Palermo Online Noticias IMAGEN

Denuncian al director del zoo porteño por tráfico de animales

Gabriel Aguado fue acusado de ser parte de una red ilegal que comercializa especies amenazadas.
El director del zoológico de Buenos Aires, Gabriel Aguado, fue denunciado como participante de una red de tráfico ilegal de especies amenazadas por la organización Traffic Sudamericana.

La presentación, que se hizo ante la Secretaría de Ambiente de la Nación, tendrá su correlato judicial: el referente del Frente Renovador porteño, Diego Kravetz y el referente en temas ambientales del massismo, Sergio Federovisky lo denunciarán ante la justicia y pedirán su renuncia.

La concesión del zoológico porteño, que se extiende hasta 2017, estuvo bajo la lupa de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires. Un informe de 2008 describe sendas irregularidades en el mantenimiento del predio, ubicado frente a Plaza Italia, en el corazón del barrio de Palermo.

El organismo describe en su informe que «las falencias más relevantes por parte del Estado pueden resumirse en los siguientes puntos: a) Inactividad de la Administración frente a los incumplimientos contractuales o legales. b) Deficiencias en el registro y resguardo de la información. c) Falta de control sobre la liquidación del canon y de los rubros que lo componen. d) Carencia de habilitación gubernamental para las obras y actividades que se desarrollan en el predio concesionado. e) Falta de acciones eficientes para asegurar la conservación del patrimonio cultural y natural».

Consultado por El Destape, Federovisky explicó que «la primera denuncia es por incumplimiento del plan de gestión, que apuntaba a transformar el zoo de lo que es hoy – un reservorio de animales – a un ámbito de educación ambiental y conservación».

El zoo porteño, una concesión a cargo de una empresa del mexicano Carlos Slim, quedó bajo la Dirección de Concesiones del Ministerio de la Producción porteño: «Es un elemento concesionado más como puede ser un carrito de la Costanera cuando en realidad debería haber un seguimiento del contenido que se brinda a la sociedad desde el zoológico», explicó.

El pliego presentado por la firma que administra el lugar exige un director probo y con trayectoria en temas vinculados al ambientalismo. Sin embargo, desde la renuncia del naturista Claudio Bertonatti en abril de 2013, la posta quedó para el empresario Juan Pablo Guaita, que prometió continuar con el plan de preservación de su antecesor, sin éxito: «Frente a las denuncias de incumplimiento del pliego se designó al actual Gabriel Aguado, que tiene una mancha indisimulable, con la denuncia que lo acusa de ser integrante de una red de tráfico de fauna que no está permitido vender, en particular, primates», concluyó Federovisky.