Palermonline Noticias. El Portal del Barrio de Palermo.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

La mejor milanga napolitana se sirve en el bar del Gallego.

Fuente:  palermonline
Sección: Palermo milanesa posta
Fecha: 28 de enero 2011

INGREDIENTES:
8 bifes de nalga cortados con un centimetro de espesor y tiernisados
Pan rallado cantidad necesaria
6 huevos
sal a gusto
Pimienta a gusto
Oregano a gusto
aceite cantidad necesaria para freir
8 tiras de jamon
8 tiras de queso muzarela
Salsa de tomate

MODO DE PREPARACIÓN:
Adobar la carne con la sal,la pimienta y el oregano.pasarlos en Pan rallado.
A parte batir los huevos y bañar los bifes,luego volver a pasar los bifes por el pan rallado.Calentar el aceite y freirlos,dele unos instantes para dorarse en ambos lados. A parte preparar una salsa censilla de tomate...colocar en una fuente para el horno las milanesas mojarlas con la salsa de tomate y cubrirlas con una tira de jamon y otra de queso...gratinarlas a horno por aproximadamente 5 minutos.
Acompañar con un Arroz blanco,pure y o ensalada verde.

El que le quizo comprar el Bar realizó uno de los peores bares de palermo. es feo y con estética de viejos carcamanes. Un bar asquerozo. es tan malo que la comida es un asco y es cara al pedo.

El autor de semejante dilatación de dinero el "tontito, el bueno para nada" como dice su tío, "pero bue es mi sobrino" sobrinito de Eurnekian.

A veces tener guita no significa tener buen gusto y este es el típico caso de un viejo carcamán que realizó platita mediante y local propio mediante, el típico sueño de juventud.. tener el bolichito propio en la playa pero esta vez, mucho dinero de por medio, se lo puso en su local de canal América en el medio de Palermo wollywood, frente al Unico, y pum, nació luego de casi dos meses de plena construcción la tan esperada bodega a la calle la Bodega del Fin del Mundo de la cual es dueño del 50%. (éramos tan pobres)... ja. El problema va ser estacionar Eduardito... al parecer ese problema Matias no lo tiene ya que llega caminando, pero los ricachones donde van a Estacionar?

Eduardo Eurnekian
Dueño de un conglomerado tan prolífico que sus inversiones abarcan desde la concesión de aeropuertos, la industria petrolera, los bicombustibles, el desarrollo de obras de infraestructura hasta el negocio bodeguero,

Eduardo Eurnekian se preparó para darse un gusto: administrar su propio restó en Palermo Hollywood.

El objetivo del titular de Corporación América fué abrir el local en febrero. pero lo logro el 2 de Marzo. El lugar elegido para este emprendimiento es la esquina de Honduras y Bonpland, junto a las oficinas de la empresa que gerencia los principales aeropuertos del país, y pegado a uno de los 'bodegones' más famosos de la zona como es el Bar del Gallego, al cual se lo quizo comprar por un palo verde, Pero el gallego no quizo. Ahora van a ser vecinos!

A cargo del emprendimiento está Matías Gainza Eurnekian, sobrino de Eurnekian y director de Unitec, empresa perteneciente a Corporación América que administra los negocios agropecuarios de su tío rico.

El restó está ubicado en un terreno que hasta fines de 2007 la corporación alquiló al grupo mexicano CIE Rock & Pop para las operaciones de las radios América, Metro, Blue y Aspen. A principios de 2008 CIE se desprendió de América y Aspen y mudó sus oficinas al barrio de Colegiales, dejando vacío ese espacio de más de 500 metros comprado por Eurnekian a fines de los años '80 cuando incursionó en el negocio de los medios de comunicación tras adquirir precisamente Radio América y la señal de televisión de Canal 2. En esos años, Palermo aún no había vivido el boom gastronómico actual y muy pocos restaurantes poblaban sus calles. De todos modos, ya se anticipaba el meteórico crecimiento que luego evidenció el barrio que más bares y restaurantes concentra en la Capital Federal.

