Warhol y Que culpa tiene el Tomate: La nueva guerra sin cuartel entre el Gobierno y el sector productivo. Fin del amor

La alarma que se encendió en el sector industrial y productivo cuando se enteraron que 44.000 toneladas unas 10.000 latitas listas para el consumo vienen desde Italia como producto de consumo final directo a las gondolas Argentinas, hizo estallar los Watsup de toda la cadena de producción del tomate, los propios empresarios liberales de salón, tienen de su propia medicina teórica. La UIA confecciona un informe detallado con los datos para contrarrestar las estadísticas citadas por el ministro Francisco Cabrera. Enfrentamiento entre industriales y Gobierno por el ingreso de tomates al país.

El ministro de la Producción de la Nación, Francisco Cabrera, quien sostuvo que “importamos mucho. No, Exportamos poco”, además de tildar de ‘llorones” a los empresarios locales, no contribuyó en absoluto a llegar a un buen entendimiento con la UIA. Desde la entidad industrial se insitió además que “el ministro no tiene idea de lo que está pasando en distintos sectores de la industria donde en el último año se perdieron unos 68.000 puestos de trabajo y hay economías regionales que están muy afectadas. Por ejemplo la del tomate, donde llegó a decir, mostrando una falta absoluta de conocimiento, que el problema del aumento de las importaciones de tomate al natural se debe a que la lata es muy cara. Pero no sabe que hay empresas locales que invirtieron millones de dólares para producir las latas para envasar el tomate al natural”.

QUE CULPA TIENE EL TOMATE

Una canción revolucionaria muy popular durante la guerra civil española defendía ya entonces la inocencia de las hortalizas. «Qué culpa tiene el tomate / que está tranquilo en la mata / y viene un hijo de puta / y lo mete en una lata / y lo manda pa Caracas». La copla, recuperada en los turbulentos años 70 por el grupo chileno Quilapayún, era una proclama, expuesta con descarnado extremismo, contra los ricos propietarios de la tierra que explotaban a los trabajadores del campo, hoy son los empresarios de la UIA los que están a todo rítmo con Quilapayún, la cantan y la cantan y la van a seguir cantando, desdelassegundas líneas del Gobierno de Macri hablan que los de la UIA la van a seguir “chupando”, es que cantar y chupar puede llegar a ser divertido.

El nombre proviene de tomatll, en la lengua azteca náhuatl. Apareció por primera vez en la impresión en 1595.. El origen del género Solanum se localiza en la región andina que se extiende desde el sur de Colombia hasta el norte de Chile. La planta fue llevada por los distintos pobladores de un extremo a otro, extendiéndose por todo el continente. El tomate fue introducido en Europa en el siglo XVI. Al principio, se cultivaba solo como planta de adorno. A partir de 1900, se extendió el cultivo como alimento humano. Actualmente el tomate se cultiva en todo el mundo.

La especie es originaria de Mesoamérica, de donde los registros históricos indican que su nombre original en nahuatl es tomātl, que significa gordura de agua Tomohuac=Gordura y atl=agua. Pasó al español como “tomate”. Aunque no existen registros, se dice que en la época prehispánica el nombre tomate se refería únicamente al tomatillo, y jitomate al tomate rojo. Se especula que los españoles al llegar a América exportaron el cultivo del jitomate al resto del mundo llamándolo simplemente “tomate”, por lo que ese nombre se fue utilizando de forma casi única para el tomate rojo (aunque también el tomate verde llegó a otros países). Esta historia podría explicar el hecho de que en el centro de México le llaman jitomates a los tomates rojos.

Solanum lycopersicum, conocido comúnmente como tomate, tomatera o jitomate, es una especie de planta herbácea del género Solanum de la familia Solanaceae; es nativa de Centro y Sudamérica y su uso como comida se habría originado en México hace unos 2500 años. El nombre proviene de la palabra náhuatl tomatl.

Es cultivada en el mundo entero para su consumo tanto fresco como procesado de diferentes modos (salsa, puré, zumo, deshidratado, enlatado).

Planta herbácea anual o perenne. Tallo erguido y cilíndrico en planta joven, a medida que ésta crece, el tallo cae y se vuelve anguloso, presenta vellosidades en la mayor parte de sus órganos y glándulas que segregan una sustancia de color verde aromática, puede llegar a medir hasta 2.50 m, ramifica de forma abundante y tiene yemas axilares. Si al final del crecimiento todas las ramificaciones exhiben yemas reproductivas, estas se clasifican como de crecimiento determinado y si terminan con yemas vegetativas, son de crecimiento indeterminado.

