El predio de la Rural se convertirá en un autocine.

Compartí :-) .

El autocine es una forma de cine consistente en una gran pantalla al aire libre, un proyector de cine, un bar cafetería y una gran área de estacionamiento para automóviles. La pantalla puede ser tan simple como un muro pintado de blanco o tan compleja como una estructura de acero de complicado acabado.

En 1915, una época en que los automóviles aún eran una lujosa novedad, se inaugura en Nuevo México el «Theatre de Guadeloupe», un cine al aire libre que también tenía disponibilidad para 40 vehículos y operó por un año. En 1921, Claude V. Caver obtuvo un permiso para proyectar películas en el centro de la ciudad de Comanche, Texas . Los espectadores estacionaban de manera muy pegada para presenciar la proyección de películas mudas desde sus vehículos. Pese a la popularidad del cine al aire libre durante al década del 20, se realizaron pocos intentos de experimentar con drive-ins debido a cuestiones de logística.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el crecimiento de la población suburbana y rural así como del parque automotriz en los Estados Unidos generaron un ambiente propicio para una explosión de la popularidad de los autocinemas, con cientos de ellos siendo construidos cada año, cada inauguración siendo un evento social importante. También empezarían a expandirse a otros países: En 1946 se inauguraría el primer autocine en Canadá, mientras que en 1948 abriría el primer drive-in en Cuba y Latinoamérica. En 1949 se inaugura el primer autocine en Venezuela, específicamente el Autocine Los Chaguaramos en el sector homónimo de la ciudad de Caracas.

El predio de la Rural se convertirá en un autocine.

El predio de Palermo de la Sociedad Rural Argentina (SRA) se convertirá en un autocine con capacidad para 120 autos por función.

Según informaron directivos de La Rural SA, que explota el predio de Palermo de la entidad, a Ferias y Congresos, se trata del pabellón verde, de 8000 metros cuadrados, cuya conversión como autocine comenzaría a funcionar para mediados del mes próximo.

El emprendimiento es llevado adelante con FilmSuez y la cadena Atlas Cines. Según trascendió, la entrada costaría entre 1200 y 1500 pesos y habría servicios de comida en el lugar. Para que se ponga en marcha resta que el gobierno porteño autorice la actividad de autocines.

Mariano Suez, director de FilmSuez, remarcó: «Pensamos realizar al menos dos funciones diarias en viernes, sábados y domingos, y estamos analizando la posibilidad de sumar otras durante la semana. Habrá películas para adultos y para chicos, y también habrá publicidades y sponsors».

Las películas serán por la tarde y la noche. El autocine tendrá una pantalla de 16 metros x 9 metros y un proyector como el de los habituales cines. Los autos entrarían por la avenida Cerviño.

«Al ser indoor, nuestro autocine no tendría condicionales climáticos. Además, por la tecnología de proyección que utilizaríamos, la imagen tendrá la misma calidad que la de una sala de cine tradicional», dijo Carlos Solanet, gerente comercial de La Rural SA.

El autocine es una forma de cine consistente en una gran pantalla al aire libre, un proyector de cine, un bar cafetería y una gran área de estacionamiento para automóviles. La pantalla puede ser tan simple como un muro pintado de blanco o tan compleja como una estructura de acero de complicado acabado.Según se informó, además de las medidas de prevención por el coronavirus ya habituales, en el caso del autocine habrá otras que involucran al personal, los visitantes y el movimiento interno.

El Snack Bar del autocine

Al igual que con los cines convencionales, el snack bar es donde un autocine gana la mayoría de sus beneficios. Como resultado, gran parte de la promoción del autocine está orientada hacia el snack bar.

El bar de aperitivos típicos ofrece a cualquier alimento que puede ser servido con rapidez, como panchos, pizza, hamburguesas, palomitas, refrescos, café, chocolate, dulces y papasfritas.

Antecedentes Noches de Autocine en el Rosedal

La Ciudad disfrutó de  ediciones de las Noches de Autocine en el Rosedal, con una amplia oferta de proyecciones cinematográficas que disfrutaron gratis los vecinos.

Con propuestas «apta todo público», grandes y chicos podieron disfrutar de las cálidas noches veraniegas mirando en pantalla grande diferentes éxitos del cine.

error: En que podemos ayudarte?