Hace unos meses, Eurnekian decidió reconvertir el local en un restó temático dedicado a la industria del vino de la mano de la Bodega del Fin del Mundo de la cual es dueño del 50%.

No es casual que el nombre elegido para el nuevo restó sea 'Espacio del Fin del Mundo' y que esté definido como un lugar para degustar los productos de esta bodega neuquina fundada por la familia Viola que aun conserva el 50% del capital.

El establecimiento además contará con el asesoramiento del enólogo francés Michel Rolland, consultor de la bodega neuquina. También será utilizado para la organización de eventos que Eurnekian lleve a cabo para promocionar todos los negocios de su holding.

El restó forma parte de un proyecto más amplio para promocionar la imagen de Bodega del Fin del Mundo en el sector turístico y en el exterior.

De hecho, Eurnekian desembolsó u$s 50 millones cuando adquirió la mitad de la bodega para ampliar la capacidad de la bodega, profundizar el trabajo en el desarrollo de las líneas premium, llevar los vinos de Bodega Del Fin del Mundo a nuevos destinos internacionales, afianzarse en el mercado interno e incursionar en nuevos proyectos productivos en otros países como Italia, Estados Unidos, Armenia y Marruecos.

Entre sus marcas, Bodegas del Fin del Mundo cuenta con vinos como Ventus y Newen, mientras que en la categoría de premium ofrece el Special Blend del Fin del Mundo, una botella que ronda, en las vinotecas, los 500 pesos.

(Palermonline Noticias del Barrio de Palermo 28 de Enero de 2011)


Esta es una historia de contrastes en Palermo.
Nos la acercó Mario, un vecino que casi peina setenta.  Se trata de la lucha de un esforzado gallego, dueño de un bar y restaurant, que se resiste al embate de los dólares.

"Vivo en el barrio desde hace 22 años, y nunca he faltado un día a este lugar que aprecio tanto." En este Bar, del que por ahora no revelaremos su nombre,  me  identifico con la amistad y el respeto que inspira don Emilio, el dueño. Muchas denuncias falsas se han hecho contra este lugar. Pero todas ellas fueron desestimadas por la Justicia. Aquí trabaja también Sergio Aguirre, un cocinero de 66 años que tiene tres hijos y que comenzó en 1990.


Cocina lentejas, pastel de papas,  mondongo, "mila" con fritas a caballo, comidas frías, en fin, todo lo que se puede comer en un fondín de Buenos Aires.  Sergio nos comentó que muchas ofertas le fueron hechas a Don Emilio para que venda, pero todas ellas fueron desestimadas para que todos los que trabajan aquí no se queden sin trabajo. Porque este bar es su vida.


Es que  Don Emilio es muy buen hombre,  como también lo es su hijo Emiliano. La historia de Don Emilio comienza en 1930 en  Lourido un pueblo cercano a Lugo en Galicia. Allí nacía en una familia muy pobre Emilio Sangil. Su padre se llamaba Andrés, su madre Dolores. Pero como a tantos otros gallegos, la pobreza lo corrió y se afincó en nuestro barrio de Palermo. Corría el año 1977.
Abrió este bar el 2 de mayo de 1980, cuando el lugar era zona de fábricas y talleres. Nos cuenta que justo enfrente había un viejo almacén, y que cerca vivía Lalo Fransen un cantante muy  conocido en esos años. El del Club del Clan, ¿se acuerdan?


Emiliano, su hijo, nos cuenta, mientras sirve esos platos inmensos para dos personas que hace unos días, alguien vino a ofrecerle una suma  atractiva para comprarle la propiedad. Llegaron a ofrecerle 900.000 dólares, hasta tenían una maqueta de lo que construirían.  
Pero don Emilio Sangil, así se llama este insobornable gallego, hombre de una sola palabra, dijo no, una y otra vez, a los enviados de Don Dinero, poderoso caballero.


