Casa de las Víboras

Casa de las Víboras. Centro Histórico de Ecoparque

Casa de las Víboras. Centro Histórico de Ecoparque

Casa de las víboras. Centro Histórico de Ecoparque

En el Ecoparque de la Ciudad funciona el Centro Histórico, una experiencia interactiva y digital para conocer a través de juegos el pasado del ahora ex zoológico, su mutación y el futuro que le depara, y sumó los martes a su cronograma de apertura al público.

En el ex zoológico funciona un espacio interactivo y digital para conocer su pasado, transformación y el futuro que le depara. Además, agregó los martes a su cronograma de apertura al público.

El Centro consta de cinco salas: en “Orígenes”, la primera, se puede acceder al archivo histórico del ex zoológico y sus animales; “Transformación”, la segunda, contiene un mapping de las 17 hectáreas desde 1888 hasta el presente con la narración de los directores sobre el cambio del parque a lo largo de los años.

“Nueva misión, conservación” es la sala donde se exponen los nuevos objetivos del Ecoparque: la protección y recuperación de las especies autóctonas en peligro de extinción. El recorrido continúa en “Biodiversidad”, con una mesa interactiva grupal para conocer las ecorregiones del país, su flora y su fauna autóctona y las amenazas contra ellas.

En la sala “Pensionistas”, donde finaliza el circuito, se invita a descubrir las huellas y los sonidos de algunos animales autóctonos argentinos emblemáticos.

El Centro Histórico está ubicado en la ex Casa de las Víboras, donde solían exponerse batracios, iguanas y serpientes.

Además, el Ecoparque sumó los martes a su cronograma habitual de apertura al público, por lo que el ex zoológico se podrá visitar de martes a domingos y feriados, de 11 a 18 horas, con entrada libre y gratuita y la salvedad de que, en caso de lluvia, no abre.

Un herpetario es una instalación destinada a cría y exhibición de reptiles y anfibios, normalmente en terrarios o en vivarios en zoológicos o en instituciones de investigación, públicas o privadas, para estudiantes o para egresados que requieren capacitación o actualización en su desempeño profesional, o bien de laboratorios farmacéuticos.

Si en el herpetario existe una sección dedicada a serpientes se trata de un serpentario u ofidiario. De serpientes se suele extraer veneno para investigaciones médicas.

TIP: Los viperinos, víboras o áspides (Viperinae) son una subfamilia de serpientes, que junto con los crótalos (subfamilia Crotalinae), forman la familia de los vipéridos (Viperidae). Son famosas por su veneno, probablemente el más potente entre los animales presentes en Europa. Durante las guerras púnicas se lanzaban a los buques enemigos en el curso de las batallas navales.

VIDEOS PINTORESCOS DEL EX ZOO DE BUENOS AIRES

Viaje pintoresco y excursión científica. El Jardín Zoológico de Buenos Aires, 1888-1924

Zoo de Buenos Aires Parte 1

Zoo de Buenos Aires Parte 2

Zoo de Buenos Aires nota de Baires directo de oficios de Cuidadores.

Historia del ZOO

Luego de la caída de Rosas y ya pasados algunos años en 1874 se inaugura el Parque Tres de Febrero en los terrenos que habían sido de su propiedad, con una sección zoológica.

Recién en 1888, en el mes de octubre, por orden municipal se separa definitivamente el zoológico del Parque Tres de Febrero para trasladarse a su actual emplazamiento. Fue su primer director el naturalista Eduardo Homberg, también conocido como “el loco de los bichos”. A lo largo de su dirección se puso mucho énfasis en los aspectos escenográficos del Jardín Zoológico. De acuerdo a su perspectiva, cada especie debía estar albergada en una construcción acorde a su país de origen.

El presidente Domingo Sarmiento fue el responsable del proyecto de ley para la creación del Parque Tres de Febrero, en las tierras que pertenecían antiguamente a Juan Manuel de Rosas. El proyecto fue presentado en 1874, y el parque fue finalmente inaugurado el 11 de noviembre de 1875, con una sección zoológica cercana a donde se encuentra en la actualidad. El predio fue propiedad del Estado Nacional hasta que el 30 de octubre de 1888 fue transferido a la municipalidad de Buenos Aires. Fue así que el Intendente de la ciudad, Antonio Crespo, creó el Zoológico de Buenos Aires, que fue separado del Parque.

El primer director fue Eduardo Holmberg, quien fue designado en 1888 y permaneció en su función durante 15 años. Holmberg fue el encargado de proyectar la ubicación de los diferentes parques, lagos y avenidas, y comenzar con la exhibición que en ese entonces contaba con 650 animales. En esa época los zoológicos no tenían las funciones que poseen en la actualidad, ya que su función era simplemente la de un paseo recreativo, por lo que el predio contaba con muy poco espacio para los animales y mucho para la recreación de los visitantes. La arquitectura de los edificios donde eran exhibidos los animales respondía al país de origen de los mismos, es por esta razón que fue declarado Monumento Histórico.

