Centenario del nacimiento de “Evita” en el Museo Evita

Compartí :-) .

El Museo se encuentra ubicado en el edificio que albergaba al Hogar de Tránsito N. 2 de la Fundación Ayuda Social Eva Perón, y ha sido declarado de “Interés Cultural y Patrimonio Histórico” por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y “Lugar Histórico Nacional” por el Poder Ejecutivo Nacional. El espacio cultural del Museo Evita se complementa con un Café restó ambientado en época, y una Tienda de recuerdos.

“Volveré y seré millones”. Comenzaron las actividades en conmemoración del centenario del nacimiento de María Eva Duarte de Perón, “Evita”, que se celebrará este martes siete de mayo.

Lafinur 2988, C1425 CABA

PARA PÚBLICO GENERAL
El museo cuenta con visitas guiadas en español para público general de martes a domingos a las 16hs. No requiere reserva previa.

Contamos con servicios para visitantes con movilidad reducida e intérprete en lengua de señas argentina. Todas nuestras salas tienen traducciones al Sistema Braille. Por favor indique de antemano los requerimientos que crea necesario considerar.

Visitas privadas para grupos, en inglés, español o portugués, disponibles de martes a domingo, de 11 a 18 hs. Las mismas requieren reserva previa y un mínimo de 8 personas. Duración aproximada: 45 minutos.

VISITAS GUIADAS
PARA GRUPOS ESCOLARES
El área de Educación propone distintos recorridos específicos por las salas del Museo en base a las necesidades y características de cada nivel escolar: nivel inicial, primario y secundario. Es necesario hacer reserva previa.

Disponibilidad horaria.

Días: miércoles, jueves y viernes

Por la mañana: 9.30 hs y 11.30 hs

Por la tarde: 14.30 hs

Parte de las actividades se realizarán en el Museo Evita, en el barrio de Palermo en la capital argentina, así como en las instalaciones de la Feria del Libro, también en Buenos Aires.
http://web.museoevita.org.ar/?page_id=1803

Eva Duarte inició su vida pública como actriz y a partir de su matrimonio con Juan Domingo Perón en 1945, comenzó una carrera política paralela a la de su marido, quien llegó a la presidencia argentina. Impulsora del voto de las mujeres del país sudamericano, participó en la creación del Partido Peronista Femenino y concretó una amplia labor social en la fundación que creó para tal fin, la cual le valió el reconocimiento en su país y en otras naciones latinoamericanas.

Se cumplen cien años del nacimiento de Eva Perón, el personaje de ficción más controvertido de la Argentina. Ella, y no Juan Domingo Perón, fundó un movimiento, una época y toda una tradición literaria que aún perdura en nuestros días.

Evita es un restaurante, un musical, decenas de películas, un icono gay, una tienda de regalos y souvenirs con restaurante incluido en pleno barrio de Palermo, camisetas, chapas, pines, libritos sobre su vida y su pensamiento, el mural gigante que señorea en la avenida 9 de julio. Evita y la retórica peronista está plagada de consignas, apelaciones al pueblo y a la estética kitsch.

En una ocasión, el último día de trabajo antes de despedirme de la oficina, imprimí una de las frases de Evita para dejarla de recuerdo: “Volveré y seré millones”. Todo en ella era ficción, hasta esa frase que nunca dijo. Por eso, más que un movimiento político, el peronismo es un movimiento literario. Una ficción constante. Una militancia llena de ideales y de imaginación, llena de furia y llena de simulacros. Mañana se cumplirán 100 años desde su nacimiento, pero a juzgar por lo determinante que supone en la vida política y la vida pública de los argentinos hasta el día de hoy, el peronismo va a durar mil años.

Desde su muerte en 1952, su cuerpo comenzó a girar durante veinte años hasta llegar a casa, como Ulises en la Odisea. Los antiperonistas querían recuperar el cuerpo para evitar cualquier sublevación, y los peronistas querían repartírselo como reliquias que iluminan el mundo y erigirle altares por todos los rincones del país. Tomás Eloy Martínez supo contar en esa novela los avatares del cadáver, la circulación de las copias de cera y el oscurantismo de una época que estaba destinada a ser dramática y cruel. Para ello, Martínez recogía no solo los hechos probados por la biografía de Evita, sino también aquellos rumores y aquellas leyendas sobre el personaje, que decían que hacía milagros, que había muerto a los 33 años como Jesucristo o que llevaba a la fatalidad a quien se ocupaba de ella.

