Palermonline Noticias. El Portal del Barrio de Palermo.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

diarios viejos

Las reservas internacionales cerraron el año en 48 mil millones de dólares


Fuente:
 palermonline
Sección: palermo cuentas
Fecha: 01 de enero 2010


La voz que nadie quiere escuchar

Claudio Lozano fundamenta su rechazo al DNU 2010/09 (Fondo del Bicentenario) tanto por su inconstitucionalidad como por la ausencia de veracidad en el punto de partida manifestado por el Gobierno. Lozano explica que no existen las denominadas "reservas de libre disponibilidad ". "Las reservas netas cubren hoy el 80% de los pasivos monetarios, y luego de los pagos cubrirán sólo el 65%". Además señala que la puesta en práctica del Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad permitirá que se cuente con un excedente de recursos sin asignación.

Lozano sostiene que la prioridad no son los acreedores de la deuda pública sino las urgencias sociales y productivas de la Argentina y que es imprescindible el tratamiento parlamentario y la revisión del endeudamiento argentino. "Exigimos el replanteo del rumbo económico, productivo y monetario para hacer posible en ese marco la creación de un fondo con reservas que garantice un shock de inversiones que permita reorientar el modelo productivo de nuestro país".

 

(Palermonline Noticias del Barrio de Palermo 01 de enero de 2010)

Las reservas internacionales cerraron el año en 48 mil millones de dólares


Las reservas internacionales cerraron el año dentro de la marca de 48.000 millones de dólares, con un crecimiento de alrededor de 3,5 por ciento respecto al saldo del último día hábil de 2008.


El Banco Central informó hoy que las reservas finalizaron el año en 48.003 millones de dólares, con un retroceso de 7 millones de dólares respecto a la víspera.

Al cotejar el monto de hoy con el saldo existente al 31 de diciembre de 2008, la mejora en doce meses asciende a 1.617 millones de dólares.

En tanto, si el cotejo es con los primeros días de agosto tras la cancelación parcial del Boden 2012 -cuando la Secretaría de Hacienda le compró al Central parte de los dólares empleados para abonar el compromiso- las reservas marcan un avance del 7,8 por ciento.

El 3 de agosto, tras el pago parcial del Boden 2012, las reservas cayeron a su punto mínimo del año, en 44.514 millones de dólares.

A partir de ese momento comenzó a recuperarse gradualmente para pegar un fuerte salto final en los últimos meses del año.

Según el comunicado elaborado hoy el Central, la autoridad monetaria "no tuvo intervención en la plaza cambiaria" y el dólar cerró en los valores de la víspera, a 3,79 pesos para la compra y 3,83, pesos para la venta.

 

POSICIÓN DEL DIPUTADO NACIONAL CLAUDIO LOZANO DE PROYECTO SUR FRENTE AL DNU OFICIAL QUE USA RESERVAS PARA EL PAGO DE DEUDA PÚBLICA.


30 de diciembre de 2009


A MODO DE SINTESIS

Frente al oprobio que supone presentar en el Bicentenario de la Revolución de Mayo un fondo de reservas para pagar una deuda que es a la vez expresión y garantía de nuestro sometimiento como país, planteamos:

  1. El Decreto Nro. 2010/09 es inconstitucional, porque no puede modificar una ley.

  1. Es imprescindible el tratamiento parlamentario y la revisión del endeudamiento argentino.

  1. La prioridad no son los acreedores de la deuda pública sino las urgencias sociales y productivas de la Argentina.

  1. En el presente dispositivo macroeconómico y monetario no existen las denominadas "reservas de libre disponibilidad". Las reservas netas cubren hoy el 80% de los pasivos monetarios, y luego de los pagos cubrirán sólo el 65%.

  1. Los $25.000 millones de pesos que resultaría liberados del Presupuesto del 2010 frente a la decisión de pagar con reservas deben ser puestos en consideración del Parlamento Argentino para la definición de su destino.

  1. Exigimos el replanteo del rumbo económico, productivo y monetario para hacer posible en ese marco la creación de un fondo con reservas que garantice un shock de inversiones que permita reorientar el modelo productivo de nuestro país.

En el material que adjuntamos se fundamenta las posiciones aquí sostenidas.


