Clásicos argentinos restaurados se verán en el Malba durante enero

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y el Programa de Recuperación del Patrimonio Cultural de INCAA, presentarán desde el 2 de enero, en el Malba (Figueroa Alcorta 3415 – CABA) el ciclo Cine Argentino Siempre, con 18 largometrajes restaurados.

Las películas que se proyectarán de jueves a domingo a las 18, pertenecen a la Colección Turner, que anteriormente pertenecieron al patrimonio de Space e Imagen Satelital, ahora a resguardo del INCAA y han pasado por un proceso de restauración debido al deterioro del soporte fílmico producto del paso del tiempo.

En el libro Cine Argentino Siempre, especial para esta retrospectiva, Eduardo Raspo, director de INCAA TV explica que “La recuperación de estas películas argentinas producidas entre los años 1936 y 1964 es un rescate que permite el reencuentro con una saludable obsesión: el futuro”.

La colección que Turner Internacional Argentina donó en 2012 al INCAA, es de fundamental importancia patrimonial porque consta de negativos originales de numerosos films independientes argentinos, así como toda la producción de los grandes estudios Lumiton, SIDE y San Miguel, algunas copias únicas y ocasionalmente en 35mm.

El programa incluye Ambición (1939) de Adelqui Millar; Los árboles mueren de pie (1951) de Carlos Schlieper; La cabalgata del circo (1945) de Mario Soffici y E. Boneo; La casa de los millones (1942) de Luis José Bayón Herrera; La cumparsita (1947) de Antonio Momplat, y La dama duende (1945) de Luis Saslavsky.

También se verán Eclipse de sol (1942) de Luis Saslavsky, Gente bien (1939) de Manuel Romero, El hermoso Brummel (1951) de Julio Saraceni, Historia del 900 (1948) de Hugo del Carril, La muchachada de a bordo ( 1936) de Manuel Romero, Muchachos de la ciudad (1937) de José Agustín Ferreyra, y La pródiga (1945) de Mario Soffici.

El ciclo también presentará dos obras memorables, Safo, historia de una pasión (1943), según relato de Alphonse Daudet adaptado por César Tiempo, y No abras nunca esa puerta (1952), en base a dos relatos de Cornell Woolrich, Alguien al teléfono y El pájaro cantor vuelve al hogar, adaptados por Alejandro Casona, las dos de Carlos Hugo Christensen.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)