Dulces Confidencias: Recetas con tradición oral

Publicado por

Dulces Confidencias:
Recetas con tradición oral

virginianoboa 704355El petit restaurante Dulces Confidencias estrena la más amplia gama de caprichos gustativos que pueda imaginarse: el brunch de los remolones para todos los días de la semana, los almuerzos caseros y las abundantes cenas tempranas. La autora es Virginia Noboa, pastelera autodidacta inspirada en las revelaciones de su gran instructora en las artes culinarias, su abuela Toti. Las dulces confidencias se hacían lo viernes a la tarde, torta o buena comida mediante, para que abuela y nieta se contaran secretos. Así nació la carta actual, que ofrece lo que solo admitirían las abuelas: la cocina está abierta y en actividad desde la mañana y en forma corrida, dejando que el deseo de los comensales sea el que mande en el horario y el gusto: nunca es tarde para la milanesa ni temprano para una granola casera.

Una coqueta esquina ambientada con plantas y colores pastel, mantelitos floreados, deck y mesas en la vereda es la antesala al paraíso sensorial de sentirse otra vez en una infancia gastronómica hecha a base de Ravioles caseros con crema de pesto, Hamburguesas artesanales con papas cuña al horno con pan recién elaborado, Omelettes de brie y tomatito confitado, Milanesitas de ternera apanadas con avena que llegan con puré de papas al romero o de calabazas al curry, Lasagna de pollo con queso parmesano, mozzarella y hongos París. Y ensaladas frescas y abundantes que salen con sello propio: trío de aderezo de la casa con soja y miel, semillas tostadas y croutones.

¿Lo dulce? Hay que apoyar la nariz contra la vitrina de tortas y dejarse llevar. Las mejores recetas de pastelería de Virginia Noboa fueron tomadas de los manuscritos de su abuela o bien transcriptos de una tradición oral familiar que se contaba como un cuento, a las nietas de la familia. Los comienzos de Noboa al frente del horno fueron en los cumpleaños de amigos y parientes, luego con los encargos para un restaurante, hasta que llegó el catering y de ahí al restaurante propio, un solo paso.

El brunch ideal en Dulces Confidencias, el más pedido, trae virtudes particulares: tostadas en pan artesanal de siete semillas con mermeladas de campo mezcladas con miel, sándwich caliente de Brie y tomates confitados, Huevo en su nido acompañado con queso crema aromatizado y gravlax, jugos naturales, licuados. Y una camarera siempre sonriente, para que levantarse con hambre, a cualquier hora, sea un hábito siempre bienvenido.

En Cabrera 5600 (esquina Fitz Roy) / 4774 7329/ Abierto todos los días de 9 a 20

Brunch completo: $140 (todos los días)/ Gasto promedio: $80 (plato diario + café)