Noticias
Moda
Gastronomía
Empresas y Negocios

GUARDIA URBANA

GUARDIA URBANA

UN NUEVO SERVICIO PARA LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Mayor control del espacio público

Desarrollará acciones de prevención y disuasión de conflictos

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, junto al Secretario de Justicia y Seguridad Urbana, Juan Carlos López, y a los Subsecretarios de Seguridad, Enrique Carelli, y de Comunicación Social, Daniel Rosso, presentó el nuevo cuerpo “Guardia Urbana”, “un instrumento desarrollado para incrementar la presencia del Estado en el espacio público de la ciudad”, según señaló el propio Jefe de Gobierno, quien detalló que “tendrá la facultad de intervenir en diferentes conflictos urbanos, con el objetivo de desarrollar acciones de prevención, disuasión, persuasión y mediación, y promover comportamientos sociales que garanticen la seguridad, el esparcimiento, la convivencia y la integridad de los bienes públicos”.

 

diarios viejos
La Guardia Urbana tendrá una significativa presencia en la vía pública y, si bien no tiene poder de policía y obviamente sus integrantes no portarán armas de ningún tipo, estarán capacitados para convocar a quien corresponda para la resolución de conflictos que están fuera de su radio de acción: “Van a ser los ojos de la ciudad frente a cualquier situación de conflicto que se genere en la vía pública”, definió el Jefe de Gobierno.

Por un lado, los agentes tendrán presencia en el área central y en los principales espacios verdes de la Ciudad, así como también actuarán en los barrios, fortaleciendo el carácter de proximidad e identificación con los vecinos, lo que les permitirá planificar estrategias de prevención sobre la base del diagnóstico particular de cada uno de los barrios.

La Guardia Urbana tendrá tres principales ejes de acción:

Corredores turísticos: Los agentes estarán capacitados para brindar información al turista, asistencia y orientación ante cualquier eventualidad o inquietud que se le presente.

Tránsito: Se sumarán a los distintos operativos puestos en marcha por el Gobierno de la Ciudad con el objetivo de reordenar el tránsito. De esta manera, participarán en los controles de uso de cinturón de seguridad, uso de cascos y realización de tests de alcoholemia, entre otros. Además podrán actuar en casos de emergencia como el reordenamiento de tránsito en caso de mal funcionamiento de un semáforo hasta la llegada de un agente policial.

Espacios públicos: Los agentes intervendrán cuando detecten casos de mal uso intencional, daño o descuido en los espacios públicos. Por ejemplo, podrán disuadir a quienes estén pintando un monumento, jugando al fútbol en espacios no permitidos para dicha actividad, realizando daños en mobiliario urbano, etc. Actuarán en forma preventiva, educativa, disuasiva y coordinada con las fuerzas policiales cuando fuera necesario.

La Guardia Urbana también tendrá presencia activa en los distintos senderos seguros implementados en la proximidad de establecimientos educativos, participará de los sistemas de emergencia y en eventos masivos.

En términos generales, los agentes actuarán en la prevención, asistencia y orientación ante situaciones de riesgo y emergencia en la vía pública.

Cabe aclarar que existen múltiples situaciones que ocurren en la vía pública frente a las cuales la Guardia Urbana no podrá intervenir, pero contarán con equipos de comunicación para dar aviso inmediato o requerir el auxilio de la institución que corresponda, ya sea Policía Federal, SAME o Defensa Civil.

LOS AGENTES

Estarán identificados con un uniforme distintivo y equipados con una linterna, un silbato y un equipo de comunicación.

Habrá también cuarenta móviles y treinta agentes en bicicleta.

Asimismo, cada uno de los agentes será capacitado específicamente para el desempeño de las funciones (ver Selección y Capacitación).

PUESTA EN MARCHA

A partir del 3 de noviembre comenzará la etapa de selección y capacitación de los futuros agentes, y a partir del mes de marzo serán puestos en funciones 500. Posteriormente se realizará una nueva convocatoria para alcanzar, en mayo, un cuerpo integrado por 750 agentes.

