El Papa Francisco llegó a Chile

Publicado por

En su sexta gira Latinoamericana, el sumo pontífice será recibido por Michelle Bachelet.

El papa Francisco envió sus «cálidos augurios» y bendición a la Argentina al sobrevolar territorio argentino este lunes, sin mencionar la fecha de una eventual futura visita al país natal. En el marco de la visita del Sumo Pontífice a Chile y Perú, mientras el avión que lo transportó sobrevolaba territorio argentino, envió unas palabras al gobierno y un mensaje a todos sus compatriotas.

«Les pido por favor a todos ustedes que no se olviden de rezar por mi», indica el mensaje del papa argentino al pueblo de su país sobrevolado camino a Chile donde es esperado para una visita de tres días, antes de viajar a Perú el jueves.

“Mientras sobrevuelo el espacio aéreo argentino extiendo a usted mis cálidos saludos y envío sentidos buenos deseos para toda la gente de mi patria, asegurándoles a ellos mi cercanía y bendición. Les pido a todos, por favor, no olvidarse de rezar por mí”, añadió el mensaje firmado con la fórmula latina del nombre papal, Franciscus, y que fue primicia del portal especializado Vatican Insider, del diario italiano La Stampa.

El breve telegrama papal dirigido desde el aire al presidente Mauricio Macri señala: «En momentos en que sobrevuelo el espacio aéreo argentino extiendo a usted mis cálidos augurios y de todo corazón envío mis mejores anhelos a todo el pueblo de mi tierra natal, asegurándoles mi cercanía y mi bendición».

El primer papa latinoamericano de la historia en casi cinco años de pontificado ha visitado buena parte de los países que rodean su natal Argentina, comenzando por Brasil, Paraguay, Bolivia y pasando por Ecuador y Colombia.

Francisco en el vuelo hacia Chile regala a los periodistas la foto de un niño en Nagasaki que está llevando al hermano pequeño muerto al crematorio: “Conmueve más que mil palabras”

“Tengo miedo de una guerra nuclear, estamos al límite”. El Papa Francisco a bordo del vuelo hacia Chile regala a los periodistas una impactante y conmovedora foto, tomada en Nagasaki después de la bomba atómica: retrata a un niño en fila para el horno crematorio donde debe llevar a su hermano pequeño, que transporte sobre los hombros. Bergoglio ha escrito como comentario: “El fruto de la guerra”.