Es una planta de clima cálido, para el tomate, las temperaturas óptimas según el ciclo de vida son: temperaturas nocturnas entre 15 y 18 ºC, temperaturas diurnas 24 a 25 ºC, con temperatura ideal en la floración de 21 ºC. El tomate es clasificado dentro de las hortalizas tolerantes al calor, temperaturas menores de 8 ºC detienen su crecimiento. La planta de tomate se desarrolla mejor con alta intensidad luminosa. La exigencia del tomate en cuanto a la humedad del suelo es media, el exceso de humedad provoca la el ataque de diferentes patógenos, además influye en el crecimiento de los tejidos, transpiración, fecundación de las flores y desarrollo de las enfermedades criptogámicas. Por otro lado, humedad relativa inferiores al 60 –65% causa la desecación del polen.

El tomate es un alimento con escasa cantidad de calorías. De hecho, 100 gramos de tomate aportan solamente 18 kcal. La mayor parte de su peso es agua y el segundo constituyente en importancia son los hidratos de carbono. Contiene azúcares simples que le confieren un ligero sabor dulce y algunos ácidos orgánicos que le otorgan el sabor ácido característico. El tomate es una fuente importante de ciertos minerales (como el potasio y el magnesio). De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5 y la C. Presenta también carotenoides como el licopeno (pigmento que da el color rojo característico al tomate). La vitamina C y el licopeno son antioxidantes con una función protectora del organismo humano. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C. En la tabla de la derecha se provee información sobre los principales constituyentes nutritivos del tomate.

CASO DE EXITO
A finales de los años cincuenta y durante la década siguiente, fueron varios los aristas que insertaron en sus cuadros objetos de consumo cotidiano, corrientes y vulgares, algunos de mal gusto (kitsch). Crearon una nueva iconologia, amplísima y heterogénea, que abarca desde una gallina disecada hasta el mito de Marilyn Monroe. Pasando por las botellas de Coca-Cola- una cama, los cómics o anuncios publicitarios. Esta nueva figuración rompía con el modo de hacer del informalismo, movimiento dominante en Norteamérica y Europa en los años cincuenta.

Su éxito erigió a los Estados Unidos como líder en el campo de las artes visuales. Su recuperación de objetos triviales, intranscendentes y antitéticos la vinculó al dadaísmo de Duchamp («ready-made»), pintor considerado como antiartista.

La lata de sopa Campbell es una de las imágenes más reconocidas por cualquier americano, algo tan vulgar, como pueden ser en nuestra sociedad, los Chupa- Chups, los envases de Cola-Cao o las latas de anchoas. El envase es presentado frontalmente para que sea bien visible el logotipo de su empresa. La obra sugiere una uniformidad mecánica que se repite en los miles de casas que tienen un objeto similar, una representación banal y cotidiana del espíritu de nuestro tiempo. La apariencia similar al dibujo de reproducciones publicitarias, incluso de apariencias fotográficas no molestan al pintor, que pretende provocar e incluso ridiculizar la sociedad de consumo americana.

Warhol rechaza el modo de vida noaeamericano, esteriotipado y angustiado, estimulado a partir de eslógans visuales. En la sociedad de consumo, las cosas-objeto se han convenido en protagonistas, mientras que las personas sufren una progresiva deshumanización.

Aspectos técnicos y estilísticos:
Los artistas del Pop- Art plasman en sus cuadros estos objetos devoradores de la individualiclad. Evidencian el problema de la incomunicación en la socieclad tecnológica desarrollada y la falta de conciencia en el entramado social. En sus composiciones domina la reiteración compulsiva de la imagen. En algunas escenas de gran violencia, denuncian el malestar de la sociedad actual.

Al plasmar mitos sociales, desmitifican tanto la civilización postindustrial, pragmática y opulenta, como la tradicional obra de arte, cuyo contenido ahora es fácil y trivial. El arte también se consume. No se trata de un arte original ni revolucionario. Los cuadros resultan frios, distantes y muestran la no creatividad de la masa, aglomerada en las ciudades. Es un arte asimilado por la sociedad y por quien la domina.

HOY LA UIA COCINA
SALSA DE TOMATE A LA MACRI

Ingredientes

2 Latas de tomates importadas de Italia
2 dientes de ajo de Bolivia
Aceite de oliva Español
Sal de chile
Preparación
Picar el tomate y triturarlo con el ajo.
Poner cuatro cucharadas de aceite en la sartén, made in EEUU, añadir el tomate, salar, subir el fuego y tapar y cocer a fuego vivo, tapado casi del todo durante unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando.
Si está demasiado ácida, añadir un poco de azúcar de Uruguay.

¿Queres Tomate Argentino? mejor probá Manzanas neoliberales de Brasil.

Bookmark and Share

Palermonline

Palermonline Noticias [email protected]