Causa AMIA. Para el presidente de la AMIA, “se terminó”, la mesa de diálogo entre la Argentina e Irán

Publicado por

El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, afirmó hoy que “se terminó” la mesa de diálogo entre la Argentina e Irán a partir del momento que la cancillería de la república islámica ratificó que sus ciudadanos no tienen vinculación con el atentado a la AMIA.

“Sentarse en esta mesa de diálogo, en la que insistimos no confiamos en esta presencia de Irán, y decir que sus ciudadanos no tienen nada que ver es decir que la mesa se terminó”, declaró Borger en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

De esta manera, el titular de la institución comunitaria salió al cruce de las declaraciones del vocero de la Cancillería iraní, Ramin Mehmanparast, quien ratificó hoy, martes, que ningún ciudadano de su país está involucrado en el ataque terrorista del 18 de julio de 1994 en el que murieron 85 personas.

“Las negociaciones (con la Argentina) están en curso y continuarán hasta que se alcance una conclusión clara”, dada su presunta “disposición a hacer una revisión detallada de quiénes fueron los perpetradores”, sostuvo el portavoz.

Borger aseveró que con esta declaración de Teherán se ratifica que “Irán no es confiable”, tal como lo sostuvo la AMIA cuando surgió la propuesta del régimen islámico de convocar a la Argentina a una mesa de diálogo.

“Si desde la creación, por parte del ex presidente Néstor Kirchner, de la unidad de la fiscalía encabezada por fiscal Alberto Nisman se dio una cantidad de pruebas que ratificaban fehacientemente que estaban involucrados distintos ciudadanos iraníes e incluso con un modus operandi similar a otros atentados en Europa, consideramos que Irán no es confiable”, insistió el dirigente comunitario.

Asimismo, Borger recordó que la Argentina logró que “Interpol interponga la alerta roja, máxima alerta, no porque se le ocurrió a Interpol sino porque se estudió y ratificó este pedido que fue consensuado con 90 naciones en el ámbito de la ONU”.

Además, el titular de la AMIA apuntó que la presidenta Cristina Kirchner durante “tres discursos continuados en la Asamblea General de Naciones Unidas pidió que Irán venga a hacer su descargo -si fueran inocentes como dicen- en la Argentina, un país de pleno derecho con todas las garantías que da la Constitución”.

“No sólo no vinieron ni contestaron sino que además ascendieron al rango de ministro a uno de los principales implicados, me estoy refiriendo a (Ahmad) Vahidi, quien logró inmunidad diplomática”, agregó.

Para Borger, la decisión de ratificar que no hay ciudadanos iraníes implicados en el atentado a la AMIA es “una respuesta demasiado fácil y fuera de lugar cuando se habla de una mesa de negociaciones”.

Siempre en diálogo con esta agencia, Borger sostuvo que es un hecho de “impunidad y una provocación” haber propuesto una mesa de diálogo con la Argentina “si a priori están diciendo alegremente que sus ciudadanos no tienen ninguna implicancia” en el ataque terrorista.

En este sentido, Borger resaltó que “estudios serios de la fiscalía” confirman la responsabilidad de Irán en el atentado.

“El fiscal Nisman, quien hizo un trabajo serio, responsable, objetivo y contundente, determinó la responsabilidad de los iraníes”, subrayó el dirigente comunitario, quien recordó que fueron las “pruebas evidentes de la Justicia argentina” la que llevaron a que las naciones consensuaran el pedido de captura ordenado a través de Interpol contra ciudadanos iraníes.

Borger sostuvo que si los ciudadanos iraníes “no tuvieran nada que ver, que vengan y que lo demuestren ante la justicia”.

Consultado sobre si existió algún contacto con el Gobierno nacional a raíz de esta negociación con Irán, Borger respondió que por el momento “no hubo ningún encuentro”. “Estamos a disposición del Gobierno. Por supuesto que no manejamos la agenda de Gobierno, entendemos que hará lo que considere necesario hacer para esclarecer el atentado con 85 muertos”, expresó.

“Ojalá tengamos suerte y haya buenas noticias, pero entendemos que además de la desconfianza que tenemos ante un interlocutor como Irán el solo hecho de hoy decir que sus ciudadanos no son responsables es decir que se terminó la negociación”, insistió, por último, Borger.