“Gloria Gate”: Eduardo Sanguinetti, Filósofo, poeta y performer argentino

“GLORIA GATE”

Eduardo Sanguinetti, Filósofo, poeta y performer argentino

La escritura manual, parecía hasta hace unos días, no tener vigencia, dejando la misma en manos de teclados y teléfonos móviles… ¡pero no!, un chófer escriba, un escritor casual, ha producido con ¿su? escritura, en cuadernos fotocopiados de marca Gloria, un impresionante espectáculo mediático judicial, denominado “Gloria Gate”… el periodista Carlos Pagni sobre este caso ha dicho: “si no hay pan que haya circo”… deviene en pensar en “el anfiteatro o Coliseo Flavio”.

Para quién no conoce nada acerca de los cuadernos Gloria, les comento, que eran los utilizados en centros de educación, almacenes y como cuadernos de notas de la más diversa fauna de personajes, desde hace décadas.

Las fotocopias de los cuadernos Gloria, escritos de manera minuciosa por un providencial chófer de un funcionario de era K, pareciera dejan en claro los tránsitos de distintos mega empresarios, la mayoría detenidos hoy, en reuniones donde presuntamente se entregaba dinero, pedidos extorsivamente, para campañas electorales K y otros fines.

Todo este espectáculo en su presentación mediática, le es demasiado funcional al gobierno de Macri para las elecciones presidenciales de 2019, dada la complicación que se le presenta a la denominada oposición, en la posibilidad de no concretar la alianza de Cristina Fernández con el peronismo ortodoxo y federal… por el “Gloria Gate” se ha dejado de lado, como noticias que se anteponen a todo este show: el caos socio económico en que se debate Argentina hoy, el hambre, el ajuste criminal de servicios públicos, etc… No se habla, murmure o dialogue de otro tema que el de los cuadernos fotocopiados, con la máquina mediática de los inefables y hegemónicos medios de publicidad oficial delirando sobre las fotocopias de los cuadernos Gloria y el ¿triunfo de la justicia?, “visionarios de un futuro ficcionalizado”.

Bajo presión ¿simulada?, están negociando la libertad estos mega empresarios, ya la logró el primo de Macri, un tal Ángelo Calcaterra, parte del Clan, presentándose espontáneamente, sin estar solicitado por el juzgado de Comodoro Py a declarar… dicen que lo hizo para asegurarse que un Ceo suyo, de nombre Sánchez Caballero no dijera nada inconveniente acerca del tema, en fin, se sumaron los dos a la figura de los imputados arrepentidos, logrando seguir libres o algo así.

Todo el espectáculo mediático judicial, comienza con la denuncia de la mujer del chófer escriba, despechada y abandonada, ante el juzgado, que le toma la declaración de manera inmediata… no puedo dejar de manifestar que el chófer escriba, se toma un par de días para declarar que los cuadernos los ha quemado en una parrilla, sólo quedan cenizas, aparentemente… La detención masiva de estos mega empresarios, no responde a una rutina habitual de la Justicia Argentina, mucho menos con la celeridad con que se han tomado las decisiones, responden más a un film de Hollywood, en thriller ‘noir’, que a la realidad argenta.

“Irregularidades en la investigación preliminar absoluta” manifiestan juristas de fuste… se dice que el chófer escriba no estaba de acuerdo en que circulen mediáticamente los cuadernos Gloria, instancia consumada por la acción de un personaje, a quién el escritor casual, ha entregado estos cuadernos. Este receptor de los cuadernos, toma contacto con un periodista, que de manera contundente dice haber investigado durante meses este delicado tema de las denominadas “Coimas K” y sus actores, en tránsitos diversos. “Impunidad… Demasiado ruido, pareciera, con que se tapan otras ‘cosas'”, vociferan periodistas opositores al gobierno de Macri, “una estrategia común de empresarios gobernantes”, mega empresarios que no son de mi agrado: estos los otros y los de más allá… ayer, hoy y mañana. Mega empresarios deleznables, explotadores, lacras que han degradado la vida de una comunidad.

Ante estos hechos de paroxismo evidente, el ciudadano pasó a la historia, el político también. “Si uno de los motivos de la caída del comunismo fue un mecanismo planificador que olvidó cualquier propósito humanista, el neoliberalismo reserva a los políticos el mero papel de policías y jueces del mercado, sin permitirle salirse de pautas predeterminadas por los centros de poder económico y financiero”.