La primera medida que el Gobierno Nacional realizó en el marco de las actividades previstas por la celebración del Bicentenario fue la creación del denominado " Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad" , por medio del cual se destinan U$S 6.569 millones de dólares de las reservas del Banco Central con destino al pago de los servicios de deuda que tienen vencimiento durante el 2010. A tal fin, el Poder Ejecutivo dictó el Decreto Nro 2010/2009, que establece:

  1. Una modificación del artículo 6to de la Ley 23.928, de Convertibilidad aún vigente en algunos aspectos, por medio del cual se incluyen dentro de las aplicaciones posibles de las reservas de libre disponibilidad un nuevo concepto, el de "los servicios de la deuda pública del Estado Nacional", que se agrega al otro concepto al que se pueden aplicar dichas reservas: "al pago de las obligaciones contraídas con organismos financieros internacionales".

  1. Los U$S 6.569 millones de dólares que se destinan al nuevo Fondo, tendrán como destino el pago de vencimiento de deuda con Organismos Multilaterales por un valor de U$S 2.187 millones; y al pago de vencimiento de deuda con Tenedores Privados por U$S 4.382 millones. Es decir, el 66,7% de los recursos se destinarán al pago de acreedores privados y el restante 33,3% a los organismos multilaterales (Banco Mundial, BIRF, etc).


Frente a esta decisión es imprescindible señalar:

  1. Las urgencias de la Argentina no son los acreedores. Nuestro país exhibe innumerables urgencias sociales que en cualquier decisión sensata deberían estar privilegiadas antes que los intereses de los acreedores. Desde los problemas de empleo (destrucción neta, desempleo, subocupación, precarización, etc), hasta los de la infraestructura social básica (deficiencias notorias en los accesos al agua potable, desagüe, cloacas, gas, electricidad, vivienda, etc), pasando por los deterioros en los servicios sociales (salud, educación, previsión, etc), los límites de nuestro desarrollo productivo y fundamentalmente el cuadro de pauperización social expresado en los elevados niveles de pobreza e indigencia que la Argentina aún mantiene, donde 1 de cada 3 argentinos es pobre y 1 de cada 2 menores también lo es. Resulta claro que la decisión oficial en este sentido, y más allá de las medidas que en estos planos se pudieron haber realizado, supone subordinar la resolución de los problemas sociales y productivos a los efectos que pueda producir el pago de los vencimientos de deuda a los acreedores.


  1. En un contexto de crisis es impostergable encarar una revisión de la deuda. A nadie se le escapa que el 2009 estuvo signado por la puesta en escena de una crisis financiera internacional de una magnitud no conocida desde la década de 1930. En ese marco, tanto las multimillonarias inyecciones monetarias de los países centrales, así como la quiebra de innumerables entidades financieras (entre ellas bancos de primera línea) e inclusive la quiebra de firmas industriales trasnacionales de gran envergadura (el caso de General Motors es el más notorio) nos indican el fenomenal proceso de revisión de la deuda que a escala mundial se ha operado en el marco de la crisis. En este contexto, lo lógico para una estrategia que pretenda priorizar los problemas que hacen a nuestro desarrollo es aprovechar el contexto internacional para encarar una revisión de la deuda, tanto en términos de su legalidad, como con el objeto de minimizar los pagos (ya sea reduciendo el valor de la deuda, consiguiendo plazos de gracia, discutiendo el nivel y la evolución de la tasa de interés, etc). Este argumento es tanto más necesario y lógico cuanto la economía doméstica ya venía experimentando desde el 2007 un proceso de deterioro de los indicadores socio-económicos expresado primero en el fenómeno inflacionario, luego en la fuga de capitales y posteriormente en la etapa de destrucción neta del empleo . Se trata de invertir el orden de la estrategia oficial, es decir, subordinar el pago a los acreedores a la afirmación de nuestra estrategia de desarrollo, y no al revés.


  1. El Dictado del Decreto evita un debate necesario. Más allá de que el Decreto 2010/09 es inconstitucional porque modifica la ley 23.928, el oficialismo revela con el la voluntad de evitar el debate parlamentario sobre la racionalidad y legalidad de esta medida. En efecto, en el marco de la nueva composición parlamentaria, donde el oficialismo ha perdido la mayoría, la decisión de enviar un Decreto y no una Ley; y al mismo tiempo intentar mantener el control en  la Comisión Bicameral de Seguimiento de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que es la que debe expedirse sobre la legalidad del Decreto, son expresiones de la debilidad de consenso que conlleva la decisión oficial . Debilidad que se explica por la asociación biunívoca que el oficialismo realiza respecto a las reservas de libre disponibilidad: sólo pueden usarse para pagar deuda. Estamos convencidos de la capacidad que el oficialismo tendría para construir mayorías parlamentarias si el debate sobre el uso de las reservas estuviera asociado con un Shock de Inversiones con destino al mercado interno. Es en este plano donde comienzan a observarse los costos, en este caso político, que supone la decisión de privilegiar a los acreedores.


