Datos: no es cuestión de cantidad, sino de calidad

Compartí :-) .

Por Eduardo Wassi, especialista en nuevas tecnologías, https://eduardowassi.wordpress.com/, @eduardo_wassi

Mucho se habla por estos días de big data: el manejo de esos enormes volúmenes de datos que incluyen los generados por los propios sistemas de la empresa, pero también los obtenidos de fuentes externas: desde sensores que miden el desempeño de algún equipo o alguna cuestión medioambiental hasta comentarios en las redes sociales que hablan de nuestra marca, de nuestros competidores, de nuestra industria, pasando por los contenidos de los correos electrónicos.

En términos de datos, “más” no necesariamente es sinónimo de “mejor”. Lo importante no es la cantidad acumulada, sino de qué manera todo eso se integra, se ordena, se analiza y se le da un sentido. Es mucho más común de lo que uno supone que los ejecutivos de alto rango no dispongan de información en tiempo y forma para una toma eficaz de decisiones, aún cuando en sus bases de datos está almacenado todo lo que necesitan para hacerlo. La paradoja es inevitable: se conservan millones de piezas de datos para saber más sobre el negocio y, al no utilizarlos con las herramientas adecuadas, el panorama se vuelve complejo y hasta la propia organización pierde agilidad, oportunidades de crecimiento y opciones de innovación.

Las tecnologías disponibles nos habilitan a explotar toda esa información en beneficio de la empresa: las herramientas analíticas, por ejemplo, son capaces de extraer conocimiento de esos caudales inconmensurables de información, que pueden encontrarse en los formatos más diversos. Históricamente, las estrategias estuvieron centradas en capturar y almacenar los datos. Hoy la visión debe orientarse hacia cómo hacerlos accesibles y analizables en distintos niveles, de forma tal que cada usuario tenga en sus manos la información que necesita en el momento en que la requiere y en el dispositivo que esté usando.

El concepto de “tiempo real” no es menor: además de contar con las herramientas adecuadas para navegar, es imprescindible que devuelvan sus insights de manera casi inmediata.

Bien utilizados, estos enormes volúmenes de datos no son otra cosa que oportunidades de crecimiento. El pajar de datos está disponible. La diferencia estará en la habilidad de cada empresa de encontrar allí la aguja de información que le permita crecer, competir mejor, incrementar la rentabilidad o brindar más servicios a los clientes.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999