El ministro de Economía, Axel Kicillof, un anuncio, un fracaso anunciado.

ADMINISTRACIÓN DE PRECIOS
Empresas de electrodomésticos deben retrotraer los precios y el aumento máximo será de 7,5%

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció esta tarde que se alcanzaron nuevos acuerdos de precios con empresas que componen la cadena de procesos industriales, entre los que se encuentra la siderugía, plásticos y petroquímicos, así como con productos de electrónica y manufacturas de consumo masivos que ya integran el acuerdo “Precios Cuidados”.

El anuncio fue realizado durante una conferencia de prensa brindada en la sede del Palacio de Hacienda en la que estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Comercio, Augusto Costa.

Kicillof anunció también que el programa “Precios Cuidados” se extenderá a todo el interior del país a partir del lunes.

“Ratificamos la vigencia y extensión del programa Precios Cuidados”, dijo.

El ministro señaló además que “se van a establecer las condiciones normales de abastecimiento y revisión de aumentos injustificados por maniobras especulativas”.

El término fracaso proviene del verbo fracasar. Éste, a su vez, hace referencia a la frustración (cuando se malogra una pretensión o un proyecto) y al resultado adverso en un negocio. En concreto se considera que dicho término emana del vocablo italiano fracassare que puede traducirse como “estrellarse” o “romperse”.
Un fracaso es, por lo tanto, un suceso lastimoso, inopinado y funesto, según describe el diccionario de la Real Academia Española (RAE). Por otra parte, el concepto permite nombrar a la caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento.
Dentro de lo que es la denominación de fracaso tenemos que subrayar la existencia de una clase muy específica de él que en la actualidad se ha convertido en protagonista ya que preocupa a la sociedad. Nos estamos refiriendo al llamado fracaso escolar, que es aquel que una persona en cuestión experimenta cuando no consigue el título por el que se encontraba formándose y estudiando.

CORRIDA POR VENIR
El expresidente del Banco Central, Mario Blejer, opinó que puede haber una corrida contra la moneda local, aunque no una corrida bancaria, como respuesta a la nueva situación de la economía argentina tras la devaluación que permitió el gobierno nacional, dando un giro a la política que venía llevando adelante en materia cambiaria.

Blejer hizo estas declaraciones durante una entrevista con la cadena Bloomberg, en la que analizó la situación nacional.

Según el economista, que estuvo al frente de la principal entidad monetaria nacional en el convulsionado 2002, la devaluación y liberación parcial del mercado cambiario “”son pasos en el sentido correcto pero son sólo pasos””.

Según Blejer, “”lo que se necesita es un programa integral y creíble que ataque la inflación y reduzca el pánico que se creó en el mercado”” y que, al mismo tiempo, permita dar certeza de que el Gobierno realmente quiere corregir los problemas.

““Un paso en la dirección correcta puede no ser suficiente””, indicó Blejer y agregó que “”inclusive, puede ser contraproducente si no va acompañado de pasos adicionales”” y un programa integral para contrarrestar el déficit fiscal. “”Se necesitan tasas de interés más altas y todo esto tiene que ser entendido por la gente””, aseguró.

Consultado sobre las posibilidades de que el gobierno nacional tenga la capacidad de hacer estos cambios necesarios, Blejer opinó que “”es capaz de tomar estas decisiones””, pero también aseguró que “”hay una restricción política y la pregunta es cómo va a evolucionar el entorno político y si va a tener la voluntad de pagar por la estabilización””.

Repitió la conocida frase en el mundo de los economistas que dice que “no hay almuerzo gratis”” para graficar que, si se pretende reducir la inflación y el déficit fiscal, “”hay que tomar decisiones difíciles”. “No veo en este momento al Gobierno tomándolas””, indicó.

Según su opinión, el gobierno nacional tiene tiempo para corregir el rumbo, aunque no le sobra. Su descripción de la situación actual destacó que “”hay reservas razonables al momento y como es verano, la gente esta de vacaciones y hay tiempo para tratar de poner las cosas en su lugar””. Sin embargo, agregó que “”no hay tanto tiempo porque las reservas están disminuyendo y en cualquier momento puede haber una corrida contra la moneda””.

Blejer aclaró que no ve “una corrida bancaria” pero sí podría haber una corrida en la moneda “”y la inflación podría salirse de control, como la historia argentina ha mostrado en el pasado””.

Las primeras jornadas tras la devaluación de que acumula poco más del 15% en la última semana prendieron luces de alerta sobre la evolución de los precios internos, que ya sufrieron remarcaciones cuando el país está a las puertas de una negociación de salarios.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)