agua

El agua ¿inodora, incolora e insípida?: El agua de Buenos Aires tiene feo sabor y huele a podrido.

Publicado por

Aysa siempre informa lo de siempre… Que hubo una variación en el Río de la Plata. Las quejas de usuarios. La empresa concesionaria explicó de este modo el sabor y el olor del suministro y afirmó que su consumo es seguro. Pero el agua que sale de las canillas de Buenos Aires tiene feo sabor y huele a podrido. Es por eso el negocio multimillonario de las aguas minerales. Los usuarios reportaron diferencias en las características del agua que reciben.

Se denomina agua potable o agua apta para el consumo de los humanos al agua que puede ser consumida sin restricción para beber o preparar alimentos. El término agua generalmente se refiere a la sustancia en su estado líquido, aunque la misma puede hallarse en su forma sólida, llamada hielo, y en su forma gaseosa, denominada vapor. El agua de consumo debe tener un aspecto, sabor y olor aceptables para el consumidor y no para el proovedor.
FUENTE  who.int  https://www.who.int/water_sanitation_health/

La empresa concesionaria Aysa explicó que el motivo del cambio de sabor en el agua en lo últimos días, que produjo quejas de usuarios en redes sociales por el sabor y el color, se debió a una variación en el Río de la Plata y afirmó que su consumo es seguro.

Asimismo, informó que está evaluando la posibilidad de radicar una denuncia para que se determine si hay contaminación industrial o si se trata de un fenómeno natural.

«En respuesta a las consultas recibidas sobre la modificación en el sabor y el olor del agua, informamos que de manera excepcional pueden generarse variaciones en el Río de la Plata que provocan esta situación», dijo la empresa que preside Malena Galmarini en un comunicado.

Resaltó que «el objetivo» de informar es «llevar tranquilidad a la población dado que esta situación no presenta peligro alguno para la salud».

Según indicó, «también se está evaluando la posibilidad de radicar la denuncia en la Fiscalía Federal de Ambiente para que se determine si hay contaminación industrial o si se trata de un fenómeno natural».

«Queremos llevar tranquilidad a nuestras usuarias y usuarios: esta situación no presenta peligro alguno para la salud. El agua que suministramos es monitoreada las 24 horas, los 365 días del año y sometida a rigurosos análisis de laboratorio», agregó.

Asimismo, destacó que «se está llevando adelante la investigación sobre el origen del evento, con el objeto de encontrar a través de procedimientos físicos o químicos, si fuera posible, la resolución».

La empresa sostuvo que «garantizamos la potabilidad del agua que distribuimos».









«Realizamos controles en todas las etapas de producción, desde la captación en el río hasta la distribución domiciliaria», señaló.

Por último, AySA recordó que ante cualquier duda los usuarios podrán comunicarse al 0800-321-AGUA (2482) durante las 24 horas o en los canales oficiales de Twitter: @aysa_oficial, y Facebook AySA.Argentina todos los días de 8 a 20.