14 de Febrero: San Valentín: Ardiente Buenos Aires

La pasión crece con la prohibición, algo que el sacerdote Valentín, en la Roma imperial, descubrió a costa de su propia vida. Cuando al Emperador Claudio, disconforme con el rendimiento militar de sus legiones, les niega por decreto el casamiento para volverlas más eficientes, los hombres recurren al sacerdote Valentín, que los desposa en secreto. Claudio ordena ejecutarlo y se dice que la hija de un oficial romano, conmovida, plantó en la tumba del santo un almendro, árbol que es considerado hasta el día de hoy como un símbolo del amor y la amistad duraderos, convirtiendo además a Valentín en el Santo del Amor.
Buenos Aires, ciudad en donde los amores prosperan incluso a pesar de calores extremos y contrariedades urbanas, los cocineros sacan a relucir su arte y llenan el aire de pociones románticas con forma de bocados tentadores. Cupido sobrevuela techos y terrazas con mesas y regalos que son solamente para dos.

Leyenda de amor, en Green Bamboo

Inspirándose en la antigua leyenda vietnamita del amor imposible entre los jóvenes Lang y Bian, enamorados pero impedidos de casarse por pertenecer a tribus enemigas, Green Bamboo elaboró platos que muestran esa pasión contrariada, en forma de un atractivo Finger Food cuyo objetivo lúdico es comer con las manos, en pareja. La degustación sensorial es un paseo por los cinco sabores esenciales que representan a la Naturaleza: fuego, tierra, metal, agua y madera en cada bocado, y llega acompañada por cinco shots de tragos vietnamitas, que resaltan cada elemento.

Habrá delicadezas como Com chiên muc (Calamar frito con ensalada tibia de ananá, chile y cilantro), Chao Ga (Pinchos de pollo en caña de azúcar, acompañado de salsa de limas y sal), Nem Sông (Rolls frescos rellenos de fideos de arroz, langostinos, huevo, maní, cerdo). Fruto de catorce años de respetuoso trabajo con texturas y creencias del Norte y del Sur de Vietnam, Green Bamboo ofrece un clima sensorial y gustativo que se percibe en el aire, al pie de tatamis y livings tendidos solo para dos, esa noche.

En Costa Rica 5802/ 4775 7050/ www.green-bamboo.com.ar
Finger Food: $550 por pareja

Pasión arbórea, en Bandol
Creado bajo el sello del pequeño pueblito francés del mismo nombre, Bandol saca sus mejores mesas al deck: debajo de la arboleda en flor, para comer como quien está en el bosque, rodeado de una suave brisa mediterránea.
En el plato, una exquisita cocina campestre de aires galos, que habla de Gravlax de Salmón, Pesca del día a la plancha, Pechuga La Sorbone, rellena con duxelle, Ravioles negros de salmón en tinta de calamar. El postre perfecto para dos es el gran Napoleón de chocolate, que viene en crocante masa filo con chocolate y frutos rojos sobre espejo de maracuyá.
¿Lo mejor? además de su atmósfera bucólica, las recetas: una tradición oral recibida de la abuela francesa, en donde reinan vegetales y frutas de cada estación, la mayoría de la propia huerta.
Al final, un obsequio para las parejas, en su día: una selección de chocolates y sorpresas dulces artesanales, para llevar a casa.

En Comodoro Rivadavia 1696 (Núñez)/ 47046342/bandolbar@gmail.com
A la carta: $140

Viaje itálico, en Guido
Como en un encantador reducto itálico neoyorquino, en Guido se respirará la misma atmósfera propia de un film de Woody Allen, con mesas en el patio apenas alumbradas por candiles, en donde el color rojo y el jazz se mezclen con los covers italianos.
Con la muy reconocible mano del célebre Guido Sosto en cada detalle de la barra y del salón, los platos se moverán al compás de la música en vivo tocada por The Cavalieres. ¿Qué probar? Los platos inspirados en las enseñanzas de la abuela Carmela, que legó románticamente sus secretos para el Menú Guido: Caponatta; Cous cous all’ italiana; Agnolotis de cordero braseado durante ocho horas con crema de trufas y funghi porcini; Risotto al curry suave y pollo de campo; Lenguado a la plancha con langostinos grillados y pesto de rúcula.
Y sino, la carta generosa que se abre en opciones amorosas en forma de Raviolata, una original receta ancestral, o la Parrillada de Frutos de Mar y Pescados, un clásico de la casa.