Legislatura
Hall de Honor Lunes 6
El diputado Daniel Del Sol invita a la Muestra fotográfica con motivo de celebrarse el centésimo aniversario del natalicio de María Eva Duarte de Perón.

El Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Eva Perón, creado el 23 de septiembre de 1998 por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 1113/98, ratificado por Congreso Nacional por ley Nº 26.596 del 12 de mayo de 2010, depende de la Secretaría de Cultura de la Nación. Lleva adelante una vasta tarea de rescate y difusión de la figura de Eva Perón quien ha dejada una huella indeleble en nuestra historia.

En consonancia con lo expresado, el Instituto promueve investigaciones históricas sobre la participación de la mujer en la vida política, social y cultural de nuestro país y sobre la historia del peronismo. También posee un centro de documentación escrito y oral, brinda asesoramiento a investigadores, docentes y alumnos y ofrece charlas, talleres y conferencias.

Desde su creación, se ha constituido como un centro de referencia para los particulares, los organismos públicos y privados del ámbito municipal, provincial, nacional e internacional.

Se casó con Juan Domingo Perón en 1945 y tras la asunción de este como presidente de la Nación Argentina el año siguiente, Duarte se convirtió en primera dama. Fue presidenta del Partido Peronista Femenino, presidenta de la Fundación Eva Perón y fue declarada oficialmente “Jefa Espiritual de la Nación” en 1952.

De orígenes humildes, migró a la ciudad de Buenos Aires a los quince años donde se dedicó a la actuación, alcanzando renombre en el teatro, el radioteatro y el cine. En 1943 fue una de las fundadoras de la Asociación Radial Argentina (ARA), siendo elegida presidenta.

En 1944 conoció a Perón, entonces secretario de Estado del gobierno de facto, en un acto de recaudación de fondos para las víctimas del terremoto de San Juan. Ya casada con Perón, participó activamente en la campaña electoral de su marido en 1946, siendo la primera mujer argentina en hacerlo.

Impulsó y logró la sanción en 1947 de la ley de sufragio femenino. Tras lograr la igualdad política entre los hombres y las mujeres, buscó luego la igualdad jurídica de los cónyuges y la patria potestad compartida con el artículo 39 de la Constitución de 1949.

En 1949 fundó el Partido Peronista Femenino, el que presidió hasta su muerte. Desarrolló una amplia acción social a través de la Fundación Eva Perón, dirigida a los grupos más carenciados.

La Fundación construyó hospitales, asilos, escuelas, impulsó el turismo social creando colonias de vacaciones, difundió el deporte entre los niños mediante campeonatos que abarcaron a toda la población, otorgó becas para estudiantes, ayudas para la vivienda y promocionó a la mujer en diversas facetas.

Adoptó una posición activa en las luchas por los derechos sociales y laborales y se constituyó en vínculo directo entre Perón y los sindicatos. En 1951, para las primeras elecciones presidenciales con sufragio universal, el movimiento obrero propuso a Evita, como la llamaba la población, como candidata a vicepresidenta, sin embargo ella renunció a la candidatura el 31 de agosto, conocido como el Día del Renunciamiento, presionada por las luchas internas en el peronismo y la sociedad ante la eventualidad de que una mujer apoyada por el sindicalismo pudiera llegar a vicepresidenta.

Debido a un fulminante cáncer de útero, falleció el 26 de julio de 1952, a la edad de 33 años. Recibió honores oficiales siendo velada en el Congreso de la Nación y en la central sindical (CGT), con un reconocimiento multitudinario sin antecedentes en el país. Su cuerpo fue embalsamado y ubicado en la CGT.

La dictadura cívico-militar autodenominada Revolución Libertadora secuestró y profanó su cadáver en 1955, ocultándolo durante dieciséis años.

error: Te queremos MUCHO :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999