  1. Sin modificaciones en el dispositivo monetario que la Argentina exhibe no hay reservas de "libre disponibilidad". Mal que le pese a algunos, que se empeñan en negar la realidad, nuestro país organiza sus relaciones económicas en función del nivel y la evolución que presenta el dólar. Las apelaciones al "tipo de cambio competitivo" que constantemente se escucha desde los despachos oficiales al momento de señalar las "fortalezas" del modelo económico es una muestra de lo que señalamos. A nadie se le escapa que cualquier señal que provenga de la cotización del dólar genera una serie de comportamientos, que solo pueden entenderse como "irracionales", si no se percibe la función de reserva de valor que la divisa norteamericana tiene en nuestro país. Este hecho, perverso y perjudicial por cierto, no es otra cosa que el reflejo monetario de una economía que presenta una inserción internacional pasiva y subordinada (que se mueve al ritmo de la economía mundial para colocar naturaleza y trabajo barato), donde la extranjerización es la característica principal de la cúpula empresarial y donde se ha transitado un proceso largo (de más de 30 años) de desindustrialización del aparato productivo local . En este contexto, no puede ser sino el dólar, la moneda que presenta algún valor para los agentes económicos existentes. En este marco, desprenderse del 13,8% de las reservas para pagar deuda, no solo supone ya dilapidar recursos que bien podrían tener otra dirección sino que además implica ubicar a la economía en una situación de vulnerabilidad mayor frente a una eventual especulación cambiara, fuga de capitales o corrida hacia el dólar, que habitualmente suelen desplegarse en contextos precisamente de crisis como el que transitamos. Para dar cuenta del cuadro de vulnerabilidad que presenta la medida en el marco del dispositivo monetario vigente se presenta el cuadro Nro 1, donde bien medido, se observa que las reservas netas (es decir descontando los pasivos del Banco Central) no alcanzan a cubrir los pasivos monetarios y financieros (es decir considerando no solo la base monetaria, sino también la posición neta de pases y el stock de Lebac y Nobac). En efecto, las reservas netas no son U$S 47.100 millones, sino U$S 34.600 millones; y los pasivos monetarios y financieros no son solamente los U$S 29.100 millones de la Base Monetaria, sino U$S 43.500 millones. Por ende, a pesar de lo que sostiene el Ministro de Economía, no existen U$S 18.000 millones de reservas de "libre disponibilidad" (que sería l resultante de la diferencia entre las reservas brutas y solamente la base monetaria) sino que en realidad las reservas netas (U$S 34.600 millones) alcanzan a cubrir el 80% de los pasivos monetarios existentes (U$S 43.500 millones). Esta cobertura o respaldo se reduciría al 65% luego de operado los pagos que prevé la decisión oficial.


Cuadro Nro 1: Reservas excedentes luego de cubrir los pasivos monetarios. En millones de dólares. Valores aproximados a noviembre 2009.

Concepto Millones de dólares
1. Reservas internacionales brutas 47.100
2. Pasivos en dólares 12.500
       Encanjes en dólares 7.200
       Préstamos del BIS y de bancos internacionales 5.300
3. Reservas netas (1-2) 34.600
4. Pasivos monetarios y financieros 43.500
        Base monetaria 29.100
        Posición neta de pases 2.400
        Lebac y Nobac 12.000
5. Reservas excedentes luego de cubrir los pasivos monetarios (3-4) -8.900
6. Porcentaje de cobertura de los pasivos monetarios (3/4) 79,6%

