Abrevaya: “Buenos Aires pasó de ser una ciudad de propietarios a ser una ciudad de inquilinos”

Se presentó el informe “Diagnóstico del Déficit Socio-habitacional en la Ciudad”, realizado por el Consejo Económico Social. El mismo determina que hay un 30% de vecinos que alquilan una vivienda, mientras que el 20 % del stock de las propiedades están desocupadas. Fue esta tarde en la Legislatura porteña.

“Del informe se desprende que Buenos Aires pasó de ser una ciudad de propietarios a ser una ciudad de inquilinos. Más de 650.000 porteños tienen problemas críticos de vivienda, es decir, que residen en conventillos, villas, asentamientos o viven en situación de calle”, señaló Sergio Abrevaya, presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad (CEyS).
Además, agrego “Es un disparate que la Ciudad de Buenos Aires todavía no haya resuelto el tema vivienda. Debemos dedicar fondos para que la gente viva bien, sino estamos gastando mal el dinero de los porteños y no damos soluciones”.
Abrevaya enfatizó en que “hay que poner ya en funcionamiento la `Ley de Garantía Bancaria de Alquileres´, que es una garantía bancaria que permite formalizar fácilmente la situación, para que aquel ciudadano que no consigue una garantía real la consiga. Esto permitiría dejar de tener un alquiler informal, tal vez en una villa, y poder alquilar una propiedad más digna”.
Para finalizar, sostuvo: “De esta manera se resolvería la vida de muchísimos vecinos, que hoy pagan por un alquiler en un asentamiento casi lo mismo que se cobra por un departamento de dos ambientes en Palermo. La ley además establece que la persona que cumplió con la garantía bancaria de alquiler mejore en un futuro su acceso a un crédito hipotecario”.
La presentación del Informe “Diagnóstico del Déficit Socio-habitacional en la Ciudad”, aprobado por las 26 entidades que integran el CEyS, estuvo acompañada por un panel de representantes de diferentes organizaciones dedicadas a la problemática habitacional, entre los cuales se encontraban la legisladora Laura García Tuñón, Carla Rodríguez (MOI) y Carlos Chile y José Peralta (CTA).