Mientras me cuentan esto estoy  viendo a don Emilio, entre cafés, cortados, jamones crudos colgados,  parrilla ardiendo, mozos que van y vienen, todos bajo la atenta mirada de  don Emilio, que es saludado una y otra vez por los parroquianos, que 
disfrutan en cada mesa del bar.


Me resuena una y otra vez la respuesta que este querido gallego ofreció a estos mercaderes inmobiliarios.  "Antes de vender este bar, lo tiro abajo y construyo una plaza para los niños".


Mientras este vecino nos cuenta esta historia, pasa por el Bar otro conocido de Palermo, Julián, un joven de 25 años que trabaja en una mesa de dinero en la City y que ha escuchado el final de esta historia. Rápidamente nos dice: "Qué digno, ni digno. Con esa guita podría tener una renta de 16.000 pesos mensuales y llevarse a toda la gente que acá trabaja a vivir cerca del mar. Podrían vivir en Buzios, o cualquier playa de Brasil, rascándose los huevos todo el día".

Contrastes de la vida, nos quedamos pensando.

Le ofrecieron una fortuna por su bar pero ganó el recuerdo

Emilio Sangil, de 78 años, tiene un comercio ubicado en una de las esquinas más codiciadas de Palermo Hollywood, pero no lo vende por "nada" . Rodeado de comercios fashion , "el gallego" se convirtió en una institución del barrio Sangil llegó al país en la década del 50 junto a otros tantos inmigrantes que en aquellos tiempos también eligieron a la Argentina como una alternativa para escapar de la miseria y la guerra.

Después de alquilar distintas viviendas, en el 78 se decidió a comprar su bar en la esquina de Honduras y Bonpland, en el barrio de Palermo. En ese momento, el paisaje de la zona estaba compuesto por casas bajas, talleres y frigoríficos. Los obreros que trabajaban en los alrededores eran los principales clientes que consumían en el bar del gallego.

Pero unos 30 años después, ese mismo barrio se transformó en el lugar preferido de los canales de televisión, las productoras de cine, artistas y locales de indumentaria de diseño, por lo que fue catalogado como "Palermo Hollywood".

La esquina de Sangil pasó a ser uno de los locales mejor ubicados del área, no sólo por ser una zona de alto consumo sino porque, justo al lado, se encuentran el canal América 2 y varias radios.

En la década del 90 un famoso empresario le ofreció 800.000 dólares por el local y Sangil no lo aceptó. Los vecinos aseguran que el gallego le dijo: "Antes de venderle este bar a usted, le hago una plaza a los pibes del barrio".

"El empresario me llamó y yo de caprichoso no quise aceptar ni una entrevista", cuenta Sangil. "Quizás fue una equivocación para mí y para mi familia.", reflexiona.

Sin embargo, cada tanto se acerca alguno que otro inmobiliario que no conoce la anécdota para averiguar si está en venta el local, pero la respuesta es siempre negativa. "Ya tengo 78 años, no tengo interés de vender, a esta edad no quiero más aventuras", aseguró y agregó: "Ya me siento rendido acá".

Su hijo, Emiliano, explicó el que es tal vez uno de los motivos centrales de la negativa a dejar ese lugar: "Mi padre es un hombre trabajador, no lo quiere vender porque es su trabajo. No se imagina quedarse sin hacer nada y recibir plata, por ejemplo, de un alquiler".

Por su parte, Alicia, vecina de enfrente, aseguró: "Si le sacás el bar al gallego lo matás, él podría quedarse en su casa tranquilamente, pero prefiere trabajar".

Sangil calificó el bar "como una parte de su vida". Claro, allí trabajan sus hijos junto a él y es el punto de encuentro con los "muchachos".

Mientras los bares de los alrededores cambian de dueño constantemente y son remodelados acorde al diseño de moda, el local del gallego sufrió apenas unas mínimas refacciones desde su apertura.

