El coronavirus impactó sobre el sector de los locales nocturnos.

Compartí :-) .

Especialistas alertaron que, a raíz del Covid-19, corre riesgo el funcionamiento de todo el sector de los locales nocturnos, dos de los cuales fueron clausurados el viernes por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Fin de fiesta

Dos locales nocturnos fueron clausurados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por incumplir con el decreto dictado por el gobierno porteño relacionado a la pandemia del Coronavirus, en tanto que especialistas alertaron que, a raíz del Covid-19, corre riesgo el funcionamiento de todo el sector.

Se trata de un local situado en el barrio porteño de Flores y de otro en Palermo, los cuales sirvieron como disparadores para una nueva Encuesta Mensual Económica de la ONG Defendamos Buenos Aires, con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, la cual dio a conocer cómo afecta el coronavirus a empresarios y trabajadores dentro del sector de los locales nocturnos en la región AMBA.

Según el informe, en Capital Federal y el Conurbano bonaerense, el 30 de marzo de 2019 había un total de 1.400 locales de este tipo (720 en Capital y 680 en Provincia), de los cuales han cerrado 280 en los últimos 12 meses, es decir un 20 por ciento. Sin embargo, la obligación de cerrar los locales para más de 200 personas a causa del coronavirus, puede significar «el fin del negocio de la noche».

«Hace tiempo que los boliches o discos e incluso los pubs bailables ya no son negocio. Las palizas que reciben chicas y chicos cada violento fin de semana, tanto en Capital Federal como en la Provincia de Buenos Aires, ha alejado a los jóvenes de ese negocio a la hora de divertirse y prefieren las previas en casas particulares. Este verano cayó como una bomba el alevoso homicidio de Fernando Báez Sosa a manos de, al menos, ocho rugbiers, en la puerta del boliche Le Brique en Villa Gesell, pero ahora y con las prohibiciones del coronavirus, el negocio se encamina al final definitivamente», explicó Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires. De esta manera, Miglino sostuvo que el Covid-19 «está obligando a un cambio de hábitos y muchos negocios serán tocados o desaparecerán como las discos y boliches».

«Algo similar pasa con los recitales y las fiestas electrónicas que, en realidad, son una excusa para comprar, vender y consumir pastillas. Lo importante es ser prudentes y actuar conforme a las directivas del Ministerio de Salud de modo que los poco más de 30 afectados no crezcan en forma descontrolada tal y como sucedió en Italia y España», añadió.

error: ¿En que podemos ayudarte?