Confort de estancia: Rodizio Campo, una experiencia natural

Con la intencion de recrear una jornada campestre llena de confort, pensada para satisfacer deseos y sorprender, Rodizio Campo ideo un plan que comienza temprano, frente al señorial casco de estancia, con mate, cafe y pasteleria artesanal: scones, chipa, budines, masitas. Luego de una caminata relajante por el verde, que ofrece 90 hectareas, llega el aperitivo, servido en una mesa generosa con quesos nacionales y salames de Mercedes, aceitunas negras y verdes, pan de campo y empanaditas criollas.

Antes del almuerzo hay tiempo para que los chicos visiten el area de juegos, con puente colgante, tirolesa y hamacas; conozcan la huerta organica, con un paseo guiado; den una vuelta en el pequeño sulky tirado por un pony y recorran los caminos internos con las bicicletas, acondicionadas para adultos y niños.

Con la gran chimenea encendida, el perfume de las maderas en el comedor de la estancia anuncia el momento de elegir mesa: hay varios salones con distintas vistas, cerca de un algun ventanal o al lado del playroom. El menu infantil es el primero en llegar: tortilla, milanesitas, patitas, caritas de papa. Para los adultos, un gran buffet frio y caliente, con salmon ahumado, kanikama, langostinos, berenjenas al escabeche, ensaladas, vithel tonne, carre de cerdo con ciruelas. Despues, los camareros traen las clasicas espadas de la casa: Chorizo, Morcilla, Mollejas, Colita de cuadril, Pollo, Bondiola de Cerdo, Costillar vacuno, Cordero y Lechon adobado, acompañados por canastas de papas fritas y pan casero. ¿Un plus? Los comensales pueden volver a probar todo cuantas veces quieran.

El postre aparece como una deliciosa promesa dulce que obliga a degustar libremente Flan, Budin de pan, Arroz con leche, Manzanas asadas caramelizadas, Isla flotante con salsa de sambayon, Tronco de dulce de leche cubierto con chocolate, Frutas de estacion fileteadas, Bavaroise de durazno, Tiramisu, Peras al borgoña, Canastita de chocolate con mousse de queso, frutos del bosque y arandanos; Mousse de chocolate, limon o dulcede leche; Tartas y Helados artesanales.

En la sobremesa, un carro tirado por un tractor invita a los mas pequeños a conocer la granja, guiados por un especialista que explicara los secretos de sus animales, enseñandoles a ordeñar la vaca y amasar tortas fritas. El momento mas esperado es el paseo en cuero: a la manera de una alfombra voladora, los chicos se sientan sobre una manta hecha con cueros, arrastrada con soga y caballo por el pasto. Mientras tanto, los padres se relajan en la galeria de la estancia, visitan el puesto de dulces artesanales, descubren los juegos de mesa, planean una cabalgata o disfrutan las canchas de tenis sobre cesped, futbol o voley.

Al atardecer, el mate con pastelitos caseros de dulce de membrillo y de batata, tortas fritas y brownies es la mejor forma de ver la caida del sol. Cuando ya es casi de noche, el regreso se torna una tediosa obligacion con una sola promesa: volver a Rodizio Campo, este principesco escenario natural que tiene cada detalle diseñado para agasajar.

En Ruta 5, km 71 (Lujan)/ 02323-436360/436312 // www.rodiziocampo.com.ar

Abierto Viernes, Sabados, Domingos y Feriados de 11 a 18.

Dia de campo:$320 (sin bebidas)/ Niños 4 a 12 años: 50%/ Menores de 4
sin cargo. Incluye todas las actividades recreativas y paseos.

El Portal del Barrio de Palermo
http://www.palermonline.com.ar/index.html