Cómo detectar si un empleado sirve para tu empresa, oficina o emprendimiento

Compartí :-) .

Dentro de una empresa de 10 a 1000 personas, existen muchos puestos de liderazgo desempeñados por personas de diversas personalidades. Hay lideres que promueven un crecimiento para su equipo y empresa, mientras otros se centran en su ombligo, sus propias metas y pueden restar fuerza al sistema organizacional.

Como consultor de liderazgo y coach de CEOs y gerentes, una de las mayores consultas que recibo es la referida a cuan adecuada es una persona que se encuentra desempeñando un rol de liderazgo en la empresa. Dicha persona puede ocupar un rol de gerente, mando medio, supervisor, etc. Esta consulta pueden realizarla los mismos socios dueños de la empresa, algún gerente o quién está al frente del sector de RRHH. Como consultor externo jamás bajo una opinión tajante acerca de la persona que se me consulta en cuestión ya que no es mi función dictaminar si un líder debe ser removido o echado de una empresa. Si ayudo al líder que me está formulando esta pregunta y con quién estamos co – creando un proceso de coaching, a mirar de manera más detenida y profunda a aquel empleado con el cual manifiesta dudas.

Aunque parezca raro muchos CEOs que son muy inteligentes y están muy bien preparados académicamente, suelen confundirse a la hora de decidir quienes son las personas más idóneas y adecuadas para liderar su empresa. El resultado final es que al no discriminar adecuadamente a aquellas personas adecuadas de las inadecuadas, terminan generándose conflictos entre sectores, problemas con empleados que pueden afectar la producción, desempeño y finanzas de la empresa.

Existen varios criterios para detectar si un empleado de una empresa es adecuado para la misma o estaría mejor si estuviese fuera. Uno de los criterios que me gusta compartir con CEOs se llama “Criterio trifásico” que permite revisar a un empleado a través de 3 aspectos:

1) Ético: En este aspecto es importante preguntarnos si este empleado suele actuar de manera ética e integra. Para un CEO que desea un crecimiento y equilibrio en su empresa, resulta muy importante que sus líderes manifiesten cierta ética de lo contrario, pueden ocasionarle daños significativos. Aquí nos preguntamos.. ¿Tu empleado es una persona confiable en su manera de actuar? ¿Sus actitudes y conductas se alinean con los valores de la empresa y los tuyos?

2) Competencia técnica: Aquí revisamos cuan competente y capacitado está tu empleado para desempeñar el rol y tareas que le corresponden. Sus conocimientos y recursos relacionados con el área y cargo que detenta. Si está en área teconologica, cuan actualizado y eficiente se muestra y como se traduce en sus acciones diarias dentro de la empresa. Aquí nos preguntamos: ¿Tu empleado se muestra capaz y competente? ¿Es eficiente en cuanto a sus resultados? ¿Inspira respeto y confianza en su equipo?

3) Inteligencia emocional vincular: Aquí nos interesa comprobar la capacidad del empleado para liderar emocionalmente a los demás, establecer vínculos adecuados, cooperativos y productivos con su equipo, colegas de otros sectores, clientes, etc. Aquí podés preguntarte: ¿Tu empleado establece vínculos adecuados y cooperativos con su equipo y personas de otros sectores de la empresa y fuera de ella? ¿Es una persona cuyas actitudes y conductas generan respeto, confianza y cercanía con los demás?

Si nos fijamos en estos 3 criterios cada vez que tengamos dudas acerca de mantener algún empleado en la organización, podremos lograr mayor claridad y así podremos tomar decisiones de manera más adecuada. Cada CEO y su empresa es un mundo diferente con su propia cultura. Y poder reflexionar acerca de estos 3 aspectos es de mucho valor ya un CEO o gerente suele confundirse y entremezclar estos aspectos. A veces, la competencia técnica de un empleado o gerente puede deslumbrar al CEO pero a la larga puede perjudicar el funcionamiento de toda la empresa.

En mi experiencia si un líder manifiesta un buen nivel en cada uno de estos 3 criterios, suele ser de mucho valor para su empresa. En tanto que si manifiesta dificultades en alguno de ellos, puede generar problemas. Aunque también si muestra receptividad, puede trabajarse y mejorar. Depende de la situación , contexto y personalidad. Hay líderes que se muestran receptivos a reconocer sus dificultades y trabajarse, mientras otros sencillamente no quieren y persisten en sus conductas inadecuadas. En estos últimos casos podemos afirmar que actúan como empleados que erstan fuerza al sistema, pudiendo ocasionar daño en diversos planos.

Espero que te sea de utilidad el criterio “trifásico” para detectar si tus lideres o empleados están aportando para tu empresa.

Que tengas muy buena semana y espero que podamos trabajar juntos en un futuro cercano.

Pablo Nachtigall
Psicólogo clínico & Consultor de empresas
Tel.: 154 946 9491

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999