Dolar Uruguay a $15. El modelo está detonado e inundado de papel picado.

El plan es un discurso sin plan. Rodrigazo a la vista.

El Banco Central (BCRA) informó que las reservas internacionales se ubicaron en 30.101 millones de dólares, lo que representa una baja de 48 millones respecto del viernes último.

La autoridad monetaria informó que tuvo una “participación vendedora” en el mercado de cambios local para sostener la cotización.

Por otro lado, indicó que el balance de cotizaciones de las divisas y el oro que integran las reservas fue positivo, pero que se cursaron pagos de importaciones.

El Banco de la Nación Argentina vende dólares a $ 6,70, siempre cuando uno se vaya de viaje y tenga la autorización de la AFIP. Claro que, con el recargo del 35%, la cotización asciende a $ 9,045.

Otra forma de comprar dólares legalmente en el mismo Banco de la Nación Argentina es ir a la sucursal de Montevideo de la entidad y hacer el arbitraje entre pesos argentinos y dólares, pero a un precio de pizarra de $ 14,53. En tanto, quien tiene dólares y quiere cambiarlos, en el BNA les pagan $ 8,52.

En Uruguay, cualquiera puede cambiar u$s 3.000 sin tener que registrarse en la entidad.
Hay que pagar casi $ 15 por un dólar en Uruguay.

El BCRA sube tasas por segunda vez en el año para retirar más pesos

Las letras más cortas acumulan una suba de 260 puntos básicos en el año. La entidad busca recuperar terreno frente a la tasa de plazos fijos mayoristas, que promedia 21% y llega al 23% anual. El BCRA lleva esterilizados $ 1.400 millones en enero y hoy buscará extender ese número para contener la escalada de los precios y el blue.

Rodrigazo
El 4 de junio de 1975, el entonces Ministro de Economía argentino Celestino Rodrigo, dispuso un ajuste que duplicó los precios y provocó una crisis en el gobierno de Isabel Perón. Rodrigo quería eliminar la distorsión de los precios relativos con una fuerte devaluación de 160% para el cambio comercial y 100% para el cambio financiero. La tasa de inflación llegó hasta tres dígitos anuales y los precios nominales subieron en 183% al finalizar 1975. Se produjo desabastecimiento de gran cantidad de productos de necesidad primaria (alimentos), combustibles y otros insumos para transportes.

TENER PODER SOLO COMO SELLO DE GOMA Y PARA COBRARA SUELDOS ALTOS PARA AMIGOS
Kicillof gana terreno en Indec, pero es un pedo en un canasto.

El ministro de Economía frenó el nombramiento de 234 trabajadores firmado por su antecesor Hernán Lorenzino.
Se complica el lanzamiento del nuevo IPC.

En los últimos días de diciembre el ministro de Economía, Axel Kicillof, frenó el nombramiento de 234 trabajadores del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Estos nombramientos hubieran llevado la planta de personal del organismo a unas 2.000 personas frente a las 1.200 que el instituto tenía en el 2007 antes de ser intervenido.

Kicillof dejó de lado el proyecto de su antecesor Hernán Lorenzino, quien con la venia del ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quería incorporar a esos empleados para que trabajaran en la confección del nuevo Índice de Precios Nacional Urbano (IPC-Nu) que se dará a conocer el próximo 13 de febrero cuando se publique la inflación de enero.

Eso explica porque está vacío el edificio de la esquina de Paseo Colon y Carlos Calvo que Lorenzino mostró a la prensa en octubre como el nuevo lugar donde se iba a calcular ese índice.

“Este centro es un paso más para consolidar el proceso de implementación del IPC-Nu y se le incorporará una nueva infraestructura con la tecnología necesaria para el volumen de operaciones y análisis que se requiere”, dijo Lorenzino al finalizar la recorrida el 5 de noviembre pasado.

Kicillof ha logrado que unos 10 funcionarios de la intervención de Guillermo Moreno se hayan retirado del Indec. Entre ellos se encuentran Hernán Brahim y Rubén Zampino, quienes formaban parte de la llamada “patota de Moreno”. Sin embargo, todavía siguen algunos hombres de la gestión de Moreno. Pero Kicillof, al parecer, ha comenzado a intervenir en el organismo.

“está muy rápida”.
El diputado por UNEN y ex ministro de Economía Martin Lousteau advirtió hoy que la devaluación que lleva a cargo el nuevo presidente del BCRA, Juan Carlos Fábrega, desde que asumió su cargo en diciembre pasado “está muy rápida”.

“Está muy rápida la devaluación. Casi del 100% anualizado”, analizó Lousteau quien sostuvo que si bien el Gobierno vive denostando la importancia del dólar blue, la divisa que opera en el mercado paralelo “es un termómetro muy grande al que la gente mira y reacciona”.

Lousteau: “El gobierno ha instalado un relato del cual le es muy difícil salir”

El Diputado Nacional por la ciudad de Buenos Aires, Martín Lousteau (SUMA+ UNEN), analizó esta mañana los problemas que atraviesa nuestro país al expresar que “el gobierno ha instalado un relato del cual le es muy difícil salir pero más fuerte es que corremos riesgo de recesión y aceleración de la inflación. Los cinco meses de noviembre a marzo van a mostrar un nivel que, anualizado, estará cerca del 40 por ciento”, dijo.

“Hay un problema en el diagnóstico de los problemas de la economía porque no reconoce la inflación o la falta de política energética. El gobierno ha instalado un relato del cual le es muy difícil salir”, expresó el economista por radio Mitre.

“Como el gobierno no profundiza en el diagnostico lo que hace es buscar parches constantemente para resolver los problemas económicos pero no combate el problema de fondo. Argentina ya no genera empleo y va a ser muy difícil que crezca”, añadió el Presidente del bloque SUMA+ de la Camara de Diputados.

“Desde UNEN hemos presentado un amparo para evitar que se utilicen los fondos del ANSES para otros fines porque varias veces se han estafado a los jubilados usando el dinero del sistema previsional”, finalizó Lousteau.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)