news camara cafe chip tecno compu

Daniel Funes de Rioja de la UIA: El DNU no generará más empleo, otro vende humo

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, ha resaltado las modificaciones al régimen laboral presentes en el DNU 70/2023, subrayando que estas propuestas fueron recibidas con cierto beneplácito por parte del sector industrial. Sin embargo, existe una visión crítica que va más allá de estas modificaciones y señala las implicaciones profundas que podrían generar.

A pesar de las expectativas optimistas generadas por estas reformas, existen preocupaciones fundamentales sobre la viabilidad de generar más empleo. Muchos argumentan que, más allá de las regulaciones laborales, la raíz del problema no reside únicamente en las leyes vigentes, sino en la actitud de ciertos sectores empresariales.

En este sentido, se apunta directamente hacia la fuga de capitales y la falta de reinversión en el país como factores determinantes que obstaculizan la creación de empleo. Los señalamientos hacia los ricos y empresarios argentinos como responsables de esta situación son cada vez más recurrentes.
La percepción generalizada es que, en lugar de priorizar el fortalecimiento del mercado laboral interno, estas élites económicas optan por acciones que erosionan el potencial de crecimiento económico y la generación de empleo dentro del país.

La derogación de la Ley de Compre Nacional y otras disposiciones del DNU han despertado inquietudes adicionales en el ámbito industrial. Si bien hay cierta disposición a analizar estas medidas por parte de la UIA, hay un trasfondo de incertidumbre sobre cómo estas acciones afectarán realmente la economía y la creación de empleo a largo plazo.

Es evidente que, más allá de las reformas laborales, el escenario económico y laboral argentino se ve afectado por una serie de factores estructurales y decisiones empresariales que limitan la generación de empleo. La necesidad apremiante de políticas integrales que no solo aborden las regulaciones laborales, sino que también atiendan las prácticas económicas que desincentivan la inversión interna y promuevan la fuga de capitales, se vuelve imperativa para un cambio real en la situación laboral del país.

En resumen, las expectativas optimistas derivadas de las reformas laborales propuestas por el DNU 70/2023 se ven contrarrestadas por la percepción generalizada de que la falta de reinversión y la fuga de capitales por parte de los sectores empresariales más adinerados seguirán obstaculizando la generación de empleo en Argentina.