catalpa 1

Catalpa el árbol de flores blancas de Buenos Aires.

Publicado por Pablo Editor

La Catalpa bignonioides, la catalpa común,  es un árbol de fronda, oriundo del sudeste de EE. UU. en Alabama, Florida, Georgia, Luisiana, y Misisipi. También es llamada árbol Indio.

Ver Árboles de Buenos Aires.

Catalpa es un árbol de follaje caduco y crecimiento muy rápido, ideal para ubicar en aquellos lugares donde se requiere sombra. Es un árbol de tamaño medio (9 a 12 metros de altura), que desarrolla una copa amplia (de 5 a 8 metros), redondeada. Tiene hojas grandes, acorazonadas, que dan un toque tropical al jardín. Sus flores son muy grandes y vistosas y aparecen a principios del verano.

Se lo utiliza como pie aislado, para arbolar paseos o para la alineación en calles.

Requiere buena exposición al sol para una buena floración. Es resistente a las heladas y tolera suelos pobres, pero permeables.

No requiere poda, salvo que se trate de podas sanitarias o de formación que apunten a eliminar ramas muertas o deformes. Hay que tener en cuenta que las inflorescencias nacen en disposición terminal, por lo que la poda fuerte elimina toda posibilidad de floración y el interés del árbol, que son precisamente sus flores.

En primavera y verano produce flores blancas o amarillas en amplias panículas, y tras finalizar la estación más calurosa del año, los frutos, semejantes a las legumbres, madurarán hasta medir de 20 a 50 cm de longitud. En su interior se encontrarán las semillas, las cuales tienen dos alas delgadas que les sirven para poder dispersarse con la ayuda del viento.

Se trata de un árbol de hasta 15 m de altura y tronco gris-pardo que puede llegar a tener 1m de diámetro, caducifolio, de hojas de hasta 20-30 por 15-20 cm, simples, opuestas o verticiladas, anchamente ovadas, cordiformes, de margen entero o dentado, acuminadas, glabras por la haz y tomentosas por el envés, largamente pecioladas; tienen inconspicuas glándulas nectariferas en las axilas de sus venas primarias.

Flores en panícula terminal, con cáliz bilabiado, hendido hasta casi la base, de color verde o purpureaceo y corola campanulada bilabiada, con el tubo inflado y 5 lóbulos irregulares de color blanco-rosado con manchas puntuales y/o lineales purpúreas y amarillas.

Tiene 2 estambres fértiles introrsos, insertados en la base del tubo corolino y 3 estaminodios. El ovario es bilocular, de estilo largo y estigma bilobulado; contiene muchos óvulos.

El fruto es una cápsula, péndula, recta a ligeramente curvada, de sub-cilíndrica a elipsoide -con las suturas de dehiscencia en los 2 extremos distales-, de 15-50 cm de largo y de ancho centimétrico; es más o menos asurcada longitudinalmente, de color verde y luego pardo al madurar, en forma de vaina, de dehiscencia loculicida perpendicular al tabique (duro, rígido y arrugado longitudinalmente muy irregularmente) de separación de los lóculos, con numerosas semillas (algo más de una por centímetro de largo de la cápsula), sin endosperma, largamente aladas lateralmente y con mechones de pelos en ambos extremos de dichas alas; miden unos 2,5-4 cm y tienen color beich dorado-satinado.

Propiedades

Todas las partes de esta planta son venenosas habiéndose comprobado la presencia, entre otros compuestos de iridioides Catalpol y Catalposina y los flavonoides Luteolina y Bignonósido.

Aún con esto en la medicina tradicional de los pueblos en los que se desarrolla se atribuyen a esta planta propiedades eméticas, laxantes, diuréticas, analgésicas y sedantes utilizándose para el tratamiento de abrasiones y problemas dérmicos y tratamiento del asma y la tos.

El tronco es ancho, con un diámetro aproximado de un metro; produce buena madera pero es muy dura para realizar trabajos finos. Su corteza es marrón grisácea y bastante gruesa, está recubierta por largas lenticelas de bordes irregulares que se desprenden con facilidad. Posee grandes hojas con forma de corazón que tienen los pecíolos y la cara inferior pubescentes.

Sus hermosas flores acampanadas son hermafroditas; miden de dos a cuatro centímetros, suelen ser blancas (Catalpa speciosa, Catalpa bignonioides) o amarillentas (Catalpa oyata), con cinco pétalos de bordes fuertemente crenados, cuatro estambres, un ovario superior bilocular con numerosos óvulos y un estigma bilobulado; se reúnen en inflorescencias de tipo panícula.

