Cómo afectan las condiciones ambientales a la comunicación inalámbrica

Compartí :-)

Por Eduardo Wassi, especialista en nuevas tecnologías, https://eduardowassi.wordpress.com/

Cuando se habla de comunicaciones inalámbricas muchas voces se alzan repitiendo ciertos mitos o verdades a medias (que es vulnerable a campos magnéticos fuertes o que se interrumpe con lluvia, por ejemplo) que forman un panorama que no siempre se ajusta a la realidad. Por eso, es preciso despejar dudas y poner blanco sobre negro para que al momento de decidirse por un equipo se lo haga con todas las certezas.

Por eso acá les acercamos una breve descripción de qué pasa con los principales problemas que se suelen escuchar:

Se corta si llueve, nieva o hay niebla espesa. El impacto de la lluvia y la nieve en el rango de 10 GHz empleado para la comunicación inalámbrica es bajo y esto se ha comprobado con experimentos. Por lo general, la comunicación comienza a sufrir problemas recién a partir de 10 FHz en adelante.

Un campo magnético fuerte la interrumpe. Esto es verdad a medias, pues es cierto que un campo magnético puede interferir en la comunicación, pero generalmente son los de frecuencia baja los que causan estos inconvenientes. En este aspecto, la comunicación inalámbrica es ventajosa ya que una corriente de inducción generada por un campo magnético se produce en relación con el conductor (cable).

Los relámpagos causan daños y eso provoca pérdida de señal. Los casos de sobretensión se dan en los equipos que poseen cables, pues la energía del rayo se conduce a través de ellos. Por eso, en los aparatos inalámbricos este riesgo se minimiza. Sí es necesaria cierta protección en el área para que no haya una descarga directa a uno de los equipos.

Interferencia por relámpagos en la comunicación. Cuanto más alta la frecuencia, tanto más baja se vuelve la energía, por ende para que haya un problema tendrían que darse al mismo tiempo la descarga eléctrica y la comunicación intermitente (la frecuencia de ondas electromagnéticas generadas por una descarga eléctrica producida por los rayos tiene un rango amplio entre un par de hertzios y 1 giga hertzio). De todos modos, si esto llegara a darse se soluciona con un control de retransmisión.

Posible desconexión. Esto se da en las comunicación que requieren un cable, ya que este puede desconectarse, romperse, deteriorarse y más. En los sistemas inalámbricos este riesgo no existe y así se evitan también ataques maliciosos o que animales puedan malograr las charlas.

Ahora, con los mitos ya aclarados, queda claro que las ventajas son muy superiores en el caso de las comunicaciones inalámbricas.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999