Cobos en la UIA

Publicado por

Como todos los años, la Unión Industrial Argentina efectuó una convocatoria a las figuras más relevantes del ámbito nacional e internacional para debatir temas de actualidad vinculados con el desarrollo de la economía. En este caso, “Inversión productiva y políticas de Estado, alternativas, dilemas y desafíos para Argentina 2015/2020” fue el eje sobre el cual se desarrollaron las charlas, en el afán de analizar, de cara al futuro, un modelo de desarrollo nacional definitivo.

En ese sentido, el candidato presidencial Julio Cobos estuvo presente hoy en la localidad de Pilar e hizo un diagnóstico de la situación económica actual; así también hizo referencia a los nuevos desafíos “el país necesita cambios en sus matrices, empezando por la matriz educativa adaptándola a la productiva”. Asimismo, sostuvo que «el mayor ajuste que tenemos es la inflación» y remarcó en otro pasaje de su conferencia que la «economía se estancó, hay falta de empleo y una notoria caída del sector industrial».

Sobre la matriz educativa, Cobos explicó “Hubo cambios en la educación que no fueron favorables, adviertan ustedes que se cerraron muchas escuelas técnicas, hubo pérdida de la exigencia, también cambios en la formación y la calidad, que supimos tener alguna vez, se perdió. Si logramos dar un giro en esto y revertirlo, seguramente tendremos una educación de excelencia en poco tiempo para poder construir un futuro de bienestar”.”

Luego, Cobos habló de la matriz de energía “las variables económicas de nuestro país muestran una situación compleja y el gobierno no atina ni en el diagnóstico ni en las medidas que adopta. El déficit energético es la punta de este ovillo de muchos de los problemas que tiene este país”.

“En el 2010 comenzamos con problemas de importación de combustibles y caída de la balanza comercial energética, que se convirtió en negativa. En estos cuatro años prácticamente perdimos la soberanía energética e importamos más de 37 mil millones de dólares en combustibles y energía. En el 2011 el déficit fue de 2.899 millones de USD, el año siguiente de 3.082 millones de USD, en el 2013 de 6.407 millones de USD y en lo que va del presente año alcanzará los 7.000 millones de USD. Entonces, se implementaron medidas equivocadas y se generó una espiral inflacionaria. ¿Cómo? Hubo restricción de insumos, que hizo que esos productos necesarios (que en muchos casos dan valor agregado a nuestros productos) cuesten más. Cayeron las importaciones, las exportaciones y la balanza comercial; no alcanzó el cepo al dólar; no hay movimiento en el mercado inmobiliario y hay poco de él en la construcción; el impuesto a los vehículos de alta gama no funcionó tampoco y una salida que podía vislumbrarse, como algo positivo, era dar buenas señales al exterior como el tema Repsol y el tema Club de París; pero luego dieron pasos atrás con el tema holdouts”, explicó Cobos.

“La Nación debe dedicarse a cuestiones estratégicas”, aseveró Cobos y expresó “no puede ser que en estos últimos once años solo se hayan construido –promedio- 137 kilómetros por año. No está, por ejemplo, la autopista del Corredor Bioceánico que une el Atlántico con el Pacífico”. Cobos dijo que, de ser Gobierno, el Estado a su cargo trabajará para brindar las condiciones de competitividad que necesita la economía.

Cobos explicó que durante su gestión habrá cambios en materia de matriz laboral y reformas “en las políticas tributarias; donde la presión actual es de alrededor del 35 por ciento, propias de países desarrollados pero sin la complementariedad de los beneficios que las mismas brindan”.

Finalmente, Cobos sostuvo que “tal como hice cuando goberné Mendoza, las medidas a adoptar en la gestión no serán de izquierda ni de derecha; sino de sentido común y mi primer señal será hacia una distribución adecuada del conocimiento en el sistema educativo e insisto con esto porque este cambio es fundamental para el futuro del país”.