del torneo que lo consagró como el mejor de Argentina hace pocos meses, el xeneise también vive horas de gloria en su fábrica de jugadores: una brillante categoría 2010 logró por primera vez en la historia el título de la Liga Metropolitana de fútbol durante su primer año de formación.

El plantel dirigido técnicamente por Roberto Madoery, acompañado por la atenta mirada del maestro captador Ramón Maddoni alzó el trofeo invicto este fin de semana, una fecha antes del cierre del certamen, luego de derrotar a Velez A por 2 a 0 en un encuentro disputado en la Villa Olímpica de los de Liniers.

El flamante e histórico campeón ostenta estadísticas soñadas: jugó 18 partidos, ganó 14 y empató cuatro, con 39 goles a favor y sin goles en contra. Con un planteo muy ofensivo (4-3-3), con arqueros seguros, defensores técnicos y aguerridos de los que no abundan, con mediocampistas de quite y juego y con delanteros rápidos, versátiles y efectivos, el equipo logró tener la valla menos vencida, ser el equipo más goleador del torneo y mostrar un fútbol de galera y bastón que asombra a propios y ajenos.

El grupo está conformado por treinta jugadores que superaron innumerables pruebas y filtros durante los últimos dos años, dejando atrás a miles de chicos de todo el país que buscaban un lugar en el semillero de una de las instituciones más importantes del mundo.

Con ojo clínico, descubriendo puestos, trabajando la técnica y los fundamentos de este deporte, pero, por sobre todas las cosas, entregando los valores fundamentales de la vida, Madoery y Maddoni lograron escribir una nueva página en la historia del fútbol infantil del club de la ribera.

Los formadores están acompañados por un nutrido equipo de profesionales encabezados por el Coordinador General de las divisiones inferiores, Claudio Vivas, el Coordinador de fútbol infantil, José Malleo, el Coordinador de Preparadores físicos, Oscar Aquino, , el Preparador físico Mauro Rodota, el entrenador de arqueros, Federico Badía y el ayudante técnico, Sebastián Bruno

Con el trabajo conjunto de todos ellos, es la primera vez que una categoría de Boca alcanza la gloria en su primer año de formación. Y ese no es un dato menor, por todo lo que implica elegir jugadores entre miles, consolidar un grupo, conformar el 11 inicial, disciplinarlos dentro y fuera de la cancha, inculcarles movimientos técnicos y tácticos, enseñarles a ganar sin perder de vista su esencia y comenzar a formarlos en el famoso “mundo boca”.

Al respecto, Roberto Madoery destacó que “es una categoría con un nivel de jugadores muy poco habitual para su edad” y agregó que “puesto por puesto se lograron ensamblar piezas individuales que conformaron un esquema de juego muy sincronizado, alcanzando, por momentos, un nivel superlativo”.

Sin embargo, el camino no ha sido fácil porque Boca es Boca desde los orígenes de sus jugadores, y los pequeños campeones tuvieron que enfrentar los mismos obstáculos que desandan Cardona, Pavón, Gago, Benedetto o, más atrás, Riquelme, Guillermo y el propio Maradona, por citar algunos, porque con frases como “a Boca todos les quieren ganar” o “hay que ser siempre protagonistas”, los talentosos jugadores de tan sólo 7 años debieron entender que “esto es Boca”. Y si…si… lo hicieron…

Por estos días, la mítica bombonera los recibirá para dar su primera vuelta olímpica en uno de los templos del fútbol mundial…entendiendo la importancia de disfrutar el camino hacia los sueños.

En definitiva, el mundo del futbol infantil se pone hoy de pie ante este equipo de pequeños gigantes que, junto a sus reconocidos formadores, entendió que la gloria es el resultado del trabajo y que la historia se escribe desde abajo…

Sin más, el mundo xeneise puede descansar tranquilo….porque hay presente…y…hay futuro…

Bookmark and Share

Palermonline

Palermonline Noticias [email protected]