El Día del Amigo, Bares y restaurantes de Capital Federal, el GBA y otras ciudades del país tienen su capacidad colmada.

Publicado por Ernesto Magneto

Bares y restaurantes de Capital Federal, el GBA y otras ciudades del país, tienen su capacidad colmada desde hace una semana por los festejos, que este año coinciden con la llegada del fin de semana y las vacaciones.

El Día del Amigo de este año cayó un viernes por lo que se incrementó el movimiento que se da desde hace ya algunos años en esta fecha, indicaron encargados de varios restaurantes de Capital Federal.

En la Ciudad de Buenos Aires, los restaurantes de las zonas de Palermo, Belgrano, Las Cañitas, Colegiales y Chacarita, tienen “todas las mesas ocupadas” desde hace 10 días.

“Este año, al movimiento habitual que surge en este día, se le suma que es viernes y que estamos en vacaciones de invierno”, comentó Sabrina, encargada en una conocida parrilla de Las Cañitas.

Por su parte, Juan, dueño de un restaurante de comida italiana en Palermo agrega que “ya hace ocho años que faltando una semana tenemos el salón a full”.

Y añade: “No importa que les digas que ya está todo tomado, la gente viene igual y se queda esperando en la puerta hasta que se desocupe una mesa o después de girar una hora y no encontrar nada en nigún lado, vuelve”.

Tal es el éxito que tiene el festejo del Día del Amigo, que son varios los restaurantes que ofrecen un menú especial para festejar la fecha. El costo puede ir desde los 140 pesos a los 180, según las opciones.

En una parilla de Cañitas, por ejemplo, un menú conformado por entrada, plato principal, una bebida sin alcohol, vino, una copa de champagne y postre, cuesta 160 pesos.

Las pizzerías son otras de las opciones preferidas, sobre todo por los más cómodos y más «relajados», asegura Andrés, al mando de una en Colegiales.

«Acá no hay reserva, la gente viene, se sienta y disfruta, en un ambiente más relajado y descontracturado», apunta Andrés, quien explica que los más jóvenes prefieren esa opción por el ambiente y porque se come bien sin gastar mucho».

El mismo panorama de ocupación y reservas se da en varios puntos del Conurbano y grandes ciudades del país.