Da largos y oscuros frutos dehiscentes, de entre veinte y cuarenta centímetros de longitud y un centímetro de ancho, son vainas semejantes a las legumbres; en su interior contienen varias semillas planas (sin endosperma) y aladas, lo cual es muy útil para que el viento las disperse. Necesita lugares con mucho sol y suelos húmedos.

Dentro de la medicina no tradicional se emplean la corteza y los frutos, no así las raíces porque son tóxicas; al parecer poseen propiedades febrífugas y se los utiliza en reemplazo de la quinina; en uso externo se dice que alivian el proceso de la conjuntivitis.

  Las especies de árboles de Buenos Aires son 36 y están incluidas en el Plan de Arbolado de la Ciudad

Arce tridente (Acer buergerianum). Alcanza 40 cm de diámetro y se adapta a veredas de entre 2,20 y 3,60 metros.
Fresno dorado (Fraxinus excelsior f. aurea). 40 cm y entre 2,20 y 3,60 metros de ancho de vereda.
Crespón (Lagerstroemia indica). 30 cm y entre 2 y 3,60 metros de vereda.
Fotinia (Photinia frazeri). 25 cm, y entre 1,80 y 2,80 metros.
Ciruelo de flor (Prunus cerasifera atropurpurea). 25 cm, y entre 1,80 y 2,80 metros.
Viscote (Acacia visco). 50 cm y 2,80 a 4 metros.
Pata de Buey (Bahuinia candicans). 50 cm y 2,40 a 3,40 metros.
Anacahuita (Blepharocalyx salicifolius). 50 cm y 2,60 a 3,80 metros.
Fresno americano (Fraxinus pennsylvanica). 60 cm y 2,40 a 4 metros.
Ligustro disciplinado (Ligustrum lucidum aureovariegata). 40 cm y 2,40 a 3,60 metros.
Jacaranda (Jacaranda mimosifolia). 70 cm y 3 a 4,60 metros.
• Liquidambar (Liquidambar styraciflua). 60 cm y 2,80 a 4 metros.
• Tulipanero (Liriodendron tulipifera). 70 cm y 3,20 a 4,40 metros.
• Cedro misionero (Cedrella fissilis). 70 cm y 3,20 a 4,40 metros.
• Arce dorado (Acer saccharinum). 70 cm y 3,20 a 4,40 metros.
• Lapacho rosado (Handroanthus impetiginosus). 60 cm y 3 a 4,60 metros.
Plátano (Platanus x acerifolia). 70 cm y 4 a 7,40 metros.
• Tilo (Tilia moltkei). 70 cm y 3,80 a 7,40 metros.
• Ibira-pitá (Peltophorum dubium). 80 cm y 4,40 a 7,40 metros.
Tipa (Tipuana tipu). 90 cm y 5 a 7,40 metros.
• Falso castaño (Aesculus hippocastanum). 60 cm y 3,20 a 4,40 metros.
• Pezuña de vaca disciplinada (Bauhinia variegata) 40 cm y 2,40 a 3,20 metros.
• Castaño (Castanea sativa). 60 cm y 3,20 a 4,80 metros.
• Catalpa (Catalpa bignonioides). 60 cm y 2,80 a 3,80 metros.
• Almez (Celtis australis). 60 cm y 3 a 4 metros.
• Arbol de Judas (Cercis siliquastrum). 30 cm y 2 a 3 metros.
Ceibo de Jujuy (Erythrina falcata). 60 cm y 3 a 4 metros.
• Parasol de la china (Firmiana platanifolia). 60 cm y 2,80 a 3,80 metros.
Arbol de oro (Ginkgo biloba). 60 cm y 3 a 4,40 metros.
• Palito dulce (Hovenia dulcis). 50 cm y 3 a 4,20 metros.
• Nogal criollo (Juglans australis). 60 cm y 3,20 a 4,40 metros.
• Platano Americano (Platanus orientalis). 80 cm y 3,80 a 6,20 metros.
• Lapachillo (Poecilanthe parviflora). 40 cm y 2,40 a 3,60 metros.
• Algarrobo blanco (Prosopis alba). 50 cm y 2,80 a 4 metros.
• Roble de Eslavonia (Quercus robur). 70 cm y 3 a 4,80 metros.
• Lapacho amarillo (Tabebuia chrysotricha). 50 cm y 3 y 4,40 metros.
•  Palo Borracho, (Ceiba speciosa) 50 cm y 1 metro y 20 metros.

Árboles Prohibidos de la Ciudad de Buenos Aires

Nispero

El Moral, Árbol de Moras

Naranjo Amargo