La Ondina del Plata se fué del Botánico y generó polémica

El Ministerio de Espacio Público porteño, del que depende el MOA, negó que hubieran querido robar la emblemática figura, que ilustra la tapa de los libros sobre esculturas porteñas. ” La primavera no posee indicios de haber sido vandalizada, los daños son propios del material soporte, lo cual hace que esté en estudio la posibilidad de reinstalar la obra en exposición en algún espacio resguardado dentro del Jardín Botánico”, dijeron. Respecto del tiempo que demandará su restauración, el ministerio informó que será de aproximadamente 30 días hábiles.

La Ondina del Plata es una figura de 1,60 metros y evoca a una deidad de la mitología escandinava, que con gesto despreocupado y una leve sonrisa recoge su cabello con la mano izquierda, para evitar que el mismo oculte su mirada con el movimiento de la brisa.

Su primera ubicación fue en la Avenida de las Palmeras, hoy avenida Sarmiento; su yeso original forma parte del patrimonio del Museo de Bellas Artes de Mendoza. Fue después una de las primeras figuras en decorar el Botánico, pero careció de una correcta preservación, advirtieron especialistas en patrimonio.

El tradicional paseo de Palermo, de casi 80.000 metros cuadrados, además de contar con más de 1500 especies vegetales es un museo al aire libre, con más de 30 esculturas de gran magnitud. Mara del Carmen Magaz, historiadora del arte, recordó: “El Botánico tiene un patrimonio riquísimo. Además de la obra de Correa, se destaca la de Ernesto Biondi, la Columna meteorológica, y piezas del italiano Leone Tommasi, conocido como el arquitecto de Perón”.

El brazo, al estar mutilado de cuajo, en un principio hizo suponer que habría sido cortado con una amoladora para luego venderlo como una pieza de mármol por separado. Pero, según la opinión de Morasan, el corte se produjo justo donde la ninfa tenía un brazalete decorativo, en la parte alta del brazo, que probablemente cayó al agua y fue extraído de la fuente. En caso de que los ladrones hubieran tenido intenciones de robarlo, deberían haberse metido en el agua para sustraerlo.

Escultura de mármol del argentino Lucio Correa Morales
Escultura de mármol del argentino Lucio Correa Morales, también conocida como La Primavera. Es una pieza de sello academicista que, aún cuando evoca a las ninfas del agua de la mitología escandinava, buscó ser un homenaje a la mujer americana. El yeso original de esta obra, realizada mientras el autor se formaba en Florencia gracias a una beca otorgada por Sarmiento, integra hoy el patrimonio del Museo de Bellas Artes de Mendoza. La primera versión en mármol de esta escultura es la que se encuentra emplazada en el centro del la fuente La Primavera en el Jardín Botánico Carlos Thays.

Mármol de Carrara /Copia/ Fuente: 0,30x 9,00x 18,00 mts./ Altura de la figura: 1.65 mts./ Firmado: CORREA MORALES/ Dibujo de vista en planta.

TIPOLOGIA

Caracter: Decorativa

Formal: Figura

Iconográfica: Alegórica

Emplazamiento: Central

Implantación: Solo

Tipo de basamento: Simple

Obra: Mármol, en buen estado general con una grieta en unos de los pies

Basamento: Simple y circular dentro del estanque

Entorno: Paseo del Jardín Botánico

Se considera a Lucio Correa Morales (1852-1923) como el fundador de la escultura en la Argentina. Estudió en la Real Academia de Bellas Artes de Florencia y regresó al país en 1882, cuando expuso sus primeras obras relevantes: Indio Pampa y El Río de la Plata. Hasta su desaparición siguió creando obras notables, inspiradas en temas nacionales, como Falucho, El Gaucho o La Cautiva.

Correa Morales viajaba por el interior del país observando a criollos y aborígenes, a quienes inmortalizó en sus más sensibles creaciones. Fue un notable docente en la Universidad de Buenos Aires, la Escuela Normal de Profesores y la Sociedad Estímulo de Bellas Artes donde formó a discípulos con brillo propio, como Rogelio Yrurtia, Pedro Zonza Briano y Miguel Ángel de Rosa.

Por pocos es conocida la historia de esta bellísima obra, ya que existía una repetición de la “Ondina de Plata” propiedad de don Manuel Correa Morales, tío del escultor; esta escultura estaba emplazada dentro de la propiedad del mismo ubicada en la avenida Santa fe y Ayacucho de la Ciudad de Buenos Aires. Obra que desapareció al ser demolida la propiedad.

Actualmente se conserva el yeso original de dicha obra en la provincia de Mendoza. La obra que sin lugar a dudas demuestra el virtuosismo de Lucio Correa Morales como un gran artista; esta reproducción en mármol nos muestra: una mujer de pié de líneas sensuales, ataviada con un manto transparente a media altura, dejando ver las sutilezas de su cuerpo, la pierna derecha adelantada marca el sentido de movimiento hacia delante; mientras que con gesto despreocupado y suave sonrisa recoge su pelo con la mano izquierda que al ser movido por la brisa intenta tapar su mirada; su vestimenta dejada caer con descuido ayuda a sostener el volumen de la figura en pié.
La Ondina de Plata es la obra que identifica por excelencia todas las portadas de libros referidos al tema escultórico de la ciudad, la misma obra representa conjuntamente con “La Cigale” el sentimiento del Art Noveau en argentina; “Ondina de Plata” (foto); de pie sobre un promontorio, sin calzado es el centro de un estanque, que realza la belleza tanto de la obra como de su entorno.

Inicialmente emplazada en la Avenida de Las Palmeras, actual avenida Sarmiento, del barrio porteño de Palermo, por algunos años; es difícil saber con exactitud la fecha de inauguración en el Jardín Botánico “CARLOS THAYS” de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires donde actualmente se encuentran emplazada desde el año 1898.

Forma de llegar: Jardín Botánico Carlos Thays/ Av. Santa Fé 4000 y Av. Las Heras/ Ciudad de Buenos Aires

Bus: 12- 15- 29- 36- 37- 29- 41- 55- 57- 59- 60- 64- 67- 68- 93- 95- 108- 111- 118- 128- 141- 152- 160- 161- 188.

Metro: Línea ¨D¨/ Estación Plaza Italia.

Bookmark and Share

Palermonline

Palermonline Noticias [email protected]