Un “aumento indiscriminado” en los precios de los productos que componen la canasta familiar.

Comenzarán a regir mañana el relato de los precios de la canasta de referencia.

El acuerdo de precios alcanzado por el Gobiernocon el sector privado sobre casi 200 productos comenzará a regir mañanaen la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.
El Gobiernopresentó el viernes el listado de precios que acordó con el sector privado, relativo a una canasta básica que incluye desde productos de almacén hasta librería.
El acuerdo abarca 100 tiposde productos y 194 precios, con 65 proveedores integrados, que se traduce en una reducción del 7 por ciento en los precios.

La canasta, que una primera etapa alcanza la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, fueel resultado de una “convocatoria muy amplia”, dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, al presentar el acuerdo.
Asimismo, destacó que el acuerdo permite establecer un “sistema de fiscalizacióntransparente” y que “son precios cuidados que implican una responsabilidad compartida”.
Por su parte, el secretario de Comercio, Augusto Costa, dijo que el acuerdo “es una política más de las que viene desarrollando el gobierno nacional, en el marco del proceso de crecimiento con inclusiónsocial basado en el fortalecimientodel mercado interno”.

Críticas.

Una nueva crítica llega al Gobierno. En esta oportunidad se trató de la Asociación de Defensa de los Consumidores Argentinos (ADECUA), que denunció un “aumento indiscriminado” en los precios de los productos que componen la canasta familiar de cara a este nuevo año.

Osvaldo Riopadre, dirigente de la asociación, fue el encargado de emitir el reclamo: “En diciembre hubo un aumento indiscriminado de todos los productos y que hoy se ve reflejado en los precios, entonces no se retrotrajo prácticamente nada”, dijo y agregó: “si uno toma el precio de fines de noviembre a principios de enero, verá que hubo aumentos con porcentajes increíbles, de 30 o 40 por ciento en algunos casos”.Más dura en su discurso fue Sandra González, también integrante de ADECUA, que denunció: “Lo que están haciendo es transparentar la inflación”. “Me llama la atención que en el acuerdo entre supermercados y empresas no hayan convocado a las entidades de consumidores”, cerró la dirigente.

“Hay que bajar los impuestos y fomentar inversión”, dijo MassaAsí lo expresó el diputado en la jornada de trabajo que llevó adelante en Pinamar junto a Aldo Pignanelli, Miguel Peirano, Ricardo Delgado y Marco Lavagna, el equipo económico del Frente Renovador.

Presentó cinco medidas para cambiar la tendencia inflacionaria de la economía en el país.El diputado nacional del Frente Renovador Sergio Massa reclamó al Gobierno que baje los impuestos y fomente la inversión, para que la economía de la Argentina vuelva a crecer con fuerzas. Así lo expresó el diputado en la jornada de trabajo que llevó adelante en Pinamar junto a Aldo Pignanelli, Miguel Peirano, Ricardo Delgado y Marco Lavagna, el equipo económico del Frente Renovador que presentó cinco medidas para cambiar la tendencia inflacionaria de la economía en el país. La iniciativa señala que, en primer lugar, es preciso contar con estadísticas “transparentes” a través de un nuevo INDEC autónomo, y al mismo tiempo explicitar un plan integral contra la inflación que contemple medidas macroeconómicas y sectoriales. Dentro de este plan integral debe contemplarse también la recomposición general de ingresos de sectores postergados, con un ajuste automático del impuesto a las ganancias sobre los salarios, monotributo y AUH, señaló Massa. En segundo lugar, el Gobierno debería bajar la presión impositiva y mejorar la competitividad, reduciendo retenciones y analizando niveles de reintegro a las exportaciones, indicó el documento del Frente Renovador que leyó Massa. En tercer término, esta fuerza política propone fomentar la inversión a través de la desgravación en el impuesto a las ganancias de la reinversión de utilidades en la compra de maquinaria. “Asimismo es central la eliminación de aranceles para la importación de bienes de capital, compensado con un régimen a largo plazo de reintegro a los productores locales de maquinaria”, dice el documento. En cuarto lugar debe aplicarse una política eficaz y previsible de administración de las importaciones y de promoción de las exportaciones. Deben evitarse -según el Frente Renovador- los problemas actuales de abastecimiento de insumos, repuestos y bienes esenciales, resguardando siempre el valor agregado nacional para promover inversiones. Y por último, las propuestas del Frente Renovador prevén obras de infraestructura en energía y transporte financiadas con créditos internacionales y tener “reglas claras” para la promoción de inversiones e incluso para las actuales importaciones de energía, que hoy se realizan a precios muy superiores a los que recibe un productor nacional. Tras la reunión Massa expresó: “La inflación es una fenomenal fábrica de pobreza. En este sentido, el acuerdo de precios ya fracasó, no hay forma de que tenga buen resultado un acuerdo sobre 150 productos de los 40 mil que hay. La presión tributaria y la devaluación han presionado enormemente sobre los precios y no hay inversión”.

Dolar hot.
López Murphy aseguró que esta situación responde “en parte a un tema estacional” y en otra “a la falta de un plan integral institucional desde el Gobierno”.
En las primeras dos ruedas del año, el dólar blue llegó a subir 30 centavos, mientras que el oficial tampoco detuvo su cotización alcista.
“En diciembre la cotización del dólar se aplaca un poco por un tema estacional, se atenúa por la enorme demanda de efectivo. Pero luego paulatinamente desde mitad de enero a febrero hay una desmultiplicación”, explicó por lo que pronosticó que la divisa va a seguir en alza.
El economista consideró que la situación del mercado cambiario actual refleja “un desequilibrio fiscal muy grande” y consideró “llamativo” que la brecha entre el dólar blue y el oficial siga siendo corta.
“El Gobierno necesita un esfuerzo grande, necesita hacer un recorte en el desequilibrio fiscal. El dólar es apenas la fiebre, es como un termómetro de lo que está pasando en la economía”, graficó.
Consideró que la tensión en relación a la moneda norteamericana y el drenaje de reservas son “consecuencia de la faltas de políticas integrales”.
“Es como tratar de esconder una bola de billar debajo de un mantel. Son dilemas que hay en la vida. Sin políticas hay drenaje de reservas. Vamos a tener un verano demandante”, analizó y consideró que la suba del dólar es apenas un “síntoma” de los desajustes que muestra la economía argentina hoy, afectada también por otros temas como la inflación.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)