Brasil: Lula da Silva derrotó a Jair Bolsonaro.

El ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, ganó el conteo de votos en el balotaje frente al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

VOTOS TOTALES 118.298.086
MESAS ESCRUTADAS 99,79%

Luiz Inácio Lula da Silva
PT
50,89%
60.200.030 votos

Jair Bolsonaro
PARTIDO LIBERAL
49,11%
58.098.056 votos

Lula gana por un estrecho margen el polarizado balotaje en Brasil. Lula gana por un estrecho margen el polarizado balotaje en Brasil

Con la totalidad de las urnas escrutadas, que otorgan la victoria a Luiz Inácio Lula da Silva frente a Jair Bolsonaro en la segunda vuelta de las presidenciales de Brasil, políticos de todo el mundo han comentado los resultados de los comicios.

«En hora buena, @LulaOficial, por tu victoria en estas elecciones en las que Brasil ha decidido apostar por el progreso y la esperanza. Trabajemos juntos por la justicia social, la igualdad y contra el cambio climático», tuiteó el presidente de Gobierno de España, Pedro Sánchez.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, festejó la victoria de Lula en las presidenciales de Brasil.

«Ganó Lula, bendito pueblo de Brasil. Habrá igualdad y humanismo», comentó el mandatario en su cuenta de Twitter.

A su vez, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, publicó: «Celebramos la victoria del pueblo brasileño, quienes este 30 de octubre eligieron a @LulaOficial como su nuevo presidente. ¡Qué vivan los pueblos decididos a ser libres, soberanos e independientes! Hoy en Brasil triunfó la democracia. ¡Felicitaciones Lula! ¡Un Gran Abrazo!».

El presidente de EE.UU., Joe Biden, emitió una declaración en la web oficial de la Casa Blanca.

«Envío mis felicitaciones a Luiz Inácio Lula da Silva por ser elegido como el próximo presidente de Brasil en unas elecciones libres, justas y creíbles. Espero que trabajemos juntos para continuar la cooperación entre nuestros dos países en los próximos meses y años», reza el documento.

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, también manifestó su apoyo a Lula, agradeciéndole «por devolverle la alegría y la esperanza» a toda América del Sur.

Por su parte, el presidente colombiano, Gustavo Petro, escribó en su cuenta de Twitter: «¡Viva Lula!».

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ganó este domingo las históricas elecciones de Brasil, con el 50,87 % de los votos, frente al 49,13 % del mandatario actual, Jair Bolsonaro.

150 millones de electores

Unos 150 millones de brasileños estaban habilitados para votar hoy. Más del 20% del electorado se abstuvo de hacerlo en la primera vuelta y gran parte del esfuerzo final de ambos candidatos estuvo destinado a potenciar la concurrencia a las urnas.

El mandatario de ultraderecha llegó a la escuela en el barrio Villa Militar, en el oeste de Río de Janeiro, minutos antes de la apertura de las mesas, escoltado por una caravana de autos negros y vestido con la camiseta del seleccionado de fútbol de Brasil.

Desde allí se fue al Aeropuerto Internacional de Galeao para recibir al equipo de fútbol del club Flamengo, que ayer ganó la Copa Libertadores de América en Ecuador. El presidente alzó la copa y se sacó fotos con los jugadores.

El expresidente Lula, de 77 años, votó una hora y media más tarde en una escuela del cordón industrial de San Pablo.

Se eligen 12 gobernadores

En esta elección de alta tensión también se elegirán en balotaje 12 gobernadores en estados de los cuales los más importantes son San Pablo, Río Grande do Sul y Pernambuco.

La primera vuelta de los comicios

En la primera vuelta, Lula se impuso por 48,4% a 43,3%, pero Bolsonaro tuvo un desempeño mucho mejor que el que habían predicho las encuestas.

El exmandatario cuenta con el apoyo de los más vulnerables y de quienes se resintieron de las políticas y exabruptos del ultraderechista Bolsonaro, como los jóvenes, las mujeres y las minorías.

El presidente, por el contrario, cuenta con el apoyo del electorado blanco, de las personas con mayores ingresos, de los sectores vinculados al agronegocio y, sobre todo, de los evangelistas.

Ambos candidatos han prometido mantener políticas de ayuda social que Bolsonaro redobló en los últimos meses de cara a los comicios.