AUTISMO POLITICO: El 67% de los ciudadanos no apoya la gestión de la Presidenta Cristina Fernández

Miles de usuarios de Edenor y Edesur volvieron a padecer las calurosas noches del sábado del domingo sin energía eléctrica debido a cortes en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires que no habían sido solucionados en la mañana de este domingo ni el lunes.

Los cortes no son gratis, ni son para la dama gratis. Usuarios de Edenor en Ciudadela, Haedo, Ramos Mejía y Merlo Gómez pasaron la noche del sábado y del domingo con temperaturas de 38 grados y sin energía después de los cortes que comenzaron al rededor de las 20.

LA PRESIDENTA SE SIGUE CORTANDO SOLA. AUMENTA EL NIVEL DE RACHAZO A SU GESTION. UN GOBIERNO PARA EL OLVIDO

El 67% de los ciudadanos no apoya la gestión de la Presidenta Cristina Fernández mientras que el 39% considera negativo el desempeño de la mandataria, según una encuesta de Opinión Pública Servicios y Merados (OPSM).

El trabajo de la consultora que dirige Enrique Zuleta Puceiro y, que contó con una muestra de 1200 entrevistas, expone la baja de la imagen de la Presidenta a lo largo de un año y medio, en el que el oficialismo perdió las elecciones legislativas y la mandataria sufrió problemas de salud que la alejaron del escenario.

El informe indica que en junio de 2012 el 51% apoyaba la gestión de la Presidenta, mientras que en diciembre de 2013 cayó al 33%. En tanto que el rechazo trepó del 48,8% al 67%, el mes anterior.

En líneas generales, el desempeño de la Presidente también decreció aunque de manera más gradual. La valoración negativa pasó de 25% a 39,3% mientras que la positiva bajó de 44,2% a 25,1%, en el transcurso de los últimos 18 meses. Ahora bien, para el 34,8% el desempeño es regular. Zuleta consideró que “si el rechazo fuera muy amplio la gente diría que no, pero muchos optaron por la categoría ‘regular’. Mi impresión es que nadie quiere una catástrofe, los ciudadanos quieren que las cosas funcionen y saben que es un Gobierno que está frente a los dos últimos años y que eso es irreversible”.

El informe, además, muestra como se redujo la crítica a la gestión en los últimos meses, luego de las elecciones legislativas en las que Sergio Massa, líder del Frente Renovador, venció al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires.

A su vez, el Monitor de Tendencias Sociales y Económicas de OPSM advierte que hay una valoración muy negativa de la situación del país que alcanza al 44,9% de los encuestados. En tanto que el 20,6% opina que es positiva y el 34,5% considera que es regular. El quiebre mas fuerte se dio entre abril y mayo cuando la valoración negativa subió 13 puntos. En ese período resonaron denuncias sobre supuestos casos de corrupción del empresario ligado al kirchnerismo, Lázaro Báez; las inundaciones de La Plata y Capital; el proyecto de reforma judicial y el cacerolazo contra el Gobierno del 18 de abril.

Entre las medidas que tomó el Gobierno durante 2013, el 91% de los encuestados consideró que fue mala o muy mala la gestión para controlar la inflación. En esa línea, el 71% también evaluó de forma negativa el acuerdo de precios en los supermercados. También fueron muy criticadas las medidas para luchar contra la corrupción (74%), contra los delitos (76%) y las restricciones a las importaciones (67%). En pleno año electoral, la relación del oficialismo con la oposición también generó rechazo (75%).

A su vez, entre los problemas que la Presidenta debería hacer foco, según los encuestados, figura en primer lugar la “seguridad” (60%). Los otros aspectos que más preocupan son la “inflación” (38,8%), la “desocupación” (31,5%) y la “educación” (30,9%).

