Curso de una semana para ser Exorcistas

Publicado por

El curso para exorcistas que inspiró la película ‘El Rito’, protagonizada por Anthony Hopkins, ahora esta más cerca que nunca, para los que tienen ganas de hacer el exorcismo pero del bueno.

El origen de la palabra exorcismo deriva del latín exorcismus, que a su vez deriva del griego exorkismos, que significa estar sujeto a un juramento.- Del griego antiguo: ἐξορκισμός, romanización: exorkismos, literalmente: «obligar mediante juramento, conjurar»​ es la práctica religiosa o espiritual realizada contra una fuerza maligna, utilizando diversos métodos cuyo fin es expulsar, sacar o apartar a dicho ente de la persona, objeto o área que se encuentra poseída por la entidad maligna quien somete y controla al poseído. ​ Estos entes, dependiendo de las creencias de los implicados, pueden ser demonios, espíritus, brujos, etc. El objeto de la posesión puede ser una persona o animal, objetos e incluso lugares como pueblos o casas (el famoso poltergeist). La posesión puede ser total,el ente toma control de las funciones del poseído, puede moverse, hablar, etc., a través de la víctima o parcial.

COMO Y CUANDO

Este curso está diseñado como una ayuda para profundizar en la realidad del Ministerio del exorcismo con sus implicaciones teóricas y prácticas. Pretende ser un apoyo para los obispos, en la preparación de los sacerdotes asignados a este Ministerio, así como laicos profesionales que les asisten.

En colaboración con el grupo de investigación socio-religiosa e información (GRIS), el curso cubrirá una amplia gama de temas: los antropológicos, fenomenológicos, sociales, teológicos, litúrgicos, canónicos, pastoral, espirituales, médicos, neurocientíficos, farmacológicos, simbólicos, criminológicos, legales y jurídicos. Habrá testimonios de exorcistas con tiempo para Q&R.

Programa 2018
Fecha: 16 – 21 abril de 2018
Costo: El precio del curso es de 300 Euros que incluye material y asistencia del curso. Servicios de traducción si son un adicional de 250 Euros.

Idiomas. El curso se presenta en Italiano.

Se ofrece traducción simultánea en inglés, español y francés (con un mínimo de 10 participantes)por un costo adicional de 250 Euros.

Ubicación: Nuestro curso está basado en el Pontificio Ateneo Regina Apostolorum, “Auditorio Juan Pablo II””

Via degli Aldobrandeschi, 190 000163, Roma.Tel: ( 39) 06-917-891

www.uprait.org

Requisitos del Curso
Con el fin de asistir al curso de exorcismo y oración de liberación se necesita lo siguiente:

Realizar la solicitud junto con los documentos necesarios (abajo)
Los documentos necesarios son:
Para los sacerdotes: Una copia de su celebret.
Para laicos:
Carta de declaración de las intenciones por las que quiere hacer el curso (enviado con el formulario de solicitud)
Carta de autorización de su obispo (escaneados y enviados junto con la carta de intención)
Pago (una vez que su aplicación es completada y aprobada le enviaremos instrucciones de pago)

Cuenta una historia
Cuenta una historia reciente que el exorcista italiano, Fra Benigno Palilla, narró que una mujer poseída por el demonio fue liberada gracias a las oraciones y al “ayuno generoso” de unas 50 personas de la comunidad parroquial a la que pertenece.

El sacerdote consejero de la Asociación Internacional de Exorcistas y guía del centro de formación Juan Pablo II en Sicilia, relató al diario Avvenire el caso de María, con ocasión del 14° encuentro de formación regional que comenzó ayer 21 de febrero en Palermo con la participación de 44 sacerdotes.

El P. Palilla relata que María, cuando asistía a la capilla de San Isidoro, tenía cinco años de posesión demoniaca. “Tenía reacciones durante la Misa: interrumpía la homilía, en la lectura del Evangelio, pero los fieles que participaban ya estaban formados en esto y rezaban por ella”.

“El dolor que sufría esta mujer era increíble: recibía como puñaladas en el cuerpo, se contorsionaba, y después sin razón alguna mostraba odio al esposo y al hijo”, prosigue el sacerdote de los frailes menores renovados.

Sin embargo, en la Semana Santa de 2017, los sacerdotes que guiaban la capilla consideraron que “tuvo un papel importante para la liberación que unas 50 personas” realizaran un ayuno “generoso” por la liberación de María.

El sacerdote dijo que la liberación se dio el Viernes Santo durante la adoración de la Cruz: “Recuerdo que, en la banca en la que estaba, María alababa al Señor por primera vez. Fui con ella y la acompañé a besar la cruz, pero ella la abrazó y rompió en lágrimas, y con ella toda la asamblea. Además, al momento de la Comunión logró recibir tranquilamente la Eucaristía”.

