Conmebol: “Se juega fuera de Argentina porque no están dadas las condiciones”

Argentina no da garantías de poder dar seguridad a la superfinal de River vs Boca.

Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, explicó los motivos de la decisión de jugar la Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca en el exterior.

Alejandro Domínguez, Conmebol, Superfinal de Copa Libertadores, River, Boca, Reuters

Martes 27 de noviembre de 2018

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, informó hoy desde Asunción que se decidió que la final de la Copa Libertadores que deben jugar River y Boca será “fuera de Argentina porque no están dadas las condiciones para que sea en ese país”.

Si bien recalcó que la disputa del encuentro dependerá del fallo del Tribunal de Disciplina, exhortó a Rodolfo D´Onofrio y Daniel Angelici, presidentes de los clubes, que manden un mensaje de paz de cara al posible cruce.

Tras idas y vueltas y luego de la postergación de la Superfinal por Copa Libertadores entre River y Boca, la Conmebol confirmó este martes que se jugará en el exterior y no en Argentina, aunque aclaró que esa decisión estará sujeta a lo que resuelva el Tribunal de Disciplina.

El gran partido se disputará el 8 o 9 de diciembre.

Tras este fallo emitido por Conmebol, luego de la reunión en Conmebol, River Plate queda sin igualdad de condiciones puesto que ninguna de las dos finales se habrán disputado en su estadio, el Monumental. Aún se desconoce si dicho partido se jugará con ambas parcialidades o solo con público “Millonario” como debería haberse jugado el pasado sábado 24 de noviembre.

No jugarse en su cancha implica para River un dolor de cabeza desde lo económico ya que resta saber la sede, la capacidad de dicho estadio y si las entradas válidas para el partido en fecha original seguirán teniendo el mismo valor. Además habrá que ver qué ocurrirá con quienes tienen su entrada pero no podrán viajar a Paraguay en caso de que el partido se juegue.

En el comunicado difundido por el organismo sudamericano explicó que una vez que el Tribunal Disciplinario se expida, en favor de que se juegue el partido, la Conmebol “se hará cargo de todos los gastos de viaje, hospedaje, alimentación y traslado interno de hasta 40 personas por delegación”.

Asimismo, indicó que “las coordinaciones de seguridad con las autoridades correspondientes” correrán por cuenta de la Conmebol.

Daniel Angelici dialogó con la prensa tras la reunión en la sede de la Conmebol y ratificó la postura de Boca: suspender la final y descalificar a River Plate por los incidentes el sábado en las adyacencias del Monumental.

“Hemos llegado a Paraguay por pedido del presidente de la Conmebol para comunicarnos que el Comité Ejecutivo tomó la decisión de que el partido se juegue. Boca escuchó las palabras del presidente y le comunicó que la comisión de Boca pidió la descalificación (de River) y que iba a esperar al Tribunal de Disciplina para que nos dé una resolución. En el día de la fecha nosotros no aceptamos jugar ningún partido hasta que el Tribunal se expida”. Angelici admitió que Boca “hoy no tiene la cabeza puesta en jugar” y “Vamos a ir al Tribunal de Apelaciones de la Conmebol. Vamos a agotar todas las instancias administrativas que tengamos dentro del organismo. Si tenemos que ir al TAS, vamos a ir”, expresó.

error: Te queremos :-)