SISTEMA DE SELECCIÓN

Los postulantes para integrar la Guardia Urbana deberán cumplir los siguientes requisitos:

ß Haber cumplido los 21 años y ser menor de 35.
ß Poseer título de enseñanza oficial.
ß No estar inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas.
ß No estar separado mediante expediente disciplinario de los servicios de ninguna administración pública.
ß No haber sido exonerado de las fuerzas armadas, de seguridad y organismos de inteligencia.
ß Obtener certificado de aptitud psico-física.
ß No haber sido condenado por delito doloso.

Además, cada postulante deberá acompañar su inscripción con un Currículum Vitae con documentación que respalde sus antecedentes. Serán valorados preferentemente quienes cuenten con conocimientos de idiomas (inglés, francés y portugués); permisos para conducir vehículos de la clase B1, motos y profesional; formación técnica y oficios; formación universitaria; capacitación en primeros auxilios y emergencias; y también se tomará en cuenta un cupo femenino.

El Gobierno porteño, en tanto, invitará a postularse –en forma prioritaria— a todas las personas que se hayan incorporado a las distintas instancias de solicitud de empleo previstas en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo a los análisis de los antecedentes, se establecerá un orden de prioridades. Luego –y siguiendo ese orden— se llamará hasta un total de 500 postulantes a cumplir con la segunda etapa del proceso de selección: las pruebas de admisión y selección, que constarán de una prueba de aptitud física y una evaluación psicotécnica y grupal (realizada mediante la administración de test proyectivos).

La cantidad total de ingresantes estará sujeta a cupos determinados por las necesidades operativas de la implementación de la Guardia Urbana, de acuerdo a los requerimientos de perfiles específicos.

PLAN DE CAPACITACIÓN

Los postulantes admitidos –luego de la segunda etapa— serán incluidos en el Plan de Capacitación para la Guardia Urbana, cuyo objetivo es constituir la base para un sistema de formación y enseñanza en el campo de la seguridad urbana y la convivencia. La aprobación del plan es un requisito excluyente para el ingreso definitivo al cuerpo.

La perspectiva integral de la acción de la Guardia Urbana requiere también de un abordaje integral en la formación. Por eso, se basará en enfoques que comprendan aspectos éticos, políticos, sociales y de protección de derechos. El curso de capacitación será intensivo y contará con exposiciones teóricas y un alto componente práctico: trabajo grupal, resolución de casos, simulaciones e interacción con otros servicios públicos de la Ciudad.

Algunos de los módulos de contenidos que formarán el Plan de capacitación son:

ß ß Concepciones generales sobre el Estado. Democracia y participación ciudadana.
ß Aspectos sociodemográficos, urbanos y geográficos de la Ciudad de Buenos Aires.
ß Misión y funciones de la Guardia Urbana.
ß Seguridad ciudadana (estrategias de prevención del delito).
ß Marco jurídico y normativo.
ß Promoción y protección de derechos.
ß Mediación y resolución de conflictos.
ß Atención al ciudadano y relación con la comunidad.
ß Desarrollo organizacional (trabajo en equipo, dinámicas de grupo).
ß Herramientas de gestión (manejo y sistematización de la información, registro y relevamiento de datos, formularios y planillas)
ß Desarrollo aptitudinal (primeros auxilios, resucitación, entrenamiento físico, defensa personal)
ß Protocolos de actuación (emergencias, incendios, catástrofes, sustancias tóxicas, riesgo edilicio, accidentes de tránsito, delitos, incidentes violentos en la vía pública, contravenciones, seguridad vial, etc.)
ß Manejo de herramientas y equipos.

La Guardia Urbana de Buenos Aires fue un cuerpo civil no armado que trabajó en el área de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires entre 2004 y 2008, en coordinación con las fuerzas de seguridad como la Policía Federal Argentina y otros organismos, como los bomberos, Defensa Civil, el SAME. 

