23%. Se derrumba la imágen de Cristina Kirchner y no tiene retorno. Las mujeres son las que más rechazo tienen de la Presidenta.

Publicado por

yafuekSolo le queda un núcleo duro y a su vez ese núcleo está cada vez más aislado por los propios peronistas. Ya no se trata de quien es opositor o quien no, el efecto Supermercado es el talón de Aquíles de un gobierno que sale a desmentir desmentidos todo el día. La inflación y la inseguridad son dos temas que no le encuentran solución por que en realidad el gobierno perdió completamente la iniciativa política.

La salida de los presos re reincidentes violadores y asesinos, con asesinos de mujeres, le dío un impulso a la baja, la gente a pie ve con malos ojos que mientras los precios y la inseguridad aumentan, los delincuentes encuentran un espacio en el Gobierno de Cristina Kirchner que los necesita para ganar la calle mediante su nueva fuerza de choque denominada «Vatallón Militante».

Solo un ejemplo: El ex baterista de Callejeros Eduardo Vázquez fue condenado a 18 años de prisión por el homicidio de su mujer, Wanda Taddei, quien murió tras las graves quemaduras que sufrió en febrero de 2010 en su casa del barrio porteño de Mataderos y encontró en el Gobierno de Cristina Kirchner amparo y abrigo

La imágen positiva de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue siendo muy baja. Después de lograr la reelección en octubre pasado con un respaldo que superó el 54% de los votos, lo que le permitió evitar tener que disputar una segunda vuelta. Hoy la Presidenta de la Nación está gozando de un profundo rechazo popular. El mal humor popular, los hombres del FPV, lo sienten indisimulablemente en la nuca y como esto es una oferta colectiva, hay que agregar un ingrediente más, cada día que pasa el kirchnerismo se pelea con una agrupación o sindicato nuevo.

Las encuestas de opinión, sin embargo, también están demostrando que Cristina Kirchner no pudo capitalizar ese impulso en su imagen pública. Por el contrario, la curva negativa que viene sufriendo desde principios de 2012 se siguió profundizando.

La inseguridad es el tema dominante para los argentinos. Y para los porteños se volvió un factor decisivo en sus vidas. El 85,4 de los habitantes de la ciudad consideran que la acción de delincuentes es su mayor problema, por encima de la inflación y de la desocupación, según una encuesta de Management & Fit.

Las mujeres, en particular, son las más conmovidas y quienes tienen menos esperanzas de que sea revertida esta situación.

El delito afectó los movimientos en la esfera pública y se instaló como elemento de desequilibrio para medir la acción gubernamental. Así, el 61,5 por ciento de las mujeres porteñas pusieron a la inseguridad como el tema que al Gobierno le cuesta más resolver, según un sondeo de la consultora Management&Fit, desarrollado a mediados de julio.

Es fuerte en esa encuesta la diferencia de género al marcar la expectativa de una mejora en la política oficial contra el crimen. Ese porcentaje de mujeres que pusieron en primer término su inquietud por la falta de acciones certeras contra el delito se compara con el 38,5% de los hombres que desconfían de la capacidad del Gobierno para resolver el problema. Las mujeres ya volcaron mayoritariamente su opinión negativa.

La preocupación por la seguridad se mantiene en niveles muy altos (85,4%), pero la economía empezó a tener su propia dinámica también entre los miedos cotidianos del porteño. Eso no ocurría el año pasado.

La preocupación por la inflación trepó al 76,8% y la inquietud por el desempleo subió al 58,3%, metiéndose en el debate público que hasta ahora era dominado por la inseguridad. Sin embargo, los problemas económicos aún no alcanzaron a superar los riesgos reales que los habitantes de la ciudad sienten frente a la ola de robos, de entraderas y de violencia.