Conocé qué peluches son aptos para que tu bebé juegue

Compartí :-) .

¿Quién no vio en una revista de maternidad o decoración la foto de una cuna en primer plano? Siempre, en ellas, hay muñecos de peluche. Pueden ser muchos o simplemente uno, pero nunca faltan. Pero, ¿pensamos las madres si incorporarlo a la cama del recién nacido es seguro?

Lo ideal es que a la hora de dormir el bebé solo esté en compañía de una sábana que lo arrope. No es bueno que esté acompañado por muñecos u objetos, pues hay que evitar que sin quererlo se lleve algo a la boca.

De todos modos, los peluches también suelen ser el famoso objeto transicional que los niños eligen para empezar a construir su independencia. Entonces, ¿es bueno evitar que tengan los muñecos? Hay alternativas que tienen en cuenta todos los cuidados para que el osito pueda acompañar los sueños de tu pequeño.

Cuando compres un osito de peluche, fijate que no tenga ojos, nariz o bocas pegados. Evitá los que tienen botones como partes de sus caras o en las ropas. Para los bebés, los mejores son los que vienen bordados y no tienen ropa, pues así no acumulan polvo.

Fijate el tamaño de los muñecos: no pongas nunca en la cuna osos o peluches que sean pesados o más grandes que el bebé, pues puede asfixiarlo.

En cuanto a la tela, elegí los muñecos cuyas etiquetas aseguren que fueron realizados con materiales hipoalergénicos. Además, lava los osos con frecuencia, pues albergan mucho polvo y con esto ácaros y otros organismos que, además de producir alergias, pueden ocasionar asma e irritación en la piel. Cuando los laves, prestá especial atención a lavarlo con jabón neutro y dejarlo secar completamente antes de introducirlo en la cuna.

Con todos estos cuidados, podrás darle a tu bebé un peluche de un modo seguro.
Por Karina Segura, de Magneto (www.magnetoregalos.com)

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999