decks1

Decks de bares y restos en la calle: un peligro para los vecinos de Palermo

Decks de bares y restos en la calle: un peligro para los vecinos

Los vecinos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están  preocupados por la proliferación de bares y restaurantes en la calle. Estos espacios, que en algunos casos ocupan toda la vereda, representan un peligro para la seguridad y la convivencia.

Las principales problemáticas asociadas a los decks son las siguientes:

Ratas y suciedad: La falta de limpieza de los decks por parte de los propietarios gastronómicos genera la proliferación de ratas y otros animales. Esto, a su vez, genera un problema de higiene y salud pública.

Choques: Los decks, al ocupar la vereda, dificultan el tránsito de peatones y vehículos. Esto aumenta el riesgo de accidentes, especialmente en zonas con mucho movimiento.

Ruidos molestos: Los bares y restaurantes que cuentan con decks suelen generar ruidos molestos, que afectan la tranquilidad de los vecinos.

Uso indebido de la vía pública: Los decks ocupan espacio público que podría ser utilizado por los vecinos para otros fines, como por ejemplo, la circulación o el descanso.

Además de estas problemáticas, los decks tampoco están regulados por la Ciudad. Esto significa que los propietarios gastronómicos no tienen la obligación de contar con seguros ni de cumplir con los requisitos de habilitación.

Esta situación es un claro ejemplo de la falta de gestión del gobierno de Jorge Macri. El primo de Mauricio Macri, que llegó a la Ciudad con la promesa de «laburar desde el celular» o «Yo la Ciudad la manejó de taquito» le dijo a un grupo de militantes en el 2022, significa que no está a la altura de las circunstancias según lo visto.

En las dos primeras semanas de gestión, Jorge Macri ya demostró su incapacidad para gobernar. El temporal que azotó a la Ciudad puso en evidencia la falta de planificación y prevención del gobierno.

Según Mario de otro grupo de vecinos  dijo a Palermo Online Noticias que «Los vecinos de la Ciudad estamos cansados de la improvisación y la corrupción. Exigimos que el gobierno tome medidas urgentes para regular los decks de bares y restaurantes y garantizar la seguridad y la convivencia».

«Pedimos a los vecinos que se sumen a nuestro petitorio por una Ciudad más segura y habitable».

El colectivo vecinal «Palermo Resiste», ubicado en el barrio porteño de Palermo, llevó a cabo un estudio que reveló que casi el 70% de las plataformas gastronómicas establecidas en la zona carecen de la debida habilitación otorgada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El informe, elaborado en noviembre de este año, identificó un total de 446 plataformas, de las cuales solo 149 (33%) cuentan con la aprobación de la Comuna 14. Además, 61 están actualmente en proceso de obtener dicha habilitación, mientras que 212 no han iniciado el procedimiento y otras 24 operan sin el permiso correspondiente.

«En un lapso de tres años, las plataformas aprobadas por la Comuna 14 han aumentado en 50 veces», destacaron desde esta agrupación de vecinos. La mayoría de estas estructuras gastronómicas se localizan en el área conocida como Palermo Viejo.

El reporte también enfatiza que muchas de estas plataformas no cumplen con las normativas vigentes, al no estar adecuadamente diseñadas como estructuras desmontables y por no mantenerse en condiciones óptimas. Además, se encuentran instaladas en vías que son parte de los recorridos de múltiples líneas de transporte público.

Estos módulos gastronómicos fueron contemplados en una ley aprobada por la Legislatura porteña en 2017. Su proliferación se aceleró durante la pandemia de coronavirus, cuando los negocios de comida los adoptaron como una opción para expandir su capacidad de atención al público.

La aprobación o denegación de la instalación de estas plataformas recae en la responsabilidad de la Junta Comunal.

«Nosotros no buscamos detener el progreso de la Ciudad ni enfrentarnos a los comerciantes gastronómicos, sino orientar un crecimiento equilibrado y sostenible en nuestros barrios», señalaron los vecinos en un comunicado.

Además, expresaron su deseo de que «el espacio público sea compartido por todos», rechazando su «privatización en beneficio de unos pocos».

Conclusión:

El estudio realizado por el colectivo vecinal «Palermo Resiste» destaca la problemática asociada a las plataformas gastronómicas no autorizadas en el barrio porteño de Palermo.

La falta de habilitación de estas estructuras conlleva riesgos potenciales como accidentes, problemas de higiene y un impacto negativo en la convivencia vecinal.

Es esencial que las autoridades tomen medidas para regular el funcionamiento de estas plataformas gastronómicas, asegurando así la seguridad y armonía en los barrios.