Fuente: Banco Central de la República Argentina


  1. Solo puede existir reservas de libre disponibilidad en el marco de un replanteo del régimen económico y del dispositivo monetario. Somos de lo que sostenemos que la existencia de U$S 47.539 millones de dólares de reservas del Banco Central en el contexto de deterioro social y productivo que el país exhibe es la expresión más flagrante de la voluntad de no modificar el régimen económico de la Argentina. Ahora bien, el uso de las reservas debe realizarse en el marco de una estrategia coherente que permita ir modificando tanto el dispositivo monetario vigente como la estructura económica, de la cual la primera es el reflejo. En este sentido, pagar deuda con reservas que se fugan del circuito económico es, ya lo dijimos, injusto socialmente e irracional en tanto aumenta la vulnerabilidad de este régimen económico. Por eso, nuestra propuesta, que la expresáramos durante el debate parlamentario del Presupuesto 2010, es utilizar las reservas para financiar un Shock de Inversiones, que permita la creación de una petrolera estatal para recuperar la renta petrolera, la puesta en práctica de un fondo para la reconstrucción de la red ferroviaria, un tercer fondo para el desarrollo de la industria naval y por último un fondo de reconversión y modernización productiva que tengan por objeto maximizar el impacto ocupacional, minimizar las necesidades de divisas y ampliar las posibilidades de desarrollo tecnológico endógeno . Se trata de usar las reservas para la creación de riquezas y no para el pago de la deuda pública . En el marco del shock de inversiones, que supone que las reservas en lugar de estar afuera de circuito económico, se integran a él introduciendo modificaciones en el mismo, se debe pensar las regulaciones en el dispositivo monetario y cambiario que esta medida requiere (control de la cuenta capital, regulación de las entidades financieras, regulación del mercado de capitales, etc).


  1. Que pasará  con los recursos fiscales que se liberen con la aplicación de la medida?  Más allá de lo expuesto, queda claro que la decisión oficial tiene, como otro de sus efectos, la liberalización de $25.093,6 millones que estaban previstos en el Presupuesto 2010 para el pago de deuda. Es decir, si lo previsto en materia de recaudación se cumple, la puesta en práctica del Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad permitirá que se cuente con un excedente de recursos sin asignación . Si bien no compartimos el criterio por medio del cual se privilegia a los acreedores, consideramos que de no mediar rectificaciones en la medida adoptada, por lo menos sería deseable que los recursos fiscales que se liberen tengan por objeto atender las problemáticas sociales y productivas, y que no se repita la historia reciente del pago de la deuda con el FMI, donde los recursos fiscales que se liberaron se dedicaron a comprar divisas con el objeto de reconstruir las reservas, que hoy garantizan el pago a los acreedores. No puede caberle sino al Parlamento Nacional la definición del destino que deberían tener los recursos presupuestarios liberados con la decisión oficial. A modo de ejemplo, nótese, del cuadro Nro 2, que los $25.093,6 millones que se liberan son prácticamente los que se requieren para garantizar una verdadera Asignación Universal (y no acotada como la adoptada por la decisión oficial) de $300 a todos los menores, que permitirá (si se contiene la evolución de precios) eliminar la indigencia en nuestros pibes.


Cuadro N º  2: Costo de llevar a cabo la universalización de las asignaciones familiares por hijo a $300 y la prestación de la ayuda escolar para todos los menores de 18 años.

Población Cantidad montos Total Anual
Menores de 18 años (asignaciones familiares universales)* 13.605.870 $ 300 $ 48.981.132.000
Entre 5 y 18 años (ayuda escolar anual universal 10.186.197 $ 170 $ 1.731.653.490
Costo Bruto Anual de la Asignación Universal a los pibes $ 50.712.785.490
Ahorros por programa de asignaciones familiares ** $ 8.994.987.000
Ahorros por el Plan Familias por la Inclusión Social ** $ 2.374.565.131
Autofinanciamiento $ 14.458.638.259
Costo Neto Anual de la Asignación Universal a los pibes $ 24.884.595.100

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH -  y Presupuesto 2009

 

El portal del barrio de Palermo Palermonline. Noticias de Prensa independiente. Noticias para la Colección Historica Independiente. Construimos la Historia. Adherido a la Red de Medios Digitales. Miembro del Registro de Medios Vecinales de Comunicación de la Ciudad. Paute publicidad en Palermonline.com.ar La Guia de Empresas y Servicios simplemente funciona.

Copyleft éstas notas pueden ser reproducidas libremente- total o parcialmente (siempre que sea con fines no comerciales)- aunque agradeceríamos que citaran la siguiente fuente: http://www.palermonline.com.ar

diarios viejos

2010 Año del Bicentenario Argentino. Palermonline.com.ar El Medio Digital de Información del Barrio de Palermo.
http://palermonline.com.ar/ index.html
https://twitter.com/ palermonline
http://barriodepalermo. blogspot.com/
http://www.facebook.com/pages/ palermonline/56338272261
Hazte fan
CONTACTO CON PALERMONLINE.
info@palermonline.com.ar


diarios viejos



 

PUBLICIDAD EN PALERMONLINE

Programas para Publicar Publicidad en el Portal del Barrio de Palermo.

Publicar en la Guía de Palermo