Ingresar en al local es como entrar a un retrato de las viejas costumbres. Las gaseosas son en botellas de vidrio, la vajilla es de metal y aún mantiene los viejos ventiladores que se colocaron en su apertura.

Y no es el único
Su vecina Alicia está en una situación similar al "gallego". Si bien nunca nadie se le acercó con una oferta tan alta, son muchos los interesados en su comercio, ubicado en la esquina de enfrente. Sin embargo, ella tampoco está dispuesta a venderla.

En Tienda La Perla se venden camisetas, medias y pijamas, entre otras cosas. La abrió Sergio, su padre, antes que el bar del gallego y todo está tal cual al día de su apertura, desde las estanterías (cada una de ellas realizadas por su papá) hasta el cartel del local.

"No me interesa vender, no tengo necesidad. Esta es una tienda de barrio y va a seguir siéndolo. Cada tanto aparece algún descolgado preguntando a cuánto vendería la propiedad. Pero no me importa la plata. Es un negocio de familia. Tengo que estar en bancarrota para hacerlo", insiste.

Y agrega: "Mucha gente que nos conoce de años nos dice 'sigan aguantando, no se vayan'. Es que ya no existen tiendas como estas".

 

Honduras y Bonpland: Una milanga napolitana irresistible, un sandwich de jamón crudo que trae como 742 fetas. Porciones suculentas, poderosas y sabrosas. En el Bar del Gallego es todo a lo grande. Porque El Gallego es un grande. Emilio Sangil


Si en un buscador de Internet ponemos la frase "bar del gallego" en las primeras referencias encontraremos las de un establecimiento que lleva este nombre y que se encuentra en el barrio más fashion de Buenos Aires, Palermo Hollywood o el Soho, como le llaman los turistas. Rodeado por canales de televisión, productoras de cine y
restaurantes con cartas llenas de platos de nombres kilométricos, sobrevive un bar que se instaló en este lugar en 1980, cuando Palermo era un barrio normal y a nadie se le había ocurrido pensar que en poco tiempo iba a convertirse en la zona de moda. Emilio Sangil tenía
entonces 50 años pero ya llevaba 30 en Argentina donde se ganaba la vida, como tantos otros emigrantes gallegos, en el mundo de la hostelería.

"Cuando llegamos a este barrio era tierra de nadie", cuenta el dueño

El Gallego llegó a rechazar un millón de dólares por el inmueble

Es la hora de comer de un día laborable y en el bar pueden verse a muchos trabajadores que degustan las especialidades del lugar. Los platos de carne asada con patatas son enormes, "con cada uno de ellos comen dos personas", dice orgulloso Sangil, quien explica que su
clientela la forman tanto personas con escasos recursos como trabajadores y ejecutivos del canal de televisión América o de otras
empresas que se ubican en la zona. Curiosamente, fueron los clientes
los que le pusieron nombre al establecimiento, ya que éste no lo tenía
pero ante la obligación legal de darle uno, Sangil se quedó con la
expresión más habitual para referirse a su local: "Vamos a tomar algo
al bar del gallego, acá a la vuelta".

Emilio cuenta que abandonó su Lourido natal, en la provincia de Lugo,
a principios de la década de los cincuenta, como tantos otros
emigrantes buscando nuevas oportunidades. Uno de sus hermanos ya
estaba en Buenos Aires y le ayudó a abrirse camino en los siempre
difíciles años iniciales. Tras trabajar en diversos empleos decidió
seguir el camino de muchos otros compatriotas y abrir un hotel
familiar. Hasta hoy continúa con el establecimiento hotelero junto al
bar que, con el tiempo, se ha convertido en un negocio familiar, ya
que en él también trabajan su mujer y una de sus hijas. "Cuando
llegamos a este barrio, era prácticamente tierra de nadie", explica
Sangil, "primero compramos una vivienda y luego decidimos habilitar el
bajo como bar para atender a las personas que trabajaban por la zona y
buscaban un lugar para comer porque no había".