La Guardia Urbana no fue concebida como reemplazo de la policía ni compartía sus potestades sino que buscaba servir como fuerza de prevención y orientación; compartió, sin embargo, el poder de labrar Actas de Comprobación y de controlar la venta ambulante no registrada.

 
Dos agentes de la Guardia Urbana de Buenos Aires entregando folletería informativa sobre sus funciones.

Fue creada en el 2004 (por el decreto Nº 2.124/04), como reemplazo del Cuerpo de Emergencias en la Vía Pública (CEVIP), anterior organismo con funciones menores, tales como el control de la asistencia a actos públicos o el reparto de folletos, pero sin poder de sanción alguno.

La Guardia Urbana tenía como premisa fortalecer la política de seguridad y reducir los índices de conflictividad urbanos. Para tal fin, buscaba establecer sus lugares de vigilancia en zonas de la vía pública de alto tránsito, donde exista alta peligrosidad de presentarse un conflicto, funcionando preventivamente para evitar su desarrollo. En caso de que la controversia fuera inminente o ya se haya desatado, la Guardia Urbana debía asesorar y brindar ayuda hasta tanto puedan acudir a lugar del incidente los medios de respuesta específica adecuados para cada caso en concreto.

Por otro lado, la Guardia desarrolló actividades de prevención y orden público, custodiando los espacios verdes y asesorando a turistas perdidos o extraviados para lograr su inmediata orientación. Además, procuró promover también el cumplimiento de normas viales realizando controles de alcoholemia, uso de casco para motociclistas, y del cinturón de seguridad para automovilistas. En estos último casos mencionados, a partir de 2006 el personal de la Guardia Urbana estuvo facultado para labrar Actas de Comprobación en caso de incumplimiento de la normativa aplicable. Adicionalmente podía realizar decomisos en bares y restaurantes que incumplían la legislación vigente y colaboró en operativos de verificación y control fizcalizando el cumplimiento efectivo de las clausuras.

En materia de conflictos comunitarios, promueve la mediación entre las partes a fin de arribar a la solución más favorable para ambas. Este accionar se encuentra enmarcado bajo las estrategias estipuladas en el Plan de Prevención del Delito del gobierno porteño de Anibal Ibarra.


El 30 de enero de 2008 el Jefe de Gobierno Mauricio Macri decretó la disolución de la Guardia Urbana por considerar que muchas de sus funciones se correspondían con responsabilidades primarias de otras áreas del Gobierno. Durante su campaña como candidato Mauricio Macri había tildado a la Guardia Urbana como "una estafa"2En 2010, expresó que "los de la Guardia Urbana no hacían nada, era unos gorditos vestidos de verde que no pasaba nada". Por esos dichos, el Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad lo denunció ante el INADI por dichos discriminatorios hacia las personas con sobrepeso.

A raíz de su supresión, el personal, patrimonio y presupuesto de la Guardia Urbana fueron transferidos para formar el Cuerpo de Agentes de Control de Tránsito y Transporte.

 

Guardia Urbana en números

Desde su puesta en marcha, la Guardia Urbana interviene con su presencia efectiva en la detección de situaciones de riesgo en la vía pública realizando relevamientos preventivos de oficio y atendiendo solicitudes de ayuda de los vecinos y otros organismos de emergencia a través de la línea 103.

Los eventos e incidentes ingresan por la tarea de la Guardia Urbana en la vía pública y por derivación del 103, la línea de emergencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Cada uno de los registros tiene su respuesta correspondiente tanto por la actuación directa del cuerpo como también por su posterior derivación al organismo o área competente.

Los eventos e incidentes son diariamente registrados y resueltos a través de una base general de datos que permite un adecuado seguimiento de las derivaciones. Además, estos insumos son fundamentales para la planificación de las acciones de la Guardia Urbana e información vital y útil para el análisis y resolución de problemas recurrentes en la vía pública.

Permite también una correcta georeferenciación de cada incidente registrado y de la planificación de trabajo.


 

PUBLICIDAD EN PALERMONLINE

Programas para Publicar Publicidad en el Portal del Barrio de Palermo.

Publicar en la Guía de Palermo