Alberto ordenó la compra de medio millón de reactivos para detectar coronavirus.

Compartí :-) .

El Gobierno nacional ordenó la compra de medio millón de reactivos para detectar coronavirus, los que serán distribuidos entre 35 centros de la red nacional de laboratorios de influenza, informaron hoy fuentes sanitarias.

Al mismo tiempo, el Instituto Malbrán ratificó que se han generado las condiciones para triplicar la cantidad de muestras que se analizan actualmente.

Hasta el momento se cuenta con un total de 65.570 determinaciones (reactivos para diagnosticar el coronavirus), indicaron voceros del Malbrán a Télam, mientras indicaron que se espera que todos los laboratorios de la red estén en condiciones de realizar estos análisis a fin de la semana próxima.

Desde la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) Dr. Carlos Malbrán destacaron que durante la pandemia H1N1 de 2009 se procesaron hasta 1000 muestras por día y que por coronavirus hoy se analizan «entre 200 y 300 por día, el día tope, 315, por debajo de nuestra capacidad».

“No hay remanente de muestras no analizadas. Se recibe, se analiza y se carga en el sistema nacional de vigilancia sanitaria Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA)”, precisaron.

El viernes 20 especialistas de los laboratorios recibieron una capacitación en diagnóstico, pautas para manejo de bioseguridad y se los instruyó para que notifiquen los casos positivos y negativos en el SISA, lo que también deben realizar los laboratorios privados.

Asimismo, se actualizó “el estado de situación de las cabinas de seguridad biológica de cada uno de esos laboratorios”.

En esta dirección, las autoridades informaron que se adquirieron 25 equipos de PCR de tiempo real utilizados para detectar coronavirus para los laboratorios que lo necesiten y 25 cabinas de seguridad biológica «para todos aquellos que necesitan modificar, reemplazar o habilitar otra cabina en su lugar de origen».

“Ahora vamos a empezar la distribución de los reactivos. Queremos garantizar la confiabilidad de todas las determinaciones (reactivos)», señalaron las fuentes.

La distribución de parte de los primeros 52.500 reactivos comenzará el viernes 27.

La descentralización es progresiva, “de acuerdo a las necesidades epidemiológicas”, se indicó.

Hasta hoy las instituciones descentralizadas operativas son INE/ANLIS Mar del Plata, Hospital Garrahan, Hospital El Cruce, Hospital Muñiz, Hospital Posadas, Chaco, Córdoba, Santa Cruz, San Luis y desde mañana, Tierra del Fuego.

Ante un eventual crecimiento del número de individuos a testear que no pueda absorber la primera red, se trabaja en la confección de una base de datos que incluya la infraestructura y recursos humanos de un segundo y tercer anillo de laboratorios que incluya a CONICET y universidades, entre otras instituciones.

De todos modos, desde el Instituto Malbrán aclararon que están «activos» y que los laboratorios descentralizados «pueden mandar lo que quieran; al principio pueden surgir dudas y ANLIS va a estar disponible para lo que algunos de estos laboratorios quiera enviar».

También «se prevé asistencia técnica local» como ya han hecho con hantavirus, agregaron.

El test de diagnóstico indica la presencia del genoma viral en el individuo, y puede llevar entre 3 y 4 horas si el individuo es positivo o negativo o entre 6, 7 horas si se necesitó otra prueba.

Las autoridades afirmaron que se está utilizando el diagnóstico molecular “porque los países que lo implementaron fueron los que mejor les fue”.

Las fuentes adelantaron que «la prioridad hoy es el diagnóstico de los casos sospechosos, pero ya el Ministerio de Salud está desarrollando una estrategia con distintos escenarios epidemiológicos», lo que puede implicar utilizar un abordaje con otros reactivos, «específicos para cubrir la cadena completa, que vaya desde el asintomático que pudo haber estado en contacto, hasta el contacto y el caso sospechoso». para detectar coronavirus, los que serán distribuidos entre 35 centros de la red nacional de laboratorios de influenza, informaron hoy fuentes sanitarias.

Al mismo tiempo, el Instituto Malbrán ratificó que se han generado las condiciones para triplicar la cantidad de muestras que se analizan actualmente.

Hasta el momento se cuenta con un total de 65.570 determinaciones (reactivos para diagnosticar el coronavirus), indicaron voceros del Malbrán a Télam, mientras indicaron que se espera que todos los laboratorios de la red estén en condiciones de realizar estos análisis a fin de la semana próxima.

Desde la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) Dr. Carlos Malbrán destacaron que durante la pandemia H1N1 de 2009 se procesaron hasta 1000 muestras por día y que por coronavirus hoy se analizan «entre 200 y 300 por día, el día tope, 315, por debajo de nuestra capacidad».

“No hay remanente de muestras no analizadas. Se recibe, se analiza y se carga en el sistema nacional de vigilancia sanitaria Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA)”, precisaron.

El viernes 20 especialistas de los laboratorios recibieron una capacitación en diagnóstico, pautas para manejo de bioseguridad y se los instruyó para que notifiquen los casos positivos y negativos en el SISA, lo que también deben realizar los laboratorios privados.

Asimismo, se actualizó “el estado de situación de las cabinas de seguridad biológica de cada uno de esos laboratorios”.

En esta dirección, las autoridades informaron que se adquirieron 25 equipos de PCR de tiempo real utilizados para detectar coronavirus para los laboratorios que lo necesiten y 25 cabinas de seguridad biológica «para todos aquellos que necesitan modificar, reemplazar o habilitar otra cabina en su lugar de origen».

