EL GOBIERNO PORTEÑO APELÓ LA DECISIÓN DE LA JUSTICIA SOBRE EL ZOOLÓGICO DE BUENOS AIRES

La Dirección General de Concesiones del Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad, informa que el pasado lunes 23 de julio, la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires solicitó a la jueza a cargo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 3, Elena Liberatori, que revoque la medida cautelar que ordena la suspensión de la subasta pública para el otorgamiento de la concesión de uso y explotación del Jardín Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires.

La medida cautelar que se pretende revocar imposibilita la concreción de la última etapa del procedimiento de licitación en marcha para adjudicar nuevamente la concesión vencida y vigente por prórroga del Jardín Zoológico. Asimismo, impide que se efectúen las necesarias y previstas inversiones que el concesionario debería realizar en el marco del nuevo contrato, destinadas a mejorar la situación en que se halla actualmente el predio.

Para el gobierno porteño resulta imprescindible definir esta situación, dando a la nueva concesión un pliego moderno y adecuado para garantizar la protección de la colección animal y de las construcciones declaradas de carácter histórico.

Es importante recalcar que el actual concesionario está regido por un pliego que tiene su plazo vencido y que continúa en la explotación y administración del Zoológico en virtud de una prórroga concedida hasta una nueva adjudicación.

Por tanto, mientras no se revoque esta medida, no se adjudicará el predio nuevamente, y por ende no podrán realizarse las inversiones previstas en el nuevo pliego.

La decisión de la justicia cercena el fuerte compromiso asumido por el Gobierno porteño para lograr posicionar al Jardín Zoológico como un verdadero emblema de esta Ciudad.

La medida cautelar cuestionada, está fundada en las Ordenanzas N° 46.229 y N° 46.660, que establecen la restricción para otorgar concesiones o permisos de uso en plazas, parques, y espacios verdes de uso público, se encuentre parquizado, jardinizado o no, perteneciente al dominio público municipal.

Cabe aclarar que el Jardín Zoológico, pese a su nombre, no es un parque, ni una plaza ni un espacio verde. Es un espacio creado artificialmente por el hombre para mantener y exhibir animales exóticos o no domésticos que no son comunes para el hábitat urbano. No es, sin embargo, sólo un lugar de exhibición sino que también es un espacio de preservación y reproducción ya que expertos y científicos de todas las áreas trabajan para recrear los ambientes naturales y permitir a estos animales vivir en las mejores condiciones de vida.

Por tanto, asimilar el caso del Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires al supuesto previsto en la Ordenanza Nº 46229/92, es incorrecto, por ende, la conclusión a la que se arriba en la resolución de la justicia es errónea.

Para regularizar la situación es necesario seleccionar un nuevo concesionario y ello debe hacerse de acuerdo con la legislación vigente, es decir, la ley de compras y contrataciones Nº 2095 (BOCBA Nº 2557 y sus disposiciones reglamentarias, complementarias y modificatorias) y no por las Ordenanzas indicadas.