Vaticano Roma Papa

El hombre curado de un ACV por el milagro que hará santa a Mama Antula: «Esto me conmueve»

Claudio Perusini, el hombre que se curó de un ACV con el milagro que se le atribuye a Mama Antula y que permitirá que María Antonia de San José Paz y Figueroa sea declarada santa este domingo, afirmó en diálogo con Télam en el Vaticano que lo «conmueve» la canonización que se hará el domingo y reconoció que «lamentablemente» él va a quedar en los libros de historia.


«Tengo muchas sensaciones encontradas. Creo que me doy cuenta después, uno vive las emociones, me conmuevo, y no llego a darme cuenta de todo lo que está pasando», planteó Perusini a Télam al ser consultado sobre la inminente ceremonia que se hará el domingo en la Basílica de San Pedro por la que Mama Antula se convertirá en la primera Santa del país luego de que el Vaticano diera por válido el milagro de su curación.

En 2017, Perusini fue internado en un hospital de Santa Fe en estado muy grave a causa de un ictus con mínimas posibilidades de sobrevida y, luego de los rezos de un sacerdote amigo y de su familia a la figura de la futura santa, se recuperó y, tras un largo proceso de rehabilitación, ahora lleva una vida normal.

El Vaticano terminó de reconocer en octubre de 2023 que no había explicación médica a su curación y que había existido una «intercesión» de Mama Antula, lo que allanó el camino a la canonización y a la conversión de la laica consagrada en Santa.

«Esto que se va a dar es mucho, incluso para nuestro país. Es tener una santa argentina», se emocionó Perusini al contextualizar el significado de la celebración que presidirá el papa Francisco.

De todos modos, el hombre sabe que «Mama Antula va aquedar en el libro de los santos y yo, lamentablemente, en los libros de historia».

«Me gustaría verlo desde afuera. Pero me tocó pasar por el ACV, curarme, y no reniego verlo desde adentro», reflexionó Perusini, quien dijo que «no conocía» a la entonces beata María Antonia de San José Paz y Figueroa.

«La conocí después del ACV. Cuando estaba internado se presentó un sacerdote y rezó con toda mi familia. Eso me salvó», sostuvo.

Perusini, que estará el domingo presente en la ceremonia de canonización, conoció al hoy Papa cuando Jorge Bergoglio era profesor universitario en Santa Fe.

«Yo conocí a Bergoglio cuando tenía 16 o 17 años, era muy chico. No recuerdo mucho, pero sí sé que me voy a emocionar cuando lo vea», agregó.

Mama Antula ya había sido declarada beata en 2016, con una ceremonia en Santiago del Estero, luego de que se aprobara un milagro en la curación de una religiosa de las Hijas del Divino Salvador, la hermana Rosa Vanina, quien recuperó la salud en 1904 por intercesión de la fundadora y madre espiritual de esta congregación.

La documentación se recogió en 1905: se trató de una colecistitis aguda, con todos los síntomas del shock séptico, que en aquella época, y sin antibióticos, era mortal.