“Ahora vamos a empezar la distribución de los reactivos. Queremos garantizar la confiabilidad de todas las determinaciones (reactivos)», señalaron las fuentes.

La distribución de parte de los primeros 52.500 reactivos comenzará el viernes 27.

La descentralización es progresiva, “de acuerdo a las necesidades epidemiológicas”, se indicó.

Hasta hoy las instituciones descentralizadas operativas son INE/ANLIS Mar del Plata, Hospital Garrahan, Hospital El Cruce, Hospital Muñiz, Hospital Posadas, Chaco, Córdoba, Santa Cruz, San Luis y desde mañana, Tierra del Fuego.

Ante un eventual crecimiento del número de individuos a testear que no pueda absorber la primera red, se trabaja en la confección de una base de datos que incluya la infraestructura y recursos humanos de un segundo y tercer anillo de laboratorios que incluya a CONICET y universidades, entre otras instituciones.

De todos modos, desde el Instituto Malbrán aclararon que están «activos» y que los laboratorios descentralizados «pueden mandar lo que quieran; al principio pueden surgir dudas y ANLIS va a estar disponible para lo que algunos de estos laboratorios quiera enviar».

También «se prevé asistencia técnica local» como ya han hecho con hantavirus, agregaron.

El test de diagnóstico indica la presencia del genoma viral en el individuo, y puede llevar entre 3 y 4 horas si el individuo es positivo o negativo o entre 6, 7 horas si se necesitó otra prueba.

Las autoridades afirmaron que se está utilizando el diagnóstico molecular “porque los países que lo implementaron fueron los que mejor les fue”.

Las fuentes adelantaron que «la prioridad hoy es el diagnóstico de los casos sospechosos, pero ya el Ministerio de Salud está desarrollando una estrategia con distintos escenarios epidemiológicos», lo que puede implicar utilizar un abordaje con otros reactivos, «específicos para cubrir la cadena completa, que vaya desde el asintomático que pudo haber estado en contacto, hasta el contacto y el caso sospechoso».


Ponen a disposición 15 centros para realizar test de coronavirus

Así lo indicó hoy a Télam Jorge Geffner, investigador del Conicet a cargo de esta iniciativa conjunta, al señalar que «la propuesta es del ministro de Ciencia y Técnica, Roberto Salvarezza, y de la titular del Conicet, Ana Franchi».

El Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) pusieron hoy a disposición del Ministerio de Salud más de 15 institutos que cumplen con la infraestructura y personal para el testeo de Covid-19 en todo el territorio argentino.

Así lo indicó hoy Jorge Geffner, investigador del Conicet a cargo de esta iniciativa conjunta, al señalar que «la propuesta es del ministro de Ciencia y Técnica, Roberto Salvarezza, y de la titular del Conicet, Ana Franchi».

Geffner quedó a cargo de la implementación del operativo junto a Andrea Gamarnik, directora de la Fundación Leloir.

La unidad de trabajo «se armó especialmente en una red de laboratorios de investigación y/o desarrollo, que se pondrá al servicio de las necesidades diagnósticas del Ministerio de Salud. Si por la evolución de la pandemia el Ministerio necesita reclutar 10 centros más, esos centros van a estar entrenados», afirmó Geffner.

Y, agregó que esta iniciativa «busca descentralizar el trabajo del Malbrán, como también estudiar la curva de contagio del virus y sus posibles futuras mutaciones. También se profundizará en la investigación de los test rápidos, que todavía requieren validación científica para su posterior uso durante la pandemia».

Geffner afirmó a Télam que estos centros podrán trabajar como lo hacen en el Instituto Malbrán, organismo del que dijo que «está trabajando hoy muy bien, está descentralizando a través de sus propios nodos provinciales».

«Ya hizo una primera etapa de entrenamiento y está haciendo una distribución de reactivos a los distintos nodos. Y nosotros colaboraremos con una segunda línea. Si el Ministerio de Salud lo requiriera, ya tenemos todo listo para cuando nos convoquen», agregó.

Una segunda línea de trabajo que implementarán es el «trabajo en el terreno de investigación. Estamos motorizando una línea de trabajo de test de diagnóstico de Covid-19 rápido, de horas».

Si bien advirtió que esto «es un proyecto de investigación, hoy por hoy todavía no hay validados testeos de diagnóstico rápidos. Son proyectos en investigación en los que confluyen, en algunos casos, solo institutos, y en otros institutos y grupos empresarios».

Geffner recordó que, si bien se utilizan testeos rápidos, «no están validados científicamente. En ese sentido el Malbrán tiene que validarlo. El diagnóstico que es sumamente preciso es el convencional. Para el rápido hay distintas metodologías, pero como no están documentadas, no está claro cuál es el nivel de resultados falsos positivos y falsos negativos».

Así, explicó que «en lo inmediato seguimos usando test convencionales, que te dan al cabo de 24 horas los resultados».

En la tercera línea de trabajo, «estamos investigando cómo aislar y secuenciar los genomas de los virus circulantes en nuestro país. Hasta ahora, por los estudios de mutaciones que hay en base a la pandemia en Italia y en España, las mutaciones no son particularmente significativas», añadió.

También indicó que «otro grupo trabaja en el diagnóstico epidemiológico y con tratar de predecir cuáles son las curvas de crecimiento de la pandemia en Argentina.

Geffner también señaló que «hay otro equipo que está trabajando en un modelo de respiradores o ventiladores que luego habrá que validar, con una capacidad de producción relativamente importante».

error: En que podemos ayudarte?