En Cerviño 3943/ 4802 1262/ www.guidorestaurant.com.ar
Menú Guido: $200 (incluye copa de Malbec 2010 Familia Durigutti)

Amor en flor, en Jacarandá
Al igual que la arboleda del barrio, en Jacarandá florecen los amores duraderos, acunados por los conocimientos del chef Alejandro Vega, que se esmera para San Valentín con sus platos más seductores.
Ese viernes, con luces tenues, la selección del chef es su muy buscado Salmón ahumado artesanal, desarrollado en la cocina del restaurante, con cuerpo, aroma, color y textura que remite al mar: curado con sal, azúcar y especias, cada pieza es ahumada con un mix de diferentes astillas de maderas aromáticas duras, sin cortezas que modifiquen su perfume. Para seguir, Ñoquis soufflé artesanales de espinaca, cubiertos con crema de almendras.
Y sino, Cerdo a la cerveza, con miel y batatas rellenas de queso, o un glorioso Ojo de Bife de 400 gramos, que trae pesto de albahaca, hongos secos, batatas rebozadas y crocantes, forjado en un largo proceso de carne madurada al vacío, propio del restaurante. ¿Postre? No hay mejor resolución que el Volcán de chocolate. Para llevar a casa y hacer un brindis final, un champagne de regalo.

En Del Barco Centenera 383 (Caballlito) / 4 432-4994/ www.jacarandaresto.com.ar

Menú Jacarandá: $140

Seducción nikkei, en Osaka
La celebrada cocina nikkei recibirá San Valentín con las tradiciones sensoriales que unifican las cocinas china, japonesa, peruana y tailandesa, con su perfecto equilibrio de sensaciones.
Hay que dejarse llevar por el equipo de cocina y conocer los secretos del Ishiyaki de Kobe, cortes de aguja de kobe a la piedra y brochetas de poro con shitake servidos con salsa de soya cítrica y mantequilla de kabayaki. ¿Cómo continuar? Futomaki Acevichado: Langostino furai y palta, cubierto por ceviche con leche de tigre y togarashi, un picante japonés elaborado con siete ingredientes finamente machacados en base a chile o guindillas en polvo, piel de mandarina tostada, semillas de sésamo amarillo y negro, semillas de amapola, pimienta Sichuan, jengibre y nori. O sino, un delicado Parma Maki, la unión de tres continentes con el arroz de Asia, la palta de América y el queso parmesano de Europa, con corazón de langostino furai y una capa de Vieiras, fusionadas bajo el más auténtico espíritu nikkei del Perú. ¿En la copa? el cítrico Ruby Sour, pomelo rosado, jugo de lima, miel y canela china, un afrodisíaco justo.
El detalle dulce es el Cheescake de Choco banana con helado cremoso de kion, tulipas de coco y aire de ron añejo, perfecto para mirar el mundo de a dos desde la terraza con bambú del restaurante de Palermo, o en el íntimo patio del Faena Arts, en Madero.
En Madero: Juana Manso 1164/ Faena Arts Center/ Puerto Madero/ 5352-0404/ En Palermo: Soler 5608/ 4775-6964 // www.osaka.com.pe

Gasto promedio: $350

Locura francesa, en Cocu
En Cocu, la boulangerie creada por los jóvenes franceses Anais Gasset, Adrien Verny y Morgan Chauvel y convertida en punto de encuentro obligado en Palermo por sus preciadas piezas de pan y su cocina con aires de la campiña, las parejas llevadas por la locura amorosa podrán almorzar en sus nuevas mesas de la vereda. El plato especial, creado por la apasionada inspiración francesa para los que se aman, es el Lomo de Cerdo al jengibre, con damascos secos, acompañado de arroz, que llega con una copa de vino Piedras Andinas y un delicado postre nacido de la pastelería clásica, el Financier al Pistacho, con sus cerezas enamoradas unidas en la punta, semejando un corazón.
Además, en coquetos envoltorios, habrá Financiers con Cerezas Enamoradas, un regalo original propio del ingenio francés y listo para llevar.

En Malabia 1510 (y Gorriti)/ 4831 4675/ www.boulangeriecocu.com/
Menú Cocu: $115/ Cerezas Enamoradas: $28

14DOS14, por Christian Figueroa & Bernaville
Por primera vez el chef Christian Figueroa cocina a puertas cerradas en la intimidad que propone Bernaville catering, de Georgina Aguirre: la puesta en escena será una casona señorial de San Isidro, bajo el lema 14DOS14: solo catorce exclusivas mesas para dos, en San Valentín.
El menú maridado invita a una recorrida sensorial con su Crème brûlée de olivas negras y parmesano (Luigi Bosca | Prestige. Rosé). Le siguen la Ensalada cítrica, con salmón ahumado, palta, gajos vivos de pomelo rosado, con aliño agridulce de frutos rojos (Luigi Bosca | Sauvignon Blanc) y el Salmón Blanco a la crema de almendras con zucchinis, berenjenas y zanahorias (Luigi Bosca | De Sangre). ¿Postre? Trío de chocolates (Luigi Bosca | Gewürztraminer).
El dato crucial es la casa, que despliega un gran living con sillones y un jardín con arboleda propia, para olvidarse de todo por una romántica noche.

Reservas: www.bernaville.com.ar / georgina@bernaville.com.ar/ Facebook/we are berna
Menú 14/2/14: $390 por persona (solo efectivo). Incluye Café o té con petit fours (Luigi Bosca | Brut Nature)

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)