Respecto a la actualidad, el 71% cree que “las cosas desde el punto de vista económico y social” marchan mal o muy mal, mientras que el 28% está conforme con el presente. Por último, con la mira puesta en el futuro, el 36% sostiene que este año el panorama empeorará, el 33,6% dice que seguirá igual y el 27,3% indicó que mejorará.

LOS DATOS DE LA REALIDAD.

“Llamamos a la empresa y nos tomaron el reclamo pero nos advirtieron que no tenían personal para enviar y que debíamos esperar hasta el domingo”, narró Marta, una usuaria de Ciudadela este domingo antes de advertir que en diciembre y a principios de enero también sufrió cortes de hasta tres días.

A pesar de que la temperatura bajó más de diez grados en la madrugada del domingo debido a la lluvia, los usuarios afectados continuaban sin energía eléctrica en la mañana de este domingo.

Vecinos del barrio porteño de Monte Castro, en tanto, cortaron este domingo el tránsito en la esquina de Avenida Alvarez Jonte y Bermúdez para reclamar porque llevan seis días sin energía eléctrica.

“Edesur basta de mentiras”, rezaban los carteles que mostraban los vecinos quienes denunciaron que Edesur se había comprometido a restablecer el servicio a las 9.30 de este domingo, lo que jamás sucedió.

Dos días con temperaturas cercanas a los 40 grados bastaron para que volvieran a intensificarse los cortes de energía eléctrica en la Ciudad y el conurbano bonaerense debido a un colapso producto de la falta de inversión de las empresas Edenor y Edesur en los últimos años.

Como consecuencia de una demanda récord de consumo, los problemas afectaron nuevamente a vecinos que desde diciembre están padeciendo las interrupciones en el servicio y a otros que afortunadamente no habían padecido la crítica situación.

Según reportes de los usuarios, se denunciaron inconvenientes en distintas zonas de Villa Santa Rita, Villa General Mitre, Caballito, Flores, Barracas, Boedo, Monte Castro, Parque Chas, Villa del Parque, Paternal y San Telmo.

Mientras que en el conurbano se informaron durante jueves, viernes y sábado, en barrios de Lanús, Olivos, Martínez, Quilmes, Temperley, Monte Grande, San Fernando, Castelar, Esteban Echeverría y Avellaneda.

CRISTINA DESCONECTADA DE LA REALIDAD, DE LA GESTION Y DE ELLA MISMA
Una mujer que jamás fué a el mercado a comprar carne o pan está absolutamente desconectada de la realidad.

La economía del trabajador promedio disminuyó entre un “15 y un 20 %”. Los mayores aumentos se producen en alimentos, combustibles y transporte.

Para los gremios de la alimentación nucleados en CASIA, los precios de los alimentos subieron más del 20% entre octubre de 2013 y la primera quincena de enero. Los combustibles aumentaron también más del 20% mientras que el boleto de colectivo en el área metropolitana sufrió un ajuste el primero de enero de un 66 por ciento.

“En los últimos dos meses de 2013, particularmente después de las elecciones legislativas, los precios aumentaron más del doble del promedio que venían registrando durante el año, en especial los de alimentos y bebidas”, opinaron desde CASIA. De acuerdo a sus números, subieron un 5,93% en noviembre y un 4,42% en diciembre.

La mayoría de los trabajadores recibieron durante 2013 aumentos salariales fraccionados y pocos obtuvieron algún bono de fin de año. Desde octubre, los jubilados, pensionados y beneficiarios de pensiones no contributivas no tuvieron ninguna compensación y siguieron con el mismo nivel ingreso que tenían tras el ajuste de septiembre.

Los gremios calculan que entre el 50 y 60% del gasto de las familias de asalariados se va en alimentos y otro 10% en transporte. Entre los jubilados que ganan el haber mínimo (y que representan casi 75% del total) los alimentos se llevan hasta el 70 por ciento de sus ingresos mensuales. Y en el caso de las personas que cobran la Asignación Universal por Hijo llega hasta el 100 por ciento.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)