Estamos ante una historia -la argentina- dibujada y construida entre otros, por los integrantes del tan mentado Círculo Rojo… “rojo” el color de la sangre… conformado por banqueros, dueños de medios, sus loros mediáticos, gurúes de cualquier latitud, empresarios monopólicos, dirigentes sindicales, los que decidieron siempre en Argentina, los enemigos de la soberanía del pueblo argentino, los que monopolizan la noticia falaz, los que hoy apuntalan el desastroso gobierno de Macri, vendiendo realidades obtusas y oportunistas… lo podemos apreciar en la escritura a mano del chófer escriba providencial, donde transmite sentimiento transversal, originalidad y una expresividad que los mensajes de texto o los emoticones no pueden igualar… si lo escuchamos intentar hablar a este chófer escriba, su palabra no acompaña a esa escritura a mano que se puede apreciar en esos cuadernos, hoy devenidos en cenizas, fotocopiados y aceptadas como prueba: ¿prevaricato?

Demasiadas son las dificultades a las que debemos enfrentarnos en esta democracia fingida, quienes operamos en la cultura de este tiempo, en conocimiento, libertad y verdad, en autodeterminación y responsabilidad… no ignoran quienes no les es grato engañarse, que en Argentina, mi país, sentaron reales, el paroxismo y la desmesura, impulsados por gobierno de Macri, que hizo retroceder décadas a la República… poniendo énfasis en prácticas represivas, censoras, psicopáticas, similares a las aplicadas en tiempos inquisitivos, dictaduras de tiempos envueltos en la niebla, deviniendo temor y miedo en el pueblo sin militancia política alguna y algarabía en sus fans, los que aplauden a Videla y sus cómplices civiles, cuyos hijos hoy son funcionarios del gobierno PRO Cambiemos… y ¡sí! todo ha cambiado, la posverdad ha sentado reales en Argentina, la mentira de ninguna verdad… Impunidad es la palabra, ¿qué ha sucedido con las denuncias de los aportantes truchos a las campañas del PRO?… nada, ¿no toma velocidad esta causa brutal?… los pobres aportando a una campaña de ricachones… ironía, ¿no?

Lo importante, ante este caso concreto y real en comunicar lo incomunicable, tal el caso de Mauricio Macri, será tratar la “nueva visión y la consiguiente derrota” en la que ya no sabemos quién mira a quién. Es así como en el espacio de treinta años, el rechazo al orden establecido por parte del nuevo modelo de análisis ha cobrado fuerza de ortodoxia, los traductores de la opinión dieron al lenguaje una autonomía de autócrata.

El obrar mismo se hizo “comunicacional” y el “espacio público”, promovido como una norma y referencia en los neo-demócratas procedimentales, hizo posible la universalización de los ardides degradantes, de los intereses de las modificadas ciencias políticas, en total y absoluta mutación, donde lo falaz impone criterio.

La ambición mediática, por no poder afiliarse a tal o cual ideología política, sin causa ética que defender, ni demanda social que satisfacer, se asimila a transitar un largo purgatorio, entre el domicilio universitario perdido y un improbable refugio… la empresa mediática, hoy es un capricho megalómano y no un intento de conocimiento reflexivo y responsable, en favor de instalar al pensamiento, devenido en la ‘historia del presente’, en sitial de honor.

Frente a las Corporaciones mediáticas, donde prevalece el optimismo, fomentado por la banalización de la verdad, tal el caso de Macri. Corporaciones mediáticas que cantan la liberación de la mentira, inmortalizan la “manipulación ideológica” y el “control social” detrás de sus aparatos de producción cultural, meras herramientas de encuadramiento y sujeción.

La dominación entonces: la comunicación. La lógica interna de las industrias culturales implica sin embargo la promoción de lo singular, lo sorprendente, incluso lo “anormal” de modo que el estereotipo consumidor, se nutre de una incesante y siempre azarosa fabricación de prototipos (discursos políticos, culturales, películas, canciones, vestimenta, gastronomía, delitos).

Hoy, los burócratas de lo mediático con sus herramientas rudimentarias y magros medios dejan bien justificado su des-hacer. Esta conclusión es evidente. A través de signos hiper-evidentes notaremos el fin de la democracia y su desaparición, devenidos en saber a ciencia cierta, que la aldea global es un negocio de enormes dimensiones, donde las corporaciones en su debe y haber manipulan nuestras existencias instaladas en las otrora repúblicas democráticas.

Finalizo este editorial replicando nuevamente la elocuente frase del periodista Carlos Pagni: “si no hay pan que haya circo”

Bookmark and Share