Cumbre de Líderes del Grupo de los 20. El 30 de noviembre será feriado

Gran despliegue de seguridad por aire, mar y tierra blindarán a esta capital para recibir a los líderes de la Cumbre del G20 en noviembre venidero, mientras el Gobierno busca dar feriado para evitar complicaciones.

Mientras varias organizaciones sociales encabezarán una semana antes manifestaciones y una cumbre de los pueblos, en Buenos Aires las medidas de seguridad serán extremas con 15 grupos antitumultos, portaviones, vehículos con patrullas armadas, más de 25 mil policías, entre otras cosas.

El Gobierno estableció que el próximo 30 de noviembre será feriado en el ámbito de la Capital Federal con motivo de la realización la Cumbre de Líderes del Grupo de los 20 (G20). La organización del evento a un consorcio de cuatro empresas por $749.820.419, un 30% menos que el presupuesto inicial, estimado en $1072 millones.

Durante la reunión los 20 mandatarios más importantes del mundo, como Donald Trump, Vladimir Putin, Angela Merkel, entre otros comeran parrilla, visitaran museos, entre otras cosas.

La norma, que llevó la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y todos los ministros, señaló que debido “a los diversos aspectos que involucra la organización de la Cumbre –logísticos, de seguridad, de transporte, entre otros– se impone la adopción de medidas que tengan como finalidad facilitar su organización y desarrollo”.

SEGURIDAD MADE IN PATO
Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación, habló sobre los preparativos para la reunión del G20 que se celebrará en la ciudad de Buenos Aires el próximo mes de diciembre.
Así las cosas, y con el recuerdo fresco de lo que sucedió en la Plaza de los dos Congresos en pleno debate por el Presupuesto 2019, donde se produjeron incidentes con balazos de goma de la policía y piedrazos de manifestantes, aseguró que “no van a permitir caras tapadas ni mochilas con piedras”.
“Hemos tenido 55 reuniones del G20, todas perfectas; la seguridad del G20 está absolutamente garantizada. Vamos a poner reglas del juego muy claras, no vamos a permitir caras tapadas, ni mochilas con piedras para que los que quieran ir a manifestar puedan gritar todo lo que quieran, pero sin romper nada. Nuestro objetivo va a ser que esto sea en otro lugar, con visibilidad y medios de prensa, pero ordenado y sin violencia. Son condiciones estrictas y con mucha profesionalidad”, dijo Bullrich durante una reciente entrevista.

Cumbre de Líderes del Grupo de los 20

El Gobierno estableció que el próximo 30 de noviembre será feriado en el ámbito de la Capital Federal con motivo de la realización la Cumbre de Líderes del Grupo de los 20 (G20).

La norma, que llevó la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y todos los ministros, señaló que debido “a los diversos aspectos que involucra la organización de la Cumbre –logísticos, de seguridad, de transporte, entre otros– se impone la adopción de medidas que tengan como finalidad facilitar su organización y desarrollo”.

Tras indicar que “el G20 es el principal foro de coordinación económica mundial con creciente gravitación en temas de naturaleza política, que está integrado por diecinueve países más la Unión Europea”, el Gobierno destacó que el “evento más importante” del encuentro es la Cumbre de Líderes, que tendrá lugar el viernes 30 de noviembre y el sábado 1 de diciembre.

“Se estima que ocho mil personas concurrirán a la Cumbre, entre los Líderes y sus acompañantes, los sherpas, las autoridades ministeriales, las delegaciones, el personal de seguridad y la prensa”, se informó.

“Por primera vez los Jefes de Estado y/o de Gobierno más importantes del mundo se reunirán en el país, constituyéndose por ello la citada Cumbre en uno de los eventos de política internacional más importantes de la historia argentina”, subrayó el Gobierno.

Además, se afirmó que “la preparación y coordinación de la Cumbre plantean un enorme desafío para la República Argentina”.

“A modo de ejemplo, existen diversos aspectos que deben ser resueltos con intervención de diversas áreas de gobierno, tales como las medidas de defensa y de seguridad, el traslado de los funcionarios, y demás cuestiones atinentes al evento propiamente dicho, que deben respetar los estándares internacionales de eventos similares”, puntualizó.

Además, el Gobierno agregó: “en ese marco, y en atención a los diversos aspectos que involucra la organización de la Cumbre – logísticos, de seguridad, de transporte, entre otros – se impone la adopción de medidas que tengan como finalidad facilitar su organización y desarrollo”.

El Ejecutivo destacó que el 20 de julio pasado envió un proyecto de ley para que decrete feriado el 30 de noviembre en el ámbito de la Capital.

Pero que hasta el momento el proyecto “no ha sido tratado”, por lo que “ante la cercanía de la fecha de celebración de la Cumbre y con la finalidad de no dificultar su organización y celebración, resulta necesario establecer el feriado en los términos expuestos”.

error: Te queremos :-)