El Barrio de Palermo tendrá una reina. Máxima, una reina popular pese a su padre

Compartí :-) .

De pebeta de Palermo a reina de Holanda.
La argentina Máxima Zorreguieta, la futura reina consorte de Holanda tras la abdicación de su suegra y soberana Beatriz a favor de su hijo Guillermo Alejandro, se ha ganado con el tiempo el cariño de los holandeses, a pesar de las dudas que generaba el pasado oscuro de su padre.
Hoy es, sin dudas, la figura más popular de la Casa de Holanda, en un país que la observó con desconfianza durante mucho tiempo hasta que terminó encandilada por su personalidad latina y simpatía.
Máxima, como se la conoce tanto en su país de origen como en Holanda, se convertirá el 30 de abril en Reina consorte, cuando se efectivice la abdicación de la Reina Beatríz, anunciada hoy por la televisión holandesa.
La actual princesa se casó en 2002 con el Príncipe Heredero Guillermo Alejandro en una ceremonia civil y religiosa a la que no pudo asistir su padre, ex funcionario de la dictadura militar argentina (1976-1983).
Las nupcias entre Máxima y Guillermo, Príncipe de Orange, se celebraron el 2 de febrero de 2002 en Amsterdam, después de una controversia sobre la responsabilidad de su padre, Jorge Horacio Zorreguieta, como secretario de Agricultura durante la dictadura argentina y la eventual complicidad con la desaparición de personas.
El gobierno de Holanda encargó a un periodista independiente, Michiel Baud, que realizara un informe “in situ” sobre la participación del padre de Máxima durante la dictadura, apenas el príncipe Guillermo anunció en marzo de 2001 su compromiso con Máxima, a quien había conocido en Nueva York, donde residía y trabajaba en el sector bancario.
Baud recordó: “hice un informe sobre la tarea pública del señor Zorreguieta, enfocándome en el contexto de su trabajo, la posibilidad de que supiera de violaciones a los derechos humanos y si había tomado parte activa en eso en el período entre 1976 y 1981”.
“El señor Zorreguieta tuvo una posición alta. No podía ignorar lo que ocurría en el país”, fue la conclusión del informe del historiador contratado por la Corona holandesa.
El parlamento holandés aprobó el 3 de julio de 2001 el casamiento de Guillermo y Máxima, pero, a causa del informe de Baud, a Horacio Zorreguieta se le negó la invitación al casamiento de su hija, y la entrada a los Países Bajos.
El alcalde de Amsterdam, Job Cohen, ofició la ceremonia civil del casamiento de Guillermo y Máxima el 2 de febrero de 2002 y el reverendo Carel ter Linden celebró la ceremonia religiosa que tuvo como escenario la catedral de Niewuwe Kerk.
Mediante su matrimonio, Máxima recibió el título de Princesa de los Países Bajos.
A partir de allí, la argentina se ganó el respaldo de la ciudadanía a fuerza de simpatía, en especial por su estilo latino y poco estructurado, en contraste con los demás miembros de la familia real más acostumbrado al protocolo. Sus súbditos le reconocen en especial sus esfuerzos por aprender el holandés, que ya maneja a la perfección, y no son pocos los que sostienen que fue ella quien encarriló al futuro rey.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999