Con los años la zona fue cambiando hasta convertirse en lo que es
ahora, el principal centro de diversión nocturna para porteños y
turistas por su amplia oferta de pubs y restaurantes. Además,
numerosas empresas se ubicaron en ese área, ya que había
disponibilidad de amplios inmuebles a precios muy competitivos. Con el
paso de los años, la zona se fue encareciendo y hoy los precios son de
los más altos de la ciudad. La esquina en la que se encuentra el bar
de Sangil siempre fue codiciada por encontrarse en las cercanías del
canal de televisión América y de una de las principales empresas de
cable del país, Cablevisión. El dueño de esta compañía fue el que
trató de seducir a Sangil a finales de los ochenta con ofertas
millonarias realizadas a través de intermediarios. Las oficinas
centrales de Cablevisión eran contiguas al bar

Sangilno quiere hablar mucho del tema pero su mujer, Cristina, comenta
que llegaron a ofrecerle un millón de dólares por comprar el inmueble.
Rechazaron esa y otras ofertas y Emilio llegó a decirle al acaudalado
empresario que antes de venderle a él tiraría el local abajo y haría
una plaza para que jugasen los niños. "La verdad es que yo vivía
cómodo con lo que tenía y no quería cambiarme", explica Sangil, quien
vive encima del bar.

Seguramente no había dinero que pagase la posibilidad de poder charlar
cada día con los clientes habituales y llevar el estilo de vida que
había elegido. Por las mesas del bar han pasado visitantes ilustres
que encontraban tiempo para visitar el local antes o después de que
les hicieran una entrevista en la televisión o en las numerosas
emisoras de radio de la zona. El expresidente Carlos Menem; el actual
alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, y los tenistas Guillermo
Coria o Juan Martín del Potro son algunos de los que han pasado por el
lugar.

Pese a que ha vivido más de la mitad de su vida en Buenos Aires,
Sangil no olvida Lourido y cada pocos años visita Galicia, donde aún
tiene muchos parientes repartidos por diversas localidades de Lugo.
Nunca quiso volver a pesar de que su mujer intentó convencerlo alguna
vez, pero ni ella ni las ofertas millonarias le hicieron echarse atrás
y ahora parece difícil que cambie. "Eso sí, este año volveremos a
visitar Galicia para ver a la familia", responde sentado en una de las
mesas del bar que se ha convertido en un símbolo de la gastronomía de
otros tiempos en Buenos Aires. Hasta tiene una página de seguidores en
Facebook.
http://www.facebook.com/pages/El-Bar-del-Gallego/31776738119?v=info

 

Escribe un comentario.

Nombre o Apellido o Apodo:

Mail:
Ayudenos a Editar Mejor. Cual es el Tema o Titulo de la nota?




Comente AHORA la NOTA:
 





El portal del barrio de Palermo Palermonline. Noticias de Prensa independiente. Noticias para la Colección Historica Independiente. Construimos la Historia. Adherido a la Red de Medios Digitales. Miembro del Registro de Medios Vecinales de Comunicación de la Ciudad. Paute publicidad en Palermonline.com.ar La Guia de Empresas y Servicios simplemente funciona.

Copyleft éstas notas pueden ser reproducidas libremente- total o parcialmente (siempre que sea con fines no comerciales)- aunque agradeceríamos que citaran la siguiente fuente: http://www.palermonline.com.ar


2011 Año del Bicentenario Argentino. Palermonline.com.ar El Medio Digital de Información del Barrio de Palermo.
http://palermonline.com.ar/ index.html
https://twitter.com/ palermonline
http://barriodepalermo. blogspot.com/
http://www.facebook.com/pages/ palermonline/56338272261
Hazte fan
CONTACTO CON PALERMONLINE.
info@palermonline.com.ar




 

PUBLICIDAD EN PALERMONLINE

Programas para Publicar Publicidad en el Portal del Barrio de Palermo.

Publicar en la Guía de Palermo