El «Palacio de los Elefantes», inaugurado en 1904, es una réplica de un templo hindú de Bombay.

Clemente Onelli fue director desde 1904 a 1924, y su gestión le dio un gran impulso al Jardín Zoológico. Onelli le agregó un aspecto didáctico al zoológico, ya que implementó paseos en ponis, elefantes y camellos, aumentando la cantidad de visitantes durante el primer año de su gestión de 1500 a 15000.

En este zoológico nació el primer elefante asiático en un zoo del mundo. Es de destacar la importancia que tuvo el Zoo de Buenos Aires en la conquista y exploración de la Antártida a principios del siglo XX cuando Scott y Shackleton enviaron los ponis manchurianos y perros esquimales en vapor al puerto porteño y los consignaron a órdenes de Onelli quien acondicionó dos de los edificios para alimentarlos y darles los cuidados necesarios para la aventura polar que iniciarán. Era todo un acontecimiento que vivía la población el traslado de los animales hasta la actual Plaza Italia.

Familias enteras ingresaban al zoo por primera vez atraídos por la llegada de estos animales. En 1951 llegaron al predio palermitano los perros esquimales adquiridos por el General Hernán Pujato para los trineos antárticos que permitieron a la Argentina dar los grandes pasos que llevarían algunos años después al General Jorge Edgar Leal a llegar a pie al Polo Sur. Estuvieron allí varios meses permitiendo su entrenamiento y adecuación a las labores que desempeñarán luego en el Continente Blanco. Esa raza junto a otras tres permitieron el mestizaje que dio nacimiento al Perro Polar Argentino, una raza excepcional que se extinguió en los últimos años del siglo XX.

En los años 60 se hizo costumbre que las emisoras radiales y la TV en ciernes, blanco y negro, citaran a padres e hijos a recibir a los Reyes Magos para el 5 de enero en los interiores del Zoológico. El asesoramiento veterinario forzó el acondicionamiento moderno de los alojamientos y para 1980 amplias nuevas comodidades se dieron en las viejas jaulas de pequeño tamaño que quedaron en desuso. Así los leones, elefantes, tigres, monos, etc. recibieron instalaciones adecuadas.Se readecuaron los lugares destinados a rinocerontes, hipopótamos y se logró por canje con otros zoológicos del mundo mejorar la calidad y cantidad de animales en existencia. Por iniciativa del Doctor Romero y el Profesor Fórmica en 1990 llegaron los dos elefantes africanos a los que luego se sumaría una elefante asiática para dar nuevos aires al reducto de los paquidermos. Así conviven 89 especies de mamíferos, 49 tipos de reptiles y 175 especies de aves.

Gerardo Sofovich fue designado por el presidente Carlos Menem como Coordinador del Zoológico, durando en el cargo hasta la privatización. En 1991 la concesión del zoológico fue dada por 20 años a una empresa privada, de la cual Sofovich era accionista. Luego, la empresa Corporación Interamericana de Entretenimiento se hizo cargo de la misma.

En 1997 el conjunto edilicio paisajístico —ambiental y artístico— ornamental conformado por el jardín zoológico fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Entre otras actividades el Zoo realiza visitas guiadas para contingentes, visitas guiadas nocturnas, cumpleaños y cursos para niños y adultos.’

A fines de 2014 la Justicia argentina en un fallo inédito a nivel mundial autorizó un habeas corps para liberar a la orangután, considerándola «sujeto no humano».

El Zoo de Buenos Aires se vio envuelto en polémicas por la actual falta de insumos, animales enfermos, instalaciones peligrosas para los animales y los visitantes. Entre irregularidades que los trabajadores del zoológico denuncian.8 también ha sido criticado por la muerte de animales, la falta de mantenimiento en sus instalaciones, etc.91011a 2015 se denuncia el mal estado de los animales, hay problemas edilicios y los trabajadores denuncian desidia y maltrato. El misterio de dos lobos marinos: murieron durante las vacaciones de invierno pasadas, con tres días de diferencia. La Organización SinZoo denunció que uno falleció por estrés y agotamiento, luego de realizar 15 shows en un día (show circense con animales prohibido por ley 1446), y el otro por hiperingesta tras ser sobrealimentado por la gente. También causó controversia la muerte de las crías de jirafa Lara y Esperanza, y el escape de dos maras, de las cuales una de ellas murió atropellada por un colectivo.