Desde el año 2015 el P. Palilla participa en el curso de formación anual que promueve el Vaticano para exorcistas.

En Sicilia, explica Avvenire, el ministerio de los exorcistas está acompañado y sostenido por grupos de fieles que acogen a las personas turbadas por el demonio; que siguen un especial camino de vida espiritual con la recepción frecuente de los sacramentos.

En la parroquia Santa María de los Ángeles en Palermo, dijo el P. Palilla en febrero de 2016, “hay una comunidad de 700 personas involucradas en la oración por todos aquellos que viven esta difícil situación”.

Ahora curso de una semana para ser Exorcistas

Más de 200 católicos, muchos de ellos sacerdotes, asisten en Roma desde el lunes a un curso de una semana de duración, en el que están aprendiendo cómo expulsar demonios que se hayan posesionado de alguna persona, labor que puede cumplirse incluso por celular.

Las clases incluyen materias varias: desde «artesanía en África» hasta «cómo diferenciar entre posesión demoníaca y enfermedad mental», además de una guía «paso a paso» como sacar espíritus malignos. El seminario fue ofrecido en momentos en que se ha disparado la demanda de exorcismos.

Ernest Simoni, cardenal de Albania, acaparó reflectores durante la primera sesión del curso, en la que departió sobre cómo exorcizar a través de teléfonos celulares. Explicó cómo leer las oraciones de exorcismo en latín, de manera similar que si se cumpliera el rito en persona.

Funcionarios de la Iglesia católica indicaron que el número de posesiones diabólicas registradas va en aumento, aunque no ofrecieron cifras oficiales.

El padre Benigno Palilla, exorcista de la diócesis de Palermo, declaró en febrero a Radio Vaticano que ha hecho unos 50 exorcismos en los últimos dos años y medio.

El curso, dirigido a exorcistas licenciados, teólogos, psicólogos, médicos, criminólogos e historiadores de la Iglesia, se declaró abierto además al público en general.

Entre los estudiantes se encuentran varias docenas de mujeres, que recibirán un certificado pero no autorización para realizar exorcismos. Sólo los sacerdotes pueden llevarlo a cabo, y con el permiso de su obispo o una licencia especial.

Los laicos católicos, hombres o mujeres, pueden cumplir el papel de lo que en un curso iniciático se llamó «exorcistas auxiliares», lo que significa que pueden estar presentes en el rito, rezar y dar apoyo moral al sacerdote, que es quien está autorizado para expulsar al demonio.

Simoni dijo que los exorcismos sólo deben intentarse después que los médicos se hayan demostrado incapaces de explicar el comportamiento de una persona, a la que entonces se podrá considerar demoníacamente poseída.

Principales criterios para el correcto discernimiento de posesión diabólica según el nuevo ritual
Habiendo sido descartada una anomalía psíquica, ya sea patológica o paranormal, suelen considerarse signos de posesión diabólica: La aversión vehemente hacia Dios, la Virgen, los Santos, la cruz y las imágenes sagradas.
Además, dependiendo del fin bueno o dañino para el cual las emplea, se podrá discernir si las siguientes producciones de la persona investigada, son dones de Dios, o signos de posesión:

El hablar con muchas palabras de lenguas desconocidas o entenderlas.
Hacer presentes cosas distantes o escondidas.
Demostrar más fuerzas de lo normal.
Para la práctica del exorcismo es necesaria:

Primero ser sacerdote oficial de la Iglesia católica.
La autorización del obispo de la diócesis correspondiente previa recomendación de un tribunal eclesiástico competente en esta materia, que puede ser concedida vez por vez para cada caso específico o de manera general por un periodo determinado al sacerdote que ejerce el ministerio de exorcista en la diócesis, generalmente esa autorización tiene una validez de tres años, se entiende extinguida esa validez pasado los tres años de ser expedido o si hay un cambio de obispo en esa diócesis, por lo cual deberá ser renovado ese permiso.

El reconocido exorcista italiano, P. Gabriele Amorth, quien falleció a los 91 años, dejó un importante legado en este campo, en el que destacan algunas frases claras sobre la acción del demonio en el mundo actual.

Aquí presentamos 7 frases que el sacerdote pronunció en sus muchos años como exorcista.

1. “Satanás está siempre activo. Es el tentador desde el principio”
2. “El mundo está bajo el poder del diablo”
3. “Satanás ataca sobre todo al Papa”
4. “Invocar al Papa es efectivo contra el diablo”
5. “El demonio quiere la muerte de la Iglesia porque ella es la madre de los santos”
6. “El intercesor más efectivo de todos es la Virgen María”
7. “El Estado Islámico (ISIS) es Satanás”