Como construir una relación con buenos cimientos. Por Valeria Schapira.

Compartí :-) .

En tiempos en los que parecieran predominar las relaciones livianas, hay muchas personas deseosas de formar una pareja duradera. Una relación se construye desde el deseo y desde la decisión. Para que una estructura sea sólida tiene que tener buenos cimientos.
Muchas personas sueñan con encontrar al amor de sus vidas e imaginan un escenario de película hollywoodense en el que vivirán felices y comerán perdices. Ocurre, como en el cine, que la gente se encuentra y se enamora. Pero, para que una pareja nazca y crezca de manera sana y nutritiva, debe existir una decisión de ambas partes. Si estás deseando emprender la aventura del amor con alguien, tienes que estar preparado para:

· Encarar un proyecto de a dos: todo muy divertido con un fin de semana romántico en la costa. Pero una relación es bastante más que eso. ¿Estás con ganas de ser empático, solidario, tolerante y compañero? Entonces es probable que tus deseos de tener un compañero de vida puedan verse plasmados en la realidad.

· Aceptar al otro: esto significa dar la bienvenida a las múltiples dimensiones que tiene cada ser, te gusten o no. Todos somos luces y sombras. Por supuesto que las personas pueden evolucionar pero todos tenemos una historia, una personalidad, sueños y temores. Cuando dos seres se encuentran, se encuentran también sus dos Universos, seguramente muy dispares, y hay que trabajar para que convivan.

· Querer compartir: muchos hombres y mujeres dicen querer estar con alguien pero no están dispuestas a resignar ninguna de sus estructuras, hábitos adquiridos, espacios o tiempos. Hay parejas con mayores libertades que otras pero construir una relación requiere de la voluntad de compartir con el otro.

· Respetar a la otra persona: aunque parezca caer de maduro que el respeto es un requisito fundamental en cualquier relación, muchas personas se comunican por la negativa, en base a la crítica y al sarcasmo. Si no hay respeto, cualquiera sea el orden de la vida, no hay buenos cimientos.

· Apreciar lo bueno que la otra persona puede ofrecer: todos queremos ser reconocidos y bien valorados. El psicólogo John Gottman denomina «maestros de las relaciones» a aquellas personas que tienen ese hábito mental por el cual buscan cosas para apreciar, cosas para poder decir «gracias». En el otro extremo están quienes se focalizan solo en los errores y defectos de su pareja.

· Lograr fluir con los cambios: la mayoría de las parejas nace de la pasión que despierta el enamoramiento. Las “mariposas en el estómago” duran un tiempo y hay que tener la inteligencia emocional de hacer que esos bichitos voladores se transformen en proyectos.

· Estar abierto al diálogo: una persona receptiva a intercambiar puntos de vista con madurez, suele funcionar bien en sus ámbitos familiares, laborales, de amistad y de pareja. Por el contrario, las personas de susceptibilidad exacerbada, siempre a la defensiva y que creen ser el ombligo del mundo, suelen suscitar conflictos e intrigas.

· Estimular el deseo: es claro que las relaciones sexuales se irán modificando en el transcurso de una relación. Quizás ganen en calidad, a medida que se conoce al otro en profundidad. Puede que después de un tiempo no sean tan intensas o frecuentes. Lo importante es que ambos miembros de una pareja sientan que son “vistos” por el otro en su complejidad de cuerpo y alma. El deseo también ha de ser estimulado para que se mantenga vivo.

Por Valeria Schapira
Experta en relaciones para Match.com

Acerca de Match.com
Match.com está presente en 25 países con más de 8 idiomas y alcance en 5 continentes.
En América Latina, Match.com cuenta con más de 60 millones de usuarios, lo que lo convierte en el sitio número 1 de citas.
El sistema de “algoritmos de matcheo” que sugiere compatibilidades de acuerdo a las preferencias de cada usuario lo convierte en un puente altamente efectivo para la búsqueda del amor online.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: En que podemos ayudarte?