Donde late Time Square.

Compartí :-) .

Donde late Time Square
Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Un paraíso de elegancia refinada, creado por John Jacob Astor en 1906 y ahora reinventado en un sofisticado santuario urbano a pocas cuadras de la Quinta Avenida, el MoMA, el Rockefeller Center y Central Park.

Aquí es donde el famoso tenor italiano Enrico Caruso y el reconocido dramaturgo estadounidense George M. Cohan hicieron su hogar, y donde nombres como Rockefeller y Fitzgerald se reunieron en lo que una vez se conoció como 42nd Street Country Club.
The Knickerbocker ocupa el edificio construido en 1906 por John Jacob Astor IV, descendiente de una de las familias más ricas de Estados Unidos. Fue anfitrión de los nombres más importantes del mundo del entretenimiento, la política, la cultura y la alta sociedad en los primeros años del siglo XX. Su icónico diseño Beaux-Arts, el glamoroso lujo europeo y la acogedora hospitalidad estadounidense lo convirtieron en “el” lugar ideal para los famosos y dignatarios, mientras que su legendario bar se hizo conocido como “The 42nd Street Country Club”. De hecho, si algo sucediera en Nueva York durante a principios de 1900, entonces probablemente sucedió en él.
Aunque abierto por solo catorce años en sus inicios, The Knickerbocker fue una de las tres entidades, junto con el New York Times y el metro (el hotel incluso tenía su propia parada en la línea C; aunque ya no funciona pero la placa de identificación del hotel todavía está allí) cuya llegada al cruce de 42nd Street y Broadway transformó el somnoliento Times Square en el mayor destino turístico de la ciudad de Nueva York. El inicio de la prohibición marcó el principio del fin del hotel, famoso por sus lujosas fiestas y vida nocturna, y en 1920 se convirtió en edificio de oficinas. Fue el hogar de la revista Newsweek durante varios años.
Incluso el nombre del hotel está lleno de historia. A principios de 1800, un “Knickerbocker” era un sinónimo común para los neoyorquinos de ascendencia holandesa de la alta sociedad, que eventualmente se convirtió en un apodo para todos los neoyorquinos. Ubicado en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1980 y designado Monumento Histórico de la Ciudad de Nueva York en 1988, The Knickerbocker renace hoy como un santuario urbano moderno en el corazón de una ciudad fascinante.
Llegar hasta allí sigue siendo sencillo. Hace más de 25 años United vuela sin escalas a diario a Houston al Aeropuerto Intercontinental George Bush, donde, además, cuenta con una terminal exclusiva: la B Sur Concourse.

Ser primero repetidamente

El Knickerbocker es un legendario hito de Nueva York renacido como el primer hotel de lujo en Times Square. La hermosa fachada Beaux-Arts se yuxtapone con una estética contemporánea de lujo. La sorprendente transformación liderada por la firma de diseño arquitectónico Gabellini Sheppard Associates invita a los viajeros más exigentes a descubrir 330 habitaciones y suites que ofrecen vistas increíbles y muebles a medida. La cocina de Charlie Palmer, el estilo de Ted Gibson, las experiencias exclusivas de spa y un sólido programa de entreamiento físico añaden un aire de autenticidad elegante. St. Cloud es un espectacular bar en la azotea en Times Square. Encaramado envidiablemente debajo del icónico baile de Nochevieja, ofrece las vistas más privilegiadas del lugar más visitado de la tierra.
Ningún otro hotel de lujo en Nueva York tiene una ubicación tan central. Broadway Shows, el Rockefeller Center y Bryant Park están a pocos pasos de distancia, mientras que doce líneas de metro conectan Times Square con destinos más lejanos (Central Park, las mejores tiendas de la Quinta Avenida y Union Square están a dos paradas).
Su una rica historia se inspira en los gustos de F. Scott Fitzgerald codeándose con estrellas de la ópera, periodistas y políticos. Fue aquí donde John D. Rockefeller ordenó el primer Martini.

Petit Nueva York

Considerado como el hotel de lujo ideal donde conocer Nueva York en familia. Times Square, en la puerta principal de The Knick, es un verdadero parque infantil, con carteles impresionantes y tiendas para niños como la tienda M&M. También es el punto central del teatro de Broadway, donde musicales como The Lion King, Matilda, Wicked y Aladdin son estándares familiares
Bryant Park, con su carrusel y su amplio césped, es un escape perfecto de las luces y las multitudes de Times Square. Aquí, los niños pueden correr librementeo disfrutar de un picnic familiar durante los meses más cálidos. En ciertos días los musicales de Broadway para niños dan conciertos, y en ciertas noches de semana, el parque proyecta películas para niños en el césped. En invierno, una popular pista de patinaje sobre hielo reemplaza el césped. Junto con la pista en el Rockefeller Center, el patinaje sobre hielo de Bryant Park es una de las actividades de invierno más icónicas para la familia de la ciudad de Nueva York.
Los niños que se alojan en The Knick disfrutan de juguetes, libros para colorear, leche y galletas y batas pequeñas. Algunas suites cuentan con sofás cama extraíbles de lujo, lo que permite que las familias más grandes se queden en una habitación. El detalle es lo que construye el mito.

